¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Ugandeses hablan en contra de la impunidad policial tras el arresto de activistas juveniles

Kampala, Uganda. 27 April 2012 -- Riot police walk past the entrance to the Gaddafi National Mosque in Old Kampala. Photo by Will Boase. Copyright Demotix

Kampala, Uganda. 27 de abril de 2012 — policía antimotines camina por la entrada de la Mezquita Nacional de Gaddafi en antigua Kampala. Fuente: Will Boase. Derechos de autor Demotix

A principios de julio la policía arrestó a 14 jóvenes ugandeses, luego de participar en una conferencia de prensa para exigir elecciones libres y justas. El activista político Andrew Karamagi aprovechó la ocasión para instar a realizar reformas electorales en el Parque Centenario en la capital, Kampala. La policía los agrupó y acusó del delito de asamblea ilícita basándose en la Ley de Administración del Orden Público.

Se cree que los jóvenes detenidos están afiliados a la oposición Alianza Democrática, y deseaban discutir el arresto de los políticos de oposición, como el caso de Kizza Besigye y el ex primer ministro Amama Mbabazi.

Una publicación de Silver Kayondo en el blog Solidarity Uganda brinda una idea de las condiciones que podrían encontrar los detenidos en las prisiones ugandesas. Kayondo escribió este artículo tras realizar una visita a su amigo en la Estación de Policía Central ubicada en Kampala en el año 2014, quien fue aprehendido por haber “manifestado su repudio al discurso del fiscal general de Uganda sobre la manera en que el gobierno ugano estaba cumpliendo con la norma de ley”.

Back at the jail room, I was joined by two other friends from law school – Perez Onyait Odeke and Jonathan Mwesigwa Ssekiziyivu who were also there to visit Andrew. They had arrived earlier than me but they had been told that the police had instructions (from a higher authority) not to let anyone see Andrew before 1 p.m because “it was a special case.” Perez had been told to keep away from the Police Station lest he would be charged with being idle and disorderly! I found him standing at the City Square park – a public square that is cordoned off by police. We had walked back to the police station together. Jonathan was sitting on the short perimeter wall at the station. After exchanging a few jokes as we waited for the scheduled time, we set off for the police reception.

At the reception, one cannot fail to see the sorry state of the police station. The chairs are torn and tattered. The investigations rooms reeking with a pungent stench of human sweat and the humans there compete with reptiles (wall geckos and lizards) for space! Very little facelift has been done on the police station which we inherited from the British colonialists in 1962. The cement walls and floor are cracked. The store room where the suspects property (shoes, belts, caps, etc) are kept is not locked and it has no lockable drawers.

En la sala de la cárcel me reuní con dos amigos de la Escuela de Leyes – Perez Onyait Odeke y Jonathan Mwesigwa Ssekiziyivu, quienes estaban ahí para visitar a Andrew. Ellos habían llegado mucho antes que yo, sin embargo, les habían informado que la policía tenía instrucciones (de un mando superior) de no permitir que nadie visitara a Andrew antes de la una de la tarde, ya que “era un caso especial”. A Perez le dijeron que debía mantenerse alejado de la estación de policía para que no fuese acusado de ser ¡holgazán e indisciplinado! Lo encontré sentado en el parque de la ciudad – una plaza pública que se encuentra acordonada por la policía. Volvimos caminando juntos a la estación. Jonathan se encontraba sentado sobre la pequeña pared perimetral de la estación. Después de compartir algunas bromas, mientras llegaba la hora establecida, nos dirigimos hacia la recepción de la policía.

Allí uno no puede evitar ver el estado deplorable de la estación. Las sillas están rotas y completamente destruidas. Las salas de investigación emanan un fuerte hedor a sudor y los humanos de ese lugar compiten con los reptiles (gecos y lagartijas) ¡por espacio! Muy pocas mejoras se han hecho en este lugar, el cual heredamos de los colonizadores ingleses en 1962. Las paredes de hormigón y los pisos tienen grietas. La bodega, donde se almacenan las pertenencias de los sospechosos (zapatos, cinturones, gorras, etcétera), no posee cerrojo y no cuenta con casilleros con llave.

De vuelta al caso actual, Raymond Qatahar y Samson Tusiime visitaron a uno de los jóvenes aprehendidos, Daniel Arinaitwe Turitwenka, quien también es su amigo. Aunque los jóvenes se encontraban en buena forma al momento que el dúo realizó la visita, ellos también descubrieron que se encontraba ahí un oficial de policía, que había pasado dos semanas en detención sin juicio previo. Esto los indignó a tal punto que crearon la etiqueta #ImpunityUg (Impunidad en Uganda).

La policía de Uganda se ha reducido a un pequeño grupo armado que lucha contra la oposición, dedicando medio tiempo a preservar la ley.

Solo porque estemos agradecidos por la revolución no significa que debamos pasar nuestras vidas pagando las consecuencias; ya estamos hartos.

Lloro por todos los ugandeses inocentes que se encuentran encarcelados por razones equivocadas y que pasan desapercibidos por no ser tuiteros.

Mientras combatamos al terrorismo de los extremistas, luchamos con el terror que cae sobre los nuestros.

Imagen: Existe una razón por la cual se separa la milicia y la policía. Uno combate a los enemigos del Estado y el otro sirve y protege al pueblo. Cuando la milicia realiza ambas tareas, entonces el pueblo tiende a convertirse en el enemigo del estado.

Hace unos días se trataba de liberar a los políticos, ahora ¿es a nuestros amigos? El gobierno se equivocó a lo grande #FreeDanny (liberen a Danny)

Daniel Arinaitwe Turitwenka y sus amigos después fueron trasladados al tribunal, imputados por desobeder una orden legítima y luego liberados bajo fianza. Masake Anthony de Chapter Four Uganda compartió el reporte policial:

Reporte policial de @DannyT_UG y otros seis. Las mentiras sobre agresión que recorrieron la red deben ser reprendidas.

Entre tanto, JoanNe N☆Nvannungi instó a sus compatriotas para empezar a documentar la impunidad policial:

El siguiente paso para los ugandeses es documentar esta impunidad mediante cámaras, videos y fotografías. Compartan y hagamos que la policía actúe como debería hacerlo.

Samson Tusiime y Raymond Qatahar, inspirados en la discusión, han lanzado un proyecto denominado THEZEITGIEST, el cual discutirá la problemática de diferentes rubros que afectan a los ugandeses. El proyecto consistirá principalmente de reuniones frente a frente que serán grabadas y cuyo audio será compartido a través de la red:

Tuit 1: The Zeitgeist no es un programa político. No existen bandos. Únicamente se discutirá lo que es mejor para el país y la manera de realizarlo.

Tuit 2:  30 minutos más tarde, respuestas de lo que The Zeitgeist debería cubrir. Sigan enviándolas. Vota aquí http://t.co/iECHt5wwfL

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.