¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Último viceministro de Transportes de Grecia era demasiado racista, homofóbico y antisemita como para conservar el puesto

Cabinet members are sworn in for the third cabinet of Alexis Tsipras and the first after his re-election. At the Presidential Mansion in Athens, Greece on September 23, 2015. Photo by Wassilis Aswestopoulos. Demotix (c).

Miembros del gabinete prestan juramento para el tercer gabinete de Alexis Tsipras y el primero luego de su reelección. En la Mansión Presidencial en Atenas, Grecia, el 23 de septiembre de 2015. Ministro de Defensa, Panos Kammenos, y Secretario de Estado de Infraestructura, Dimitris Kammenos. Foto de Wassilis Aswestopoulos. Demotix (c).

Menos de 12 horas después de haber sido designado como viceministro de Infraestructura y Transporte del recién formado gobierno griego, Dimitris Kammenos fue obligado a renunciar. Su período en el cargo es el ejercicio ministerial más corto en la historia griega reciente. Su renuncia fue anunciada en Twitter, luego de los pedidos del primer ministro Alexis Tsipras, que en ese momento estaba en Bruselas para una cumbre de líderes de la Unión Europea sobre la crisis de refugiados sirios.

Hasta que se sepa la verdad sobre el caso de las publicaciones antisemitas y racistas, el vice [ministro] facilitará el trabajo del gobierno con su renuncia.

La razón para la súbita destitución fueron revelaciones de que en los últimos dos años, Kammenos publicó en @portaporta (“puerta a puerta”), una cuenta de Twitter ya desactivada, varios comentarios racistas, antisemitas y homofóbicos.

Más de 20,000 tuits en 24 horas enviaron al exministro Dimitris Kammenos a casa, dice @protothema (en griego).

Dimitris Kammenos es miembro del partido de derecha Griegos Independientes, que es el socio menor de la coalición del partido de izquierda de Alexis Tsipras —controvertida alianza que poco a poco se está convirtiendo en un lastre para Tsipras, a quien ahora critican por no lograr vetar sus designaciones ministeriales de manera adecuada.

Todos sabían de los insultos antisemitas y homofóbicos de Dimitris Kammenos (conocido como #portaporta), todos menos el primer ministro que lo designó.

Creo que Alexis Tsipras acaba de ganar su entrada al Libro Guinness de Récords como el político más cínico que haya existido. #PortaPorta

Alguien deberían informarle al primer ministro sobre los tuits de los futuros candidatos antes de que les concedan deberes ministeriales. Esto es un ridículo espectacular.

Los tuits que sellaron un final rápido

Entre los detestables tuits de Kammenos había insultos dirigidos al primer ministro Alexis Tsipras, a quien llamaba criminal. Kammenos también lanzó calumnias a la ideología izquierdista de Tsipras.

Llama criminal a Tsipras e insulta la ideología izquierdista. Entonces, ¿por qué aceptó el ministerio?

En otro tuit, Kammenos insultó a todo ciudadano griego que participaba en marchas del orgullo gay.

¡El éxito en elegir ministros CONTINÚA!

Atreviéndose a entrar en el terreno de las teorías conspirativas, Kammenos también expresó su firme creencia de que los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, fueron un complot judío.

ggggggggggggggggggggggggg

El tuit dice en griego: “Y no olvidemos 2.500 judíos trabajaban en el World Trade Center y ese día ni uno solo llegó al trabajo”.

Tal vez el más problemático de todos los tuits de Kammenos fue una imagen alterada con Photoshop del campo de concentración nazi de Auschwitz, donde el lema alemán “Arbeit macht frei” (“El trabajo te hará libre”) se reemplaza con la frase griega “Μένουμε Ευρώπη” (“Nos quedamos en Europa”), que se hizo popular durante el reciente período de referéndum de Grecia, cuando algunos quisieron comparar la crisis económica griega con el Holocausto.

CIRuOgXWUAE6gee

La leyenda de la foto dice en griego: “Nos quedamos en Europa dicen, a cualquier costo dicen, hágannos firmar cualquier cosa que digan. Yo digo sí, pero primero deberían pagar el precio”.

La reacción del Consejo Central de Comunidades Judías en Grecia, publicada el 24 de junio de 2015, fue feroz:

The Central Board of Jewish Communities in Greece expresses the outrage and the repudiation of the Greek Jewry at the shameful photo posted on Facebook by MP Dimitris Kammenos (of the Independent Greeks – ANELL party). The post trivializes in the most hideous way the sign over the gate of Auschwitz. In the photo posted the “We stay in Europe” moto has replaced the world known sign which “welcomed” 1.500.000 Jews who were tortured and exterminated by the Nazis in the gas chambers. We call upon the President of the Greek Parliament and the representatives of all democratic parties to condemn the malevolent trivialization of the Holocaust of the 6 million Jews and all the victims of this barbarity, a trivialization that at the same time downplays the importance of the struggle against Fascism and Nazism in our country. We must not stay indifferent to such phenomena because if our society allows the distortion of the historical truth and memory of the Holocaust, it would have been as if we reopened the gate of Auschwitz to new crimes against humanity.

El Consejo Central de Comunidades Judías en Grecia expresa la indignación y el repudio de los judíos griegos por la vergonzosa foto publicada en Facebook por el parlamentario Dimitris Kammenos (del partido Griegos Independientes – ANELL). La publicación trivializa de la manera más abominable el cartel encima de la puerta de Auschwitz. En la foto publicada, el lema “Nos quedamos en Europa” ha reemplazado el mundialmente conocido lema que “daba la bienvenida” a 1.500.000 de judíos que fueron torturados y exterminados por los nazis en las cámaras de gas. Hacemos un llamado al presidente del Parlamento griego y los representantes de todos los partidos democráticos para que condenen la malintencionada trivialización del Holocausto de los seis millones de judíos y todas las víctimas de esta barbarie, una trivialización que a la vez resta importancia a la lucha contra el fascismo y el nazismo en nuestro país. No debemos quedarnos indiferentes a estos fenómenos porque si nuestra sociedad permite la distorsión de la verdad histórica y la memoria del Holocausto, es como si reabriéramos la puerta de Auschwitz a nuevos crímenes contra la humanidad.

Las secuelas

En un intento de defenderse, Dimitris Kammenos sostuvo que no solamente su cuenta de Twitter, sino todos sus perfiles en medios sociales los manejan un equipo de 15 personas, lo que ha traído numerosos ataques informáticos y “distorsiones de la verdad”. Hasta ahora, el público ha mostrado poco interés o confianza a las explicaciones y excusas de Kammenos.

Debo decir que le creí. Ayer le di ME GUSTA a la foto de una chica y le dije a mi esposa que alguien había entrado a mi (cuenta de) Facebook.

Ya, en serio, ¿cuánto le tomó salir con la excusa de “han entrado a mi cuenta”? Cretino.

Niega todos los tuits racistas, sostiene que alguien entró a su cuenta, convence a todos los que dudan, pues a los fascistas se les conoce como cobardes.

En la era de medios sociales, donde ahora los ciudadanos pueden dejar oír su voz fuerte y visiblemente contra cualquier cosa injusta y no ética, los políticos ya no son las figuras omnipotentes e “intocables” que eran después de ser elegidos

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.