¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Lo que está haciendo Ecuador ante la emergencia del volcán Cotopaxi

1158155941_6e2b275b4f_z

Volcan Cotopaxi visto desde la ciudad de Quito. Imagen del usuario de Flickr Malcolm Surgenor, usada con licencia CC Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.0 Generic (CC. BY-NC-ND 2.0).

Post publicado originalmente en el blog Globalizado de Juan Arellano.

El Cotopaxi, un volcán activo situado a 50 km al sur de Quito, la capital de Ecuador, entró en un periodo de gran actividad el pasado 14 de agosto cuando arrojó una columna de gases, vapor y ceniza. Además, se registraron dos explosiones y un aumento en la actividad sísmica y desde entonces sigue vigente en la región la alerta amarilla, que implica que la amenaza crece en extensión y severidad.

El volcán tiene un largo historial de erupciones, la última de ellas hace 138 años.

El siguiente video subido a YouTube por el usuario Andes Climbing Ecuador muestra una columna de gases saliendo del volcán el día 22 de agosto:

Los peligros de erupciones explosivas del Cotopaxi que arrojen lava y otros elementos sólidos son permanentes. Se calcula que unas 325.000 personas se encuentran en las probables rutas por las que discurrirían las avalanchas provocadas por el material volcánico, distribuidas en las provincias de Cotopaxi, Napo y Pichincha.

Dado que la actividad volcánica no ha disminuido desde la primera humareda del 14 de agosto, y la actividad sísmica se ha incrementado, los especialistas están manejando tres escenarios posibles: 1- Que el proceso eruptivo del volcán se prolongue por meses, con ascenso de magma al reservorio interior del volcán y explosiones moderadas. 2- Que las explosiones sean violentas con emisión de gran cantidad de flujo piroclastico, derritiendo los glaciares de las laderas y provocando avalanchas. 3- Que disminuya la actividad eruptiva.

Los escenarios 2 y 3 son los calificados como menos probables.

Ante esto el gobierno ecuatoriano, a través de la Secretaría de Gestión de Riesgos ha iniciado labores de asistencia tales como «medidas de autoprotección, rutas de evacuación, puntos de encuentro, albergues y manejo de animales» en las zonas aledañas al volcán, donde también han distribuido materiales de protección como mascarillas, gafas protectoras y frazadas. Por otra parte el Ministerio de Agricultura ha repartido alimentos para ganado para «mitigar los efectos de la ceniza en la salud de los animales».

Una de las ciudades más afectadas por una eventual erupción del Cotopaxi sería Latacunga, ciudad de unos 240. 000 habitantes situada al sur del volcán. Para prevenir desgracias, se están repartiendo mapas con las zonas seguras para evacuación en caso de erupción. Por otra parte el Ministerio de Cultura y Patrimonio ha creado un plan de contingencia para trasladar bienes muebles patrimoniales como pinturas, esculturas, libros, colecciones y documentos históricos al denominado Proyecto Arca en Quito, así como otras medidas para los bienes inmuebles.

El Cotopaxi es un Parque Nacional y por lo tanto un destino turístico, que apela especialmente a alpinistas.

El sector productivo ubicado en la probable área de desastre se ha reunido a fin de evaluar medidas de prevención y minimizar los daños que puedan producirse ante una eventual erupción. Igualmente las empresas privadas de Quito están coordinando voluntariamente ayuda en caso de necesidad bajo un “Plan Cívico de Quito Prevención y Solidaridad por el Cotopaxi”.

Hay toda una serie de campañas de divulgación sobre qué hacer si se produce una fuerte erupción del Cotopaxi. Incluso hay una app “Emergencia Cotopaxi”, creada por el Municipio de Rumiñahui y disponible en Google Play, que informa sobre las zona de riesgo, medidas preventivas y más.

Una iniciativa interesante es la que ha lanzado la Secretaría General de Planificación del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito en conjunto con el Laboratorio de Innovación de Quito (LINQ) y el Laboratorio de Gobierno (GovLab) de la Universidad de Nueva York. Ellos han diseñado un Programa de Coaching para analizar innovaciones a aplicar previo, durante y después de una posible erupción del volcán Cotopaxi.

Este programa consiste de una serie de sesiones online a cargo de expertos en mitigación de riesgos de desastres naturales a nivel mundial. Las sesiones empezarán el jueves 1 de octubre. Algunos de los temas a tratar serán: sensores ciudadanos y ciencia de masas, puesta en marcha de redes de expertos, seguridad alimentaria y manejo de cadenas frías de abastecimiento, etc. Serán 12 sesiones conducidas en inglés todos los lunes a las 10 am desde el 1 de octubre y la inscripción puede realizarse acá.

Un tema preocupante en esta coyuntura es el control gubernamental sobre la información relacionada con la emergencia. El gobierno ecuatoriano declaró el estado de excepción que dispone “la censura previa en la información que, respecto al proceso eruptivo del volcán Cotopaxi, emitan los medios de comunicación social”. El ministro coordinador de Seguridad de Ecuador, César Navas, declaro hace unas semanas que se denunciaría a una persona por difundir rumores relacionados con el estado del volcán Cotopaxi.

Enlaces de Interés

Especial sobre el Volcán Cotopaxi del diario El Telégrafo.
Página del Volcán Cotopaxi del Instituto Geofísico del Ecuador.
Página del Ministerio Coordinador Seguridad Ecuador.
Página en Facebook del Ministerio Coordinador Seguridad Ecuador.
Álbum en Flickr sobre el Cotopaxi del Ministerio Coordinador Seguridad Ecuador.
Publicaciones sobre Cotopaxi de la Secretaría de Gestión de Riesgos de Ecuador.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.