¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Magnate inmobiliario enfurece a ideólogos al decir que el comunismo de China tiene un largo camino por recorrer

During the Cultural Revolution, the red guards believed that they were the successors of communism and were very active in class struggle. Historical photo from Ren Zhiqiang's blog.

Durante la Revolución Cultural, los guardias rojos creyeron que eran los sucesores del comunismo y estuvieron muy activos en la lucha de clases. Foto histórica del blog de Ren Zhiqiang.

Desde que China abrió sus puertas a las empresas del mundo a fines de los años 70, el sector privado del país crecó rápidamente. Hoy, la economía de China parece tener más en común con sus contrapartes capitalistas occidentales que con un sistema verdaderamente comunista basado en la propiedad colectiva de los medios de producción.

Aunque algunos pueden alegar que China ya no es comunista en un sentido estricto, sigue siendo un importante signo distintivo en la batalla ideológica que se libra en el actual gobierno del presidente chino Xi Jinping. Lemas como “apoyar el comunismo” o “el comunismo es el ideal mayor” a menudo aparecen en los medios sociales, y las figuras públicas que no profesan su amor por la patria con suficiente convicción se han convertido en blanco de provocaciones en línea.

La última persona en recibir críticas es el magnate inmobiliario Ren Zhiqiang, que habló en contra de un lema comunista y desencadenó un acalorado debate en línea.

‘Me han engañado’

A Ren Zhiqiang, que tiene más de 33 millones de seguidores en Weibo, red de microblogueo china tipo Twitter, se le conoce como “el cañón” por su franqueza. La frase con la que discrepó fue “somos los sucesores del comunismo”, que apareció como etiqueta en una declaración de la Liga Central Juvenil Comunista, organización partidaria con 75 millones de miembros y un ente de coordinación de la campaña de “civilización” para difundir mensajes en línea que den a China una luz positiva:

【信仰】其实,对于我们共青团人来说,共产主义既是最高理想,也是实现过程。现阶段为实现中华民族伟大复兴、建设富强民主文明和谐的社会主义现代化国家而奋斗就是这一伟大实践的现实体现。 让我们理直气壮地高扬共产主义旗帜,因为,#我们是共产主义接班人#

Convicción: Ciertamente, para los miembros de la Liga Juvenil, el comunismo es el ideal y un proceso [hacia este ideal]. Nuestro estado actual es cumplir con el resurgimiento nacional chino y construir una civilización democrática que dará lugar a un socialismo armonioso y un estado modernizado –todos estos proyectos con parte del proceso [hacia el comunismo]. Levantemos la bandera del comunismo con orgullo porque somos los succesores del comunismo.

“Somos los sucesores del comunismo” fue una cortina musical incluida en la película “Pequeños héroes” de 1961, que debía difundir el patriotismo entre los jóvenes en la entonces recién establecida China. La letra habla de seguir los pasos de los antepasados de la revolución comunista luchando y destruyendo al enemigo por la causa del comunismo.

Luego de leer el mensaje de la Liga, Ren comentó: “me ha engañado este lema por más de una década”. En su día, Ren fue uno de los jóvenes que creía en la lucha política, pero se desilusionó al ver la violencia de la Revolución Cultural, movimiento encabezado por el presidente del Partido Comunista Chino, Mao Zedong, a lo largo de los años 60 para librar al partido y al país de personas a las que no se consideraba verdaderos comunistas. Al mismo tiempo, las desastrosas políticas económicas de Mao contribuyeron con la Gran Hambruna China, durante la cual murieron millones.

