¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Muerte de activista trans en Argentina recuerda que falta mucho por hacer contra la violencia de género

6603696369_f1fe37b40e_b

No más feminicidios. Foto tomada de la cuenta en Flickr de Lunita lu bajo licencia Creative Commons.

Diana Sacayán, activista de los derechos trans en Argentina y coordinadora del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL), fue encontrada muerta el 13 de octubre de 2015 en el interior de su apartamento con signos de violencia, de acuerdo con los medios locales.

Diana fue la primera mujer trans en recibir su DNI (documento nacional de identidad) con nueva identidad de género en Argentina. Su lucha brindó como frutos la aprobación de la Ley de Cupo Trans que establece que el sector público de la provincia de Buenos Aires, las empresas y sociedades del Estado y sociedades anónimas con participación estatal mayoritaria y otros “cuente con al menos un 1% de personas correspondientes a la comunidad transgénero, travesti o transexual”.

La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) lamentó la muerte de la activista, la que calificó de “crimen de odio” y recordó que en 2014 se registraron siete muertes por esta misma razón, reporta el diario La Nación.

Con Diana ya son tres “los femicidios cometidos hacia mujeres trans en el último mes”, de acuerdo con un comunicado de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) cuyo titular, Esteban Paulón dijo lo siguiente:

La discriminación sigue matando, y no lo decimos figurativamente: casos como el de Diana Sacayán, Marcela Chocobar y Coty Olmos muestran con crudeza el efecto que esa discriminación tiene sobre las personas. Ante esta realidad, el Congreso no puede seguir mirando para otro lado sin brindar herramientas efectivas para la construcción de una sociedad igualitaria”.

Ambas, Marcela Chocobar y Coty Olmos, fueron asesinadas con saña.

Las redes sociales respondieron con indignación frente al asesinato de la activista.

Incluso, la presidenta de Argentina, Cristina Kirchner se pronunció al respecto y hubo quien le recordó que todavía hay casos pendientes de resolución como el del fiscal Alberto Nisman, a cargo de la investigación del ataque a la AMIA y quien murió en un aparente suicidio la víspera de presentar una denuncia contra la mandataria y funcionarios oficialistas por encubrir a Irán en el atentado:

El uso de etiquetas como feminicidio o travesticidio también desataron polémica.

Desde 2008, son más de 1.800 las mujeres asesinadas al año, según la Casa del Encuentro, una ONG que asiste a las víctimas de la violencia de género. El pasado mes de junio, decenas de personas marcharon en Argentina bajo el lema #NiUnaMenos para protestar por las muertes que tienen como común denominador la violencia de género.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.