¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Ayudarán las oraciones a que la moneda de Zambia gane valor? El presidente Lungu cree que sí

A photographic reproduction of Praying Hands, a public domain work of art by Albrecht Dürer.

Reproducción fotográfica de Manos orando, trabajo de dominio público de Alberto Durero.

En meses recientes, la moneda zambiana, el kwacha, que significa “amanecer” en algunos idiomas locales, se ha depreciado rápidamente en relación con el dólar estadounidense, la libra británica y otras monedas importantes. La disminución de la demanda de cobre por parte de China, el suministo reducido de energía a las empresas mineras y manufactureras y a los consumidores domésticos, y el presunto mal manejo económico han contribuido a los problemas de la moneda.

El servicio de noticias de negocios internacionales Bloomberg recientemente calificó al kwacha, recalculado por el actual gobierno a pocos meses de asumir el cargo, como la divisa de peor desempeño en el mercado internacional.

Ante esta situación desalentadora, el presidente Edgar Lungu ha pedido oraciones y ayuno nacional el 18 de octubre para pedirle a Dios que intervenga en los principales problemas que tiene el país. Al anunciar el día de oración, la oficina de relaciones públicas del Palacio Presidencial declaró:

The President stated that the decision was inevitable in view of the many challenges that the country was faced with among them: socio-economic; disrespect for elders and a near absence of civility in discourse; high unemployment levels among the youth and high poverty levels, Kwacha depreciation including load shedding due to the power deficit.

El presidente declaró que la decisión fue inevitable en vista de los muchos desafíos que el país ha enfrentado, entre ellos: socioeconómicos; falta de consideración por los mayores y una casi ausencia de civismo en el discurso; altos niveles de desempleo entre los jóvenes y altos niveles de pobreza, la depreciación del kwacha incluidas desconexiones de carga por déficit de energía.

A partir de ahí, unos 50 pastores de Kitwe, la segunda ciudad de Zambia, se reunieron en la Hermandad de Pastores de Kitwe a rezar por el fortalecimiento del kwacha.

Kautemba Phiri, uno de los pastores, ha sido citado en muchos sitios web de medios ciudadanos como Zambian Eye, diciendo:

Let us all get our kwacha notes and pray for this money so that it gains value. We should pray that the kwacha gains the much-needed strength against other convertible international currencies”

Tomemos nuestros billetes de kwacha y recemos por este dinero para que recupere valor. Debemos rezar para que el kwacha recupere la muy necesaria fuerza contra otras monedas convertibles internacionales.

‘Pastores, por favor, ahórrennos su drama’

En comentarios debajo de la noticias. el lector Ulukungu mu Zambia escribió (los comentarios no tienen enlaces permanentes):

Praying for a currency to improve means you don’t understand economics.The depreciation of the Kwacha is not the devils work. If anything exporters are supposed to take advantage of this to export more products. The nation should be asking itself why it imports more than it exports.it’s actions towards addr[e]ssing the situation that are needed not prayers for miraculous Kwacha appreciation

Rezar para que una moneda mejore significa que no entiendes de economía. La depreciación del kwacha no es trabajo del diablo. Para tal caso, los exportadores deben aprovechar esto para exportar más productos. El país debería estar preguntándose por qué importa más de lo que exporta. Se necesitan acciones para enfrentar la situación, no oraciones por una milagrosa apreciación del kwacha.

Mientras Jabu preguntó:

Cry my beloved country! Problem in Zambia is most of the so called clergymen are just grades 7, 9 or 12 failures or school drop outs. And what do you expect from a bunch of failures who can’t see beyond their noses? You are asking too much from God you! Leave God out of this!

¡Llora mi adorado país! El problema en Zambia es que la mayoría de los llamados clérigos son fracasados de sétimo, noveno, duodécimo o simplemente dejaron el colegio. ¿Y qué esperan de un montón de fracasados que no pueden ver más allá de sus narices? ¡Le piden demasiado a Dios ustedes! ¡No metan a Dios en esto!

Yangu se preguntó:

When did a currency improve because of prayers?

¿Cuándo una moneda mejoró debido a las oraciones?