En un artículo de respuesta titulado “¿Somos los sucesores del comunismo?”, Ren sostuvo que los jóvenes comunistas de hoy no son los herederos del comunismo, y llamó el gobierno de Mao una “dictadura”. A continuación, extractos de su artículo a través de “What's on Weibo“:

我们从儿时就是听着哥哥姐姐们唱"我们是共产主义接班人"这只歌长大的。
小学三年级当我戴上了红领巾时,也学会了唱这首歌。每当看到五星红旗升起时,我们都会举起右手敬礼,并高唱这首歌。心中充满信心和希望![…]梦想着可以接受伟大领袖毛主席检阅,当一名真正的共产主义接班人。

Cuando cursaba el tecer grado, y usaba una bufanda roja, también aprendí esa canción. Cada vez que veíamos izada una bandera con cinco estrellas, la saludábamos con la mano derecha, y cantábamos esta canción. ¡Nuestros corazones estaban llenos de confianza y esperanza! […] Soñábamos con ver a nuestro líder Mao Zedong: un verdadero sucesor del comunismo.

没想到的是文革开始几个月之后,我的父母就成了走资本主义的当权派,我也成了黑帮子女。还有个"狗崽子"的光荣称号。共产主义接班人的梦变成了可以敎育好的子女。
我们被欺骗了十几年。文革让我知道只有无产阶级专政下的阶级斗争再革命。而没有共产主义接班人!

Nunca pensé que cuando la Revolución Cultural empezara algunos meses después, mis padres se convertirían en ‘compañeros de ruta capitalista’, y que yo sería hijo de delincuentes, y que recibiría el glorioso título de ‘hijo de perra’. Mi sueño de crecer para ser comunista de la siguiente generación cambió a ser un chico que debía ser rehabilitado.

Nos han engañado por años. La Revolución Cultural solamente me hizo conocer la lucha de clases bajo una dictadura proletaria. Y que no hay siguiente generación al comunismo.

‘El comunismo es un objetivo trascendental y difícil’

Ren no alegaba contra el comunismo en sí mismo, sino contra la manera en que el Partido Comunista Chino ha llegado a hacerlo en China.

Escribió que China debería abandonar la charla vacía del comunismo y lidiar con sus problemas inmediatos –establecer democracia y libertad para promover igualdad, estabilizar ingresos, fortalecer el estado de derecho y adoptar el sistema de valores del mundo– para prosperar. Con más prosperidad, China se acercará lentamente al verdadero comunismo, dijo, pero eso tomará tiempo –el comunismo no es algo que se logra de la noche a la mañana y menos en algunas generaciones.

Su comentario polarizó a los medios sociales chinos. Los oponentes lo acusaron de atacar al partido, mientras los partidarios los aclamaron por hablar audazmente.

La Liga respondió rápidamente en un artículo escrito por su ministro de Propaganda, Jin Lin, que insistió que el comunismo es la base existente del Partido Comunista Chino y acusó a Ren como miembro del partido de traicionar su creeencia:

既然任志强先生这么公开鲜明、郑重其事地反对共产党员的共产主义理想,又指名道姓、断然决绝地指出现在共青团员接共产主义的班是天大的笑话,那么,作为整个共青团组织的一员,就有必要认真严肃、平心静气地对任志强先生进行回应。[…]作为一名社会人士,他有不信仰的自由;然而,作为党团组织、党团员,我们也有信仰共产主义的天然的、绝对的自由,谁也没有权利对此指手画脚,普通群众不行,社会名流也不行;党外人士不行,共产党员更不行。

Ahora que Ren Zhiqiang se ha opuesto abiertamente al ideal comunista que sostienen los miembros del partido y mencionó específicamente que la Liga Juvenil como sucesor del comunismo es una gran broma, como miembro de la Liga Comunista Juvenil, me parece necesario responder seria y pacíficamente el comentario del señor Ren. […] Como figura pública, tiene la libertad de sostener sus creencias. Pero como miembro del partido, tenemos la libertad de creer en el comunismo y nadie nos puede señalar con el dedo. La gente común y corriente no puede hacer eso, las celebridades no pueden, los que no son miembros del partido no pueden y los miembros del partido no deberían.

