¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Daneses comunes y corrientes ofrecen antídoto de ‘bienvenida’ ante aviso gubernamental contra refugiados

Rødby, Denmark. 7 September 2015 -- A refugee arriving by train from German Puttgarden to the Danish port Roedby receives water and biscuits from local people. Most wanted to continue to Sweden by train but police stopped the train and let the refugees on to buses. Photo by Ole Jensen. Copyright Demotix

Rødby, Dinamarca, 7 de setiembre de 2015 — Una refugiada que llega a por tren desde Puttgarden en Alemania al puerto danés de Roedby recibe agua y galletas de los lugareños. La mayoría quería seguir a Suecia por tren, pero la policía detuvo el tren y dejó seguir a los refugiados en bus. Foto de Ole Jensen. Derechos reservados Demotix.

¿Las personas que buscan asilo y los traficantes consultan los periódicos antes de partir? La ministra danesa de Extranjeros, Integración y Vivienda, Inger Stoejberg, parece creer que sí, y quiere asegurarse de que nadie que esté considerando ingresar a Dinamarca se haga ilusiones sobre el estado de la actual política danesa de asilo.

Con ese fin, en los primeros días de setiembre se publicaron avisos en cuatro diarios libaneses, incluidos The Daily Star y Assafir, que explicaban que el gobierno danés estaba reduciendo los beneficios para quienes buscan asilo y detallaban medidas nuevas y más duras. Las personas que buscan asilo y cuyos pedidos han sido aprobados temporalmente deberán esperar un año para una reunificación familiar, y aquellas cuyas solicitudes han sido rechazadas serán obligadas a dejar el país lo más pronto posible.

The Danish Ministry of Immigration, Integration and Housing's advertisement aimed at refugees.

El anuncio del Ministerio de Inmigración, Integración y Vivienda de Dinamarca dirigido a los refugiados.

Los anuncios son creación de la polémica ministra de Inmigración, Integración y Vivienda de Dinamarca, Inger Stoejberg, y han sido duramente criticados desde todos los rincoes desde julio, cuando la ministra anunció sus intenciones de publicarlos.

Además de un esperado desacuerdo de la sociedad civil que trabaja con refugiados y reubicación, las principales empresas danesas también recurrieron a los medios para expresar su preocupación de que los avisos perjudicarán la reputación de Dinamarca en el extranjero, y que será más difícl atraer a trabajadores extranjeros al país debido a un clima hostil. Según dice Kim Nøhr Skibsted, vicepresidenta de comunicaciones de Grundfos, una de las empresas más importantes de Dinamarca:

Det, der desværre ofte står tilbage efter flygtningedebatten, er, at vi danskere ikke kan lide fremmede. De ser anderledes ud, de tænker anderledes, de kan ikke integreres. Alt det der. Det påvirker vores ry og også muligheder for at tiltrække kvalificeret arbejdskraft. Hvem vil flytte til Danmark, hvis man ikke føler sig velkommen?

Desafortunadamente, lo que queda luego del debate de immigración es que a los daneses no nos gustan los extranjeros. Tienen un aspecto diferente, piensan diferente, no se pueden integrar. Todo eso. Esto afecta nuestra reputación y también nuestra capacidad para atraer trabajadores calificados. ¿Quién va a querer mudarse a Dinamarca si no se van a sentir bien recibidos?

Sin embargo, la respuesta más creativa y eficiente no vino de los grupos industriales más poderosos ni de las sólidamente establecidas ONG que abundan en Dinamarca, sino de daneses comunes y corrientes en medios sociales. Los ciudadanos daneses han respondido ágilmente en línea, usando medios sociales con mayores efectos de los que tuvo la ministra y su aviso pagado con dinero de los contribuyentes.

Tres cibernautas formaron el grupo “No a las tácticas de miedo, bienvenidos los refugiados” en julio, cuando la ministra anunció sus planes de publicar los anuncios. El grupo de Facebook tiene 25,000 miembros y ha estado recaudando fondos incesantemente para publicar avisos en sentido contrario en periódicos internacionales. Como explica el administrador del grupo en respuesta a la publicación:

Der er forskellige lag, om du vil, i kampagnen. Det handler om at sætte en dagsorden. At vi skal italesætte hvordan vi taler til og om flygtninge. Derudover tror vi næppe en person på flugt fra bomber har overskud til at sætte sig grundigt ind i avisannoncer – hvilket vi forsøger at adressere – at præmissen for Støjbergs skræmmekampagne er forfejlet.

Hay varios niveles en nuestra campaña. Se trata de fijar los objetivos –queremos hablar de cómo hablamos con y acerca de los refugiados. No creemos que una persona que huye de las bombas necesariamente tenga ocasión de analizar cuidadosamente los anuncios de periódicos, que es algo que también tratamos de destacar, que la premisa de los avisos de [Inger] Støjberg es incorrecta.

Hasta ahora, los anuncios han sido publicados en The Guardian y en el alemán Tageszeitung, y tienen planeados más si los fondos lo permiten. Los anuncios de Bienvenidos Refugiados se la han puesto difícil a la campaña del gobierno y han hecho notar al resto del mundo una discrepancia de base con la línea oficial del gobierno.

Welcome Refugees advertisement.

Aviso: “Estimados refugiados, les damos la bienvenida a Dinamarca”.

El momento en que han aparecido ambas campañas no podría ser más conmovedor. Mientras el Medio Oriente y partes de África están agitados por una crisis de refugiados a niveles que no se ven desde la Segunda Guerra Mundial, los políticos en Europa están tratando de resolver la manera de responder.

En Dinamarca, esto ha supuesto un endurecimiento de las políticas de asilo, con apoyo de todo el espectro político en los últimos tres gobiernos. Dinamarca ha optado por retirarse del marco de trabajo europeo de reubicación de refugiados, y el influyente Partido Popular Danés, que representa la mayoría parlamentaria del gobierno sin unírsele formalmente, quiere dejar el tratado de Schengen, que permite el traslado entre los países miembros sin pasaporte.

Sin embargo, en las últimas semanas se ha visto una oleada pública de apoyo a los refugiados, que refleja una tendencia mayor en Europa, donde alemanes e islandeses están abriendo sus casas para acoger a familias de refugiados, llegan con agua, comida y globos a las estaciones de tren, y los daneses están asumiendo el trabajo de importantes organizaciones de ayuda y van a la isla griega de Lesbos con contenedores llenos de provisiones.

Es poco probable que las personas que huyen en circunstancias desesperadas puedan tomarse el tiempo de sentarse y leer anuncios y publicaciones en Facebook, comparar cuidadosamente los montos de los subsidios y luego tener los medios y el poder para escoger un traficante que les llevará a su destino elegido. Las investigaciones indican que el nivel del subsidio entregado en cada país de destino juega un rol menor en las personas que buscan asilo, pero es la señal simbólica que las campañas de anuncios rivales envían alto y fuerte en Dinamarca. Son parte de una batalla mayor de valores, que se desarrolla en las estaciones de trenes de Europa, en casas privadas y medios sociales en este momento.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.