¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El Tribunal Superior de las Maldivas salva a una adúltera de ser apedreada a muerte

Jumhooree Maidan (Independence Square). Male's central square with the giant flagpole and the Shaheed Hussain Adam Building in the background, Male. Image from Wikimedia Commons by Jpatokal. CC BY-SA

Jumhooree Maidan (Plaza de la Independencia). Plaza central de Malé con el mástil gigante y el edificio Shaheed Hussain Adam en el fondo, Malé. De Jpatokal en Wikimedia Commons. CC BY-SA.

El Tribunal