La afirmación de Jin Lin de que Ren, como miembro del partido, se opone a las creencias del partido comunista se usó como excusa para la persecución política durante el movimiento antiderecha en los años 50 y la Revolución Cultural.

‘No confundan críticas a la historia del partido… con oponerse al partido’

Ren se defendió, escribiendo otro artículo refutando la acusación de la Liga y explicando su opinión. Publicó el artículo en la parte superior de su página de Weibo con el siguente comentario:

团中央发表了一篇与我榷的文章。心平气和的送了顶反党反共产主义的大帽子。只好再写几句。千万别让团中央用愚昧再去欺骗年轻的一代。千万别让改革开放退回到改革之前。我不在乎别人骂我,但团中央不能用无知欺骗社会!

La Liga Central Juvenil Comunista publicó un artículo donde me discutía, me etiquetaba de estar contra el partido y el comunismo. Debo escribir algo que advierta en contra de permitir que la Liga use la ignorancia para engañar a la generación de más jóvenes, contra permitir las reformas de China y abrir para reducir. No me importa que me maltraten, ¡pero la Liga no puede usar la ignorancia para engañar a la sociedad!

En su largo artículo, señaló:

不要以为对党的历史和现状提出批评就是反党。中共历史上有过无数次党的领导人的变更,也有过无数次党内的路线斗争。对党提出反对意见和批评最多的是毛,多少次的路线斗争都围绕着毛的领导地位而产生的。请问党内的斗争是反党还是爱党?

No confundan críticas a la historia del partido y estado actual con oponerse al partido. En la historia del Partido Comunista Chino, la dirigencia y línea del partido han cambiado muchas veces. Ciertamente, Mao Zedong fue quien más criticó al partido y las luchas por las líneas del partido fueron mayormente el resultado del estado del liderazgo de Mao. ¿Cómo describirían la lucha interna del partido? ¿Como oposición al partido o amor al partido?

我反对的是急功近利的将“共产主义接班人”的口号放在今天空喊!这会误导大众,尤其是误导年轻的一代又一代。

¡A lo que me opongo es al lema “sucesores del comunismo” para éxito rápido y beneficio instantáneo hoy! Engañaría al público, sobre todos a las generaciones más jóvenes.

共产主义在有中国共产党的那天就不是只属于一个民族,一个国家的。共产主义天生就是个国际的主义!能不能实现也决不是一个政党,一个民族,一个国家的事。[…] 中国可以将马克思主义与中国的实际结合,建立有“中国特色的社会主义”。但这最多也只是“中国梦”,不是共产主义!

El comunismo desde el establecimiento del Partido Comunista Chino no pertenece a ninguna nacionalidad ni estado. El comunismo es internacionalismo, proyecto que no puede cumplir ningún partido, nacionalidad ni estado […] Lo que China puede hacer es combinar el marxismo con la situación específica del país para construir “socialismo con características chinas”. ¡Pero eso es meramente como mucho un “Sueño Chino” antes que comunismo!

Ren dijo que lo obligaron a borrar su comentario introductorio a la publicación en Weibo para terminar la disputa, pero se puede leer el artículo en su blog.

La poderosa Liga Juvenil

Aunque la Liga no es un departamento oficial del gobierno o del partido, ha podido influenciar a millones de jóvenes a través de su enorme afiliación en el país. Es también la base de poder del expresidente Hu Jintao, que fue su anterior secretario general, y ha producido luminarias como el actual primer ministro Li Keqiang y el jefe del partido de Guangdong, Hu Chunhua.

Sin embargo, en una reunión central de la dirigencia en julio, Xi Jinping envió una señal de advertencia a que la poderosa Liga sea menos “aristocrática” y esté más en contacto en un momento en que el crecimiento económico se ha reducido dentro de China.

Para fines de 2014, la Liga había reclutado a cerca de 90 millones de miembros, que pagan una cuota anual y deben tener menos de 28 años, según cifras de su departamento de personal.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.