¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Se aproxima el fin de la ‘Constitución de la Paz’ en Japón

brawl in japan diet

Incidentes en una sesión legislativa en la Dieta de Japón. Captura de pantalla del canal oficial de ANN en YouTube.

El caos reinó durante gran parte de la semana del 14 de setiembre en la Dieta de Japón al inicio del proceso liderado por el gobierno de coalición del Primer Ministro Shinzo Abe para sancionar una controvertida ley que facultará a Japón a ir a la guerra.

Abe declaró que esperaba que la ley sea aprobada por la Cámara de Consejeros, la cámara alta del parlamento bicameral japonés, a lo sumo el viernes 18 de setiembre.

Los partidos opositores hicieron todo lo posible para obstaculizar los planes del bloque oficialista y alentaron a decenas de miles de manifestantes a salir a la calle a protestar en el centro de Tokio.

Último momento: Los partidos opositores intentaron impedir la aprobación de la ley por la Paz y Seguridad, mientras una multitud protestaba frente a la Dieta Nacional de Japón

Guerra y paz

Una vez aprobada, la Ley por la Paz y Seguridad aumentará de manera significativa el rol de las Fuerzas de defensa en el exterior y facultará a Japón al ejercicio de su “derecho a la defensa colectiva” y a participar en operaciones militares con otros países como EE. UU.

Dependiendo de quién sea consultado, el proyecto de ley puede ser considerado técnicamente inconstitucional, por contravenir el artículo 9 de la “Constitución de la Paz” sancionada en Japón después de la Segunda Guerra Mundial.

El gobierno comenzó el proceso para sancionar la ley el miércoles 16 de setiembre. En el primer momento la comisión especial de la Cámara alta no pudo iniciar la sesión porque la entrada al recinto estaba bloqueada por legisladores que protestaban, como puede verse en el siguiente video:

Muchos de los legisladores que bloqueaban el acceso al recinto eran mujeres que llevaban vinchas rosadas que decían “¡Basta de acoso sexual!” (セクハラやめろ!). Las vinchas posiblemente hacían referencia al hecho de que al menos el 50% de las legisladoras en Japón han experimentado algún incidente de acoso sexual.

No todos los que comentaron en Twitter dieron muestras de empatía.

Tensiones en torno a la ley de Paz y Seguridad: Mientras se pueden oír advertencias de “¡No me toque! ¡Eso es acoso sexual!”. El presidente del comité Konoike Yoshitada no puede ingresar al recinto legislativo. ¿Fue falsamente acusado también el exjugador de béisbol de Kintestu Ishii Hiro? Sankei: http://www.sankei.com/politics/news/150916/plt1509160079-n1.html Estas lamentables vinchas rosadas probablemente no conocen la diferencia entre acoso sexual y andar a tientas en un tren.

Legisladores a los golpes

Eventualmente los legisladores lograron acceder a la Cámara, donde la oposición hizo todo lo posible para demorar la votación necesaria para que el proyecto pasara a la próxima etapa. Incluso hubo planes para presentar una moción de censura contra el presidente de la comisión parlamentaria Konoike Yoshitada.

Finalmente, los legisladores oficialistas recurrieron a un astuto plan que les permitió que el proyecto de ley fuera aprobado en la comisión. Cuando descubrieron que habían sido engañados, los legisladores rápidamente se quejaron ante el presidente de la cámara, lo que generó un incidente menor en la Dieta.

De la portada del Tokyo Shimbun: El gobierno insiste en la aprobación de la ley. La ley de Paz y Seguridad fue aprobada por la comisión parlamentaria. Los partidos opositores están preparados para plantear una moción de censura. Para más detalles lea la edición matutina del Tokyo Shimbun del 18 de setiembre.

‘Japón ha jurado terminar con la democracia’

De especial interés para muchos japoneses es que el hombre de bigote a la derecha de la fotografía es el coronel retirado Masahisa Sato. Actualmente se desempeña como representante del partido gobernante en la Cámara de consejeros de la Dieta japonesa. Sato tuvo a su cargo el Grupo japonés iraquí de Reconstrucción y Asistencia en enero y febrero de 2004, el primer grupo extranjero de apoyo militar japonés desde la Segunda Guerra Mundial.

A principios de la semana, antes del incidente, Sato en Twitter se quejó de las duras condiciones de trabajo en la Dieta:

Pasamos toda la tarde atrapados en la sala de reuniones, e imposibilitados de ingresar al recinto de la comisión. Los legisladores de la oposición incluso nos impidieron acceder a los sanitarios.

No todos se compadecieron por los inconvenientes ocasionados por las maniobras de la oposición que debieron soportar Sato y los demás legisladores oficialistas:

Seguramente usted comprenderá, Sato Masahisa, que lo que los muchachos están haciendo es inconstitucional.

Mientras tanto, una fuerte presencia policial impidió el acceso de los manifestantes a la Dieta en el centro de Tokio.

Aunque las manifestaciones no han sido violentas, estamos siendo testigos de un despliegue de fuerza histórico. Le estamos diciendo al mundo que “Japón ha jurado terminar con la democracia”.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.