¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Validará la visita del ex-vicepresidente de Taiwan el revisionismo chino de la Segunda Guerra Mundial?

Taiwan Ex-president Lien Chan visited Beijing and met China President Xi Jinping back in 2013. Photo from Xinhua.

El ex-vicepresidente de Taiwan Lien Chan visitó Pekín y conoció al presidente de China Xi Jinping en 2013. Foto de Xinhua.

Este post ha sido escrito por el socio de Global Voices y editor del New Bloom Magazine, Yeh Jiunn Tyng y por el autor de Global Voices I-fan Lin, y traducido al inglés por Tu Min.

Lien Chan, que fue vicepresidente de Taiwan (República de China) desde 1996 hasta 2000, partió de Taipei para asistir a un desfile militar de la Segunda Guerra Mundial a celebrarse en la vecina República Popular de China el 3 de setiembre de 2015. Las noticias han provocado mucha controversia, ya que Lien era una figura destacada en el partido del gobierno de Taiwan, Kuomintang, y su presencia es simbólica para la actuación militar del Partido Comunista Chino.

El Kuomintang, que dirigió los esfuerzos chinos para defenderse contra la invasión de Japón en la Segunda Guerra Mundial, ya conmemoró el 70 aniversario de la guerra el 4 de julio en Taiwan. Dado que el Partido Comunista Chino no reconoce el papel principal de Kuomintang en el conflicto, la presencia de Lien en el desfile militar del continente parece perjudicar a su propio partido.

Ma Ying-Jeou, el presidente de Taiwan, ha comentado que no es adecuado que Lien asista al desfile porque respalda la afirmación de China de que el Partido Comunista Chino fue una parte crucial en la defensa contra la invasión japonesa, restando importancia al liderazgo del Kuomintang. Hau Pei-Tsun, el ex-Jefe del Estado Mayor General de Taiwan desde 1981 hasta 1989 y veterano de la Segunda Guerra Mundial, también escribió una carta abierta a un periódico de Hong Kong, ordenando al Partido Comunista Chino que revise su interpretación de la historia de la Segunda Guerra Mundial y reconozca el papel central del Kuomintang.

En varias ocasiones desde 2014, el Presidente de China Xi Jinping ha ordenado a historiadores e intelectuales que hurguen en “el firme papel” que el Partido Comunista Chino jugó en la Segunda Guerra Chino-Japonesa, con la esperanza de establecer la legitimidad del partido dejándose llevar por los sentimientos anti-japoneses populares. La lucha contra la invasión de Japón es por lo tanto el comienzo del “resurgimiento nacional” de China. El desfile militar y la película “La Declaración de El Cairo” son parte del gran plan del Partido Comunista Chino para promover su contribución en la lucha contra los japoneses localmente y contra el fascismo en todo el mundo.

A diferencia de muchas figuras políticas importantes en el Kuomintang, la familia de Lien se mudó a Taiwan antes de que el partido se trasladase allí tras perder la guerra civil contra el Partido Comunista Chino en 1949, cuatro años después del final de la Segunda Guerra Mundial. Por lo tanto, Lien incorpora la afirmación del Partido Comunista Chino de que los taiwaneses trabajaron junto a los chinos durante la Segunda Guerra Chino-Japonesa, a pesar del hecho de que Taiwan fue colonizada por Japón en ese momento y a muchos taiwaneses se les pidió que luchasen por Japón en la Segunda Guerra Mundial.

Líneas cronológicas desviadas

La República de China se estableció en 1911, pero pronto se vio en otro periodo de caudillismo. Después de que el líder del Kuomintang, Chiang Kai-shek, apaciguase a los caudillos importantes y anunciase la unificación de China en 1928, Japón comenzó su invasión de la ciudad del noreste chino Shenyang en 1931. Las fuerzas japonesas siguieron invadiendo al ejército de Chiang, conduciendo a la declaración de la Segunda Guerra Chino-Japonesa en 1937. Además de las amenazas externas, el conflicto interno entre el Kuomintang y el Partido Comunista Chino se estaba tramando. Pero los dos partidos políticos acordaron dejar a un lado sus problemas y cooperar en la lucha contra los japoneses.

