¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El presidente de Sudáfrica culpa a Occidente por la oleada de refugiados, así que ‘debe abordarla’

Refugees on Hungarian highway on their march towards the Austrian border. Photo released under Creative Commons by Joachim Seidler.

Refugiados en una autopista húngara en su marcha hacia la frontera austriaca. Foto publicada en Creative Commons por Joachim Seidler.

El presidente de Sudáfrica Jacob Zuma ha culpado a Occdente, especialmente a los miembros de la OTAN, por la enorme afluencia de refugiados llegando a Europa.

Dirigiéndose a los diplomáticos extranjeros en un discurso en Sudáfrica el martes 15 de setiembre de 2015, dijo que la acción militar contra el difunto dictador de Libia, Muammar Gadafi, abrió las compuertas a los refugiados.

“Es su responsabilidad. Ellos lo provocaron, deben abordarlo,” dijo Zuma.

Observe a Zuma dirigiéndose a los diplomáticos en este vídeo de YouTube publicado por ENCA News:

Zuma también pidió el reconocimiento de un estado palestino basado en las fronteras de 1967, advirtiendo que no puede haber una paz duradera en la región mientras a los palestinos se les niegue el derecho a una tierra propia. En Siria, dijo que no se deberían tomar acciones militares para cambiar el régimen. También pidió un miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas del continente africano, preguntándose cómo “un continente de más de un billón de personas” no tiene un miembro permanente.

‘Claramente equivocado’

Observando que hubo una “pizca de verdad” en el discurso de Zuma, Peter Fabricius, un asesor de seguridad del Instituto de Estudios de Seguridad de Sudáfrica, sin embargo, sostuvo que su análisis fue “escaso, deficiente, acusatorio y claramente equivocado”:

No doubt NATO’s intervention contributed to the toppling of Muammar Gaddafi and therefore to the power vacuum that has turned Libya into ungoverned space, allowing human traffickers, unfettered, to launch tens of thousands of migrants from its shores towards Europe.
And conversely, the rival Libyan militias have made a business of trafficking migrants in order to raise money to further their own interests. This is a key driving force in the sudden ‘surge’ of refugees coming through that route.

Yet it was not ‘all quiet’ and ‘normal’ before NATO intervened, as Zuma suggested. The people of Libya had already risen against their brutal leader. And if ‘things were normal’ why did South Africa, Gabon and Nigeria vote for UN Security Council Resolution 1973 of 2011, authorising the NATO military intervention?

Like the NATO countries, South Africa did so because it feared Gaddafi was about to carry out his threat to exterminate the rebellious residents of Benghazi. So South Africa may also be said to have made its small contribution to the European refugee crisis.

Also, the events in Libya hardly account for the whole mass of refugees now reaching Europe, as Zuma implied. Most of the refugees are not from Libya. Most, now, are from Syria and – as the speechwriters acknowledged – are fleeing the war there with its brutal foes on both sides. The EU has had little to do with that war. Nor with many of the other places from which migrants are flowing, such as Eritrea, although it is certainly true that some EU nations share responsibility for the chaos in Afghanistan and Iraq, two other major sources of migrants.

No hay duda de que la intervención de la OTAN contribuyó al derrocamiento de Muammar Gadafi y por lo tanto al vacío de poder que ha convertido Libia en un espacio sin gobierno, permitiendo a los traficantes humanos, desencadenados, lanzar a decenas de miles de inmigrantes desde sus costas hacia Europa.
Y a la inversa, las milicias libanesas han hecho un negocio traficando con inmigrantes para recaudar dinero para fomentar sus propios intereses. Ésta es una fuerza impulsora clave en la repentina ‘oleada’ de refugiados que vienen a través de esa ruta.

Sin embargo no estaba ‘todo tranquilo’ y ‘normal’ antes de que la OTAN interviniese, como sugirió Zuma. La gente de Libia ya se había alzado contra su brutal líder. Y si ‘las cosas estaban normales’, ¿por qué Sudáfrica, Gabón y Nigeria votaron la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de 2011, autorizando la intervención militar de la OTAN?

Al igual que los países de la OTAN, Sudáfrica lo hizo porque temía que Gadafi estaba a punto de llevar a cabo su amenaza de exterminar a los residentes rebeldes de Benghazi. Así que también se puede decir que Sudáfrica ha hecho su pequeña contribución a la crisis de refugiados europea.

Además, los acontecimientos en Libia apenas explican toda la muchedumbre de refugiados que ahora están alcanzando Europa, como insinuó Zuma. La mayoría de los refugiados no son de Libia. La mayoría, ahora, son de Siria y – como los redactores de discursos reconocen – están huyendo de la guerra allí con sus brutales enemigos en ambos bandos. La Unión Europea ha tenido poco que ver en esa guerra. Ni en muchos otros lugares de los que vienen los refugiados, como Eritrea, aunque sí es cierto que algunas naciones de la Unión Europea comparten responsabilidad por el caos en Afganistán e Iraq, otras dos fuentes importantes de inmigrantes.

‘Alzándose contra la tiranía occidental’

En reacción a un artículo sobre el discurso en This is Africa, Buh Mai apoyó el argumento de que Occidente debe responsabilizarse:

The first time you have Spoken well Britain France and America should take full responsibility they cause this problem

La primera vez que has hablado bien. Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos deberían responsabilizarse por completo. Ellos causan este problema.

