¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Prevalece la impunidad en delitos contra las mujeres en Colombia?

7330160038_5b9d63e812_z

Imagen de una pancarta en una marcha para protestar por la violencia contra las mujeres en Colombia. Foto tomada de la cuenta en Fickr de Marcha Patriótica bajo licencia Creative Commons.

Dos hechos ocurridos los últimos días en Colombia, el desafortunado asesinato de la periodista Flor Alba Núñez y el anuncio de la imputación a la cantante y actriz Carolina Sabino por el presunto delito de aborto dejaron un sinsabor entre los colombianos que se preguntan si su país sigue siendo tierra hostil para las mujeres.

Tras el asesinato de la periodista de 25 años de un disparo en la cabeza el pasado 10 de septiembre, de inmediato se manifestaron las asociaciones del gremio, expresando su rechazo. La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) hizo además un llamado a la fiscalía colombiana para actúe con diligencia en este caso. Mientras que Reporteros Sin Fronteras (RSF) enfatizó en que se debe prestar más atención a las amenazas recibidas por internet, como fue el caso de Nuñez. Y concluye con cifras escalofriantes:

Colombia, el tercer país más mortífero para el gremio en el continente americano, se encuentra en el lugar 128, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2015 de RSF.

El blog Periodismo en las Américas hace un recuento de los asesinatos que han ocurrido en el país durante este año:

Luis Carlos Peralta Cuéllar, director y propietario de la emisora Linda Estéreo, fue asesinado el 14 de febrero en Doncello, departamento de Caquetá. Édgar Quintero, periodista de Radio Luna, fue baleado por un desconocido el 2 de marzo en Palmira, departamento del Valle del Cauca.

El CPJ reporta que 46 periodistas han sido asesinados en Colombia desde 1992. El país ocupa el octavo lugar en el Índice Global de Impunidad 2014 de la organización sobre asesinatos de periodistas.

Mientras que periodistas como Héctor Abad Faciolince también alzaron su voz en protesta:

Otros hicieron plantón:

Al día siguiente del asesinato de la periodista, la Fiscalía General de la Nación solicitó una audiencia para imputar cargos a la actriz y cantante Carolina Sabino por el presunto delito de aborto. Caso que se dio a conocer después de que ese organismo interceptara una conversación telefónica entre Sabino y su hermana, la también actriz Lina Luna, como parte de la investigación en contra de la expareja de esta última, un hacker condenado en abril pasado a 10 años de prisión por espiar a los negociadores del proceso de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ese mismo día ella, Carolina publicó en su cuenta de Twitter su inconformidad con la solicitud de la fiscalía porque al ser publicada en los medios y no notificada a ella primeramente, vulneró tanto su intimidad, como su dignidad:

En Colombia, las mujeres pueden interrumpir el embarazo en caso de que represente un riesgo para su salud, malformación del feto y violación. Sin embargo, este incidente abrió una polémica y creó una corriente de apoyo general a Sabino, precisamente por la forma en que fue dado a conocer, y que finalmente hizo que la fiscalía revocara la petición tres días después, luego de la indignación generalizada de la opinión pública.

Estos son algunos ejemplos de los muchos mensajes de solidaridad con Sabino:

En el portal Las dos Orillas, Juan Mosquera Restrepo, también se unió en defensa de Carolina Sabino:

El atentado que ha cometido la Fiscalía al filtrar esta historia privada a medios de comunicación es, a todas luces, una violación del derecho a la intimidad

Y otros como Gustavo Bolivar, coinciden en la importancia de las redes sociales:

Pero el daño a Carolina ya estaba hecho y nadie va a responder por él. Sin embargo, no es la primera vez que el Fiscal General de Colombia, Eduardo Montealegre, se ve envuelto en un caso controvertido relacionado con mujeres. Ya ocurrió con la también periodista Jineth Bedoya, quien fue secuestrada y violada por paramilitares hace 15 años, cuando tuvo que reactivar la detención y la orden de captura de Alejandro Cárdenas Orozco, implicado en el delito y quien fue dejado en libertad este año, mientras el caso sigue sin resolverse.

En cuanto acusación contra Sabino, Montealegre se defendió argumentando que no sabía nada. Se espera que sí logre dar con los autores del asesinado de la periodista Flor Alba Núñez.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, promulgó este año una ley que tipifica el feminicidio como un delito autónomo y castiga con hasta 41 años de cárcel el homicidio de una mujer por razones de género. En Colombia, 88 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas en 2014, revela un informe de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), de acuerdo con la revista Semana.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.