Inkoko se burló de los pastores:

“Oh lord please make the Kwacha strengthen to K2 per dollar like in 1964 when Welensky’s rule bequeathed us a strong Kwacha. Please lord also make the potholes on our roads dissappear and let their be streetlights in all our cities sorry, towns too villages too.Let there be street signs everywhere in Zed [Zambia], a christian country that believes that manna can fall not only on Israelis but zedians too. Lord also let Kariba dam [the main source of electricity in Zambia. The country is currently experiencing loadshedding] operate at full capacity and let Kanyama [a township in the capital citz] have drainage so that cholera dissappears during the rainy season.Lord please let Kambwili start speaking sense”
AMEN

Oh, señor, por favor, haz que el kwacha se fortalezca a dos kwacha por dólar, como en 1964, cuando el gobierno de Welensky nos legó un kwacha fuerte. Por favor, señor, también haz que los baches de nuestros caminos desaparezcan y que haya luces en las calles de todas nuestras ciudades, perdón, pueblos y aldeas también. Que haya señales para todas las calles de Zed [Zambia], un país cristiano que cree que el maná no solamente cae sobre los israelíes sino sobre los zedianos también. Señor, también permite que la represa Kariba [la mayor fuente de electricidad en Zambia, el país actualmente atraviesa reducciones de energía] funcione a su total capacidad y permite que Kanyama [circunscripción en la ciudad capital] tenga desagüe para que el cólera desaparezca durante la temporada de lluvias. Señor, por favor, permite que Kambwili empiece a decir cosas con sentido.
AMÉN.

Tyga aconsejó con indiferencia:

Pastors, please spare us your drama.

Pastores, por favor, ahórrennos su drama.

‘Los billetes no son la economía’

Blogueando sobre los acontecimientos, Conrad Mbewe, pastor bautista, explicó lo que le molestaba de la oración:

What bothered me was when I read that each pastor was asked to pull out a kwacha note from his pocket and raise it in the air during the prayer meeting. While other pastors were praying in tongues others were now prophesying that the currency should appreciate in three months.

Later, the kwacha notes were collected and taken to “the altar” where some senior pastors who were present continued to pray over the notes. Then the pastors collected their money again and continued to pray over the notes so that the money gains value.

Whereas many people responded in the comments column and simply called this a joke, I responded to the person who sent me the link saying that this was witchcraft. Since the query was on Facebook, someone else asked, “How is this witchcraft?” Here is my answer.

Bank notes are not the economy

As I have already said, there is nothing wrong with people getting together to pray for the Zambian economy. Prayer is basically a humble acknowledgement that we desperately need God to intervene in our situation. So, I commend whoever initiated this—up to that point.

However, when educated people start confusing a piece of paper with a national economy that begins to worry me. What has gone wrong is not the piece of paper in our pockets. It is the national economy of Zambia that is sick. We cannot carry that in our pockets.

Lo que molestó fue cuando leí que a cada pastor le pidieron sacar un billete de kwacha de su bolsillo y que lo alzara al aire durante la reunión de oración. Mientras otros pastores estaban rezando en lenguas, otros estaban profetizando que la moneda debería apreciarse en tres meses.

Luego, recogieron los billetes de kwacha y los llevaron “al altar” donde algunos pastores mayores que estaban presentes continuaron rezando sobre los billetes. Luego los pastores volvieron a recoger su dinero y siguieron rezando sobre los billetes para que el dinero gane valor.

Mientras que muchas personas respondieron en la columna de comentarios y simplemente lo calificaron de broma, yo respondí a la persona que me envió el enlace  diciendo que era brujería. Como la consulta estaba en Facebook, alguien preguntó: “¿cómo así es brujería?” Aquí mi respuesta.

Los billetes no son la economía.

Como ya dije, no tiene nada de malo que la gente se reúna a rezar por la economá zambiana. La oración es básicamente un humilde reconocimiento de que necesitamos desesperadamente que Dios intervenga en nuestra situación. Así que encomiendo a quien quiera que haya iniciado esto—hasta este punto.

Sin embargo, cuando las personas educadas empiezan a confundir un pedazo de papel con una economía nacional, eso me empieza a preocupar. Lo que ha salido mal no es el pedazo de papel en nuestro bolsillo. Es la economía nacional de Zambia la que está enferma. Eso no lo podemos llevar en nuestro bolsillo.

Concluyó:

The thought that simply by pulling money out of our pockets, raising it in the air, collecting it in a basket and putting it on some imagined “altar” is what is going to turn the economy around belongs to the world of witchcraft and not to the world of biblical Christianity.

La idea de que simplemente sacando dinero de nuestros bolsillo, elevándolo al aire, recogiéndolo en una cesta en un “altar” imaginado es lo que va a dar la vuelta a la economía pertenece al mundo de la brujería y no al mundo del Cristianismo bíblico.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.