Ngariwa Aba Stanley vió esperanza en líderes africanos como Zuma, que se están alzando ante la “tiranía occidental”:

This however is a sight of hope that African Fathers to mother Africa like Jacob Zuma, [Zimbabwe President] Robert Mugabe, [Cameroon President] Paul Biya, [Equatorial Guinea President] Teodoro Obiang Nguema, [Kenya President] Uhuru Kenyatta and me, and the other few are now speaking and standing up against western tyranny. The west has been pulling off plugs in Africa for far too long directly and often times systematically. This has got to stop NOW!

Esto, sin embargo, es una visión de esperanza de que los Padres Africanos de la madre África como Jacob Zuma, [el presidente de Zimbabwe] Robert Mugabe, [el presidente de Camerún] Paul Biya, [el presidente de Guinea Ecuatorial] Teodoro Obiang Nguema, [el presidente de Kenia] Uhuru Kenyatta y yo, y otros pocos están ahora hablando y alzándose contra la tiranía occidental. Occidente ha estado tirando de los enchufes en África por demasiado tiempo directamente y a menudo sistemáticamente. ¡Esto tiene que acabarse YA!

A la vez que coincidía con el análisis de Zuma, Marcus A Mitchell, sin embargo, observó que Sudáfrica firmó la Resolución 1973, que autorizaba la acción militar en Libia:

He is right… and so should South Africa… the signed Resolution 1973 also… all countries that signed should have a part to play

Tiene razón… y también debería Sudáfrica… también firmaron la Resolución 1973… todos los países que firmaron deberían jugar un papel.

Compartiendo una opinión similar, Mbalekwa Ronald Mthombeni preguntó:

Speaking with a forked tongue. He contributed in killing Gadaffi by signing that resolution. Didn't he read before signing?

Hablando mentiras. Contribuyó en el asesinato de Gadafi al firmar esa resolución. ¿No leyó antes de firmar?

Comentando en Dispatch Live (no hay enlaces para comentarios individuales), Tron se burló de Zuma:

I love the way Zuma stands up there and dictates to the rest of the world how to run their countries, while in the meantime, Zuma cannot run this country.
He is skating on thin ice by criticising some of these other countries.

Me encanta cómo Zuma se pone ahí a dictar al resto del mundo cómo dirigir su países, mientras que Zuma no puede dirigir este país.
Está pisando terreno peligroso al criticar a algunos de estos países.

¿Un ‘terrible’ error?

Kenneth Burns, un comentarista de Daily Maverick, dijo:

“The western world, and the “imperialist” US in particular, came in for stinging criticism, while China’s leadership was lauded as the “guiding lodestar of our own struggle”.” Yet just yesterday the Minister of Health was turning to the U.S. to help South Africa with BCG vaccines for children to immunize them against TB. The [African National Congress, Zuma's party] is imploding, everyone has their own agenda due to lack of real leadership.

“El mundo occidental, y el “imperialista” EE. UU. en especial, fueron criticados, mientras que el liderazgo de China fue elogiado como “la estrella polar que guía nuestra lucha””. Sin embargo justo ayer el Ministro de Sanidad recurría a los EE. UU. para ayudar a Sudáfrica con vacunas de BCG para los niños para inmunizarlos contra la tuberculosis. El [Congreso Nacional Africano, el partido de Zuma] está implosionando, todos tienen su propia agenda debido a la falta de liderazgo real.

Joseph Brenner acusó a Zuma de hipocresía:

He points fingers at the imperial west but hops on a plane with his begging bowl in hand at the U.N summit. Not to mention the financial aid running into hundreds of billions given to S.A for development programs such as HIV/AIDS, our biggest killer.

It's time the west stops riding this wave of white guilt, handing out charity while getting mocked when they turn their backs. Africa needs to grow up.

Señala al imperialsta Occidente pero se sube a un avión con su plato de limosnas en la cumbre de la ONU. Por no mencionar la ayuda financiera de cientos de billones a Sudáfrica para programas de desarrollo como el del VIH/SIDA, nuestro mayor asesino.

Es hora de que Occidente deje de montarse en la ola de la culpa por ser blancos, repartiendo caridad mientras se burlan de ellos cuando vuelven la espalda. África necesita crecer.

Lawrence Dahl piensa que Zuma está cometiendo un terrible error por criticar a Occidente:

His anti-“imperialist,” anti-US stance will probably ultimately cost us AGOA [a US legislation designed to assist the economies of sub-Saharan Africa and to improve economic relations between the United States and the region] money. He is making a terrible mistake, but then all clear-thinking people know that already.

Su postura anti-“imperialista” y anti-EE. UU. probablemente nos acabe costando el dinero de la AGOA [una legislación de EE. UU. diseñada para asistir a las economías del África Subsahariana y para mejorar las relaciones económicas entre Estados Unidos y la región]. Está cometiendo un terrible error, pero todos los que piensan con claridad ya lo saben.

Aunque a Pierre Potgieter no le gusta Zuma, piensa que su análisis fue correcto:

I don't like the man, but he is correct. France and Nato's attack on Gaddafi, removed the one stabilizing factor in that country. By Attacking Assad in Syria they are making the same mistake.

No me gusta el hombre, pero tiene razón. El ataque de Francia y de la OTAN a Gadafi eliminó el único factor estabilizador en ese país. Atacando a Assad en Siria están cometiendo el mismo error.

Finalmente, un consejo de Erik Grobbelaar:

As the “leader” of a pretty disfunctional outfit called SA, he should probably rather withhold comment and focus his energy locally ….

Como “líder” de una organización bastante disfuncional llamada Sudáfrica, probablemente no debería hacer comentarios y centrar sus energías localmente…

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.