La Segunda Guerra Chino-Japonesa duró ocho años antes de que los japoneses se rindiesen. Las descripciones actuales de la guerra difieren enormemente entre los dos partidos. En Taiwan, el Kuomintang entiende que el Partido Comunista Chino evitó las batallas con los japoneses, y que luego consolidó su poder en regiones ocupadas por los japoneses. En China, el partido comunista resta importancia al papel de Kuomintang en la guerra.

La guerra civil china estalló después de la Segunda Guerra Chino-Japonesa. El Kuomintang, que era el partido en el gobierno de China por entonces, se trasladó a Taiwan en 1949. Durante el mismo año, el Partido Comunista Chino estableció la República Popular de China.

Un internauta chino se preguntó en Twitter cómo el partido comunista podía afirmar que habían ganado la guerra contra los japoneses en 1945 si la República Popular de China no fue establecida hasta cuatro años después.

老師:「誰能用一句話,講一個精彩的穿越故事?」
學生:「一個1949年才成立的國家,卻在1945年的時候就成了戰勝國。」
老師:「你給我滾出去… …」

Profesor: “¿Quién puede contar una historia de viajes en el tiempo en una frase?
Alumno: “Un país establecido en 1949 se las arregló para conseguir la victoria en una guerra en 1945.”
Profesor: “Vete y piérdete… … “

‘Un evento de lavado de cerebro’

Lien Chan fue el candidato a la presidencia del Kuomintang en 2000 y 2004, pero perdió ambas elecciones ante Chen Shui-Bian, el candidato a la presidencia del Partido Progresista Democrático. Como el Partido Comunista Chino no confiaba en Chen Shui-Bian, la relación entre China y Taiwan fue tensa durante el gobierno de Chen. En 2005, China aprobó la Ley Anti-Secesión, que permite usar la fuerza para volver a tomar Taiwan si alguna vez declarase formalmente la independencia.

Después de perder las elecciones de 2004 ante Chen Shui-bian, Lien tomó ventaja de la tensión entre ambos lados del Estrecho y visitó China en calidad de presidente del Kuomintang en abril de 2005, convirtiéndose en el primer presidente desde 1949 en hacerlo. A Lien incluso se le concedió el Premio Confucio de la Paz en 2010 por su relación con China. En 2011 y 2014, el premio se le concedió a Vladimir Putin y a Fidel Castro, respectivamente.

El ex-vicesecretario del partido del Kuomintang, Chang Rong-gong, que acompañara a Lien en el desfile militar en Pekín, recalcó en una entrevista:

大陸有大陸的觀點,雙邊對話可達到比單邊陳述達不到的效果,為兩岸未來開展共同研究抗戰史的契機。

Aunque la China continental tiene su propia interpretación de la guerra, la presencia de un diálogo que aclare esta interpretación sigue siendo mejor que nada. Con intercambios mutuos, y con la esperanza de un buen comienzo, trabajaremos duro en investigar la historia de la Segunda Guerra Chino-Japonesa.

Sin embargo, muchos taiwaneses consideran la visita de Lien una traición. Chen Ming-Fang, un profesor en el departamento de literatura taiwanesa en la Universidad Nacional de Cheng Chi, comentó en Facebook acerca de la visita de Lien:

九三大閱兵,是一次大洗腦。中國百姓看到軍容強盛的大陣仗,立即忘掉天津大爆炸,忘掉所有的貪官污吏,忘掉天安門事件的痛苦,忘掉文化大革命的羞辱。[…]連戰的到來,正好滿足了做為奴才的心願,可以與主子站在一起看閱兵,縱然他知道這樣的閱兵,其實是向台灣人民示威,縱然他知道這是在篡改歷史記憶。

El desfile militar del 3 de setiembre es un evento de lavado de cerebro. Los ciudadanos chinos verán a su fuerte ejército y pronto olvidarán la explosión de Tianjin, los funcionarios corruptos, el dolor de la masacre de Tiananmen, y la humillación de la Revolución Cultural. […] La asistencia de Lien Chan sólo realiza su propio deseo de ser un secuaz [del Partido Comunista Chino] para ver el desfile con su amo, aunque sabe que este desfile militar es una amenaza para los taiwaneses e intencionado para alterar la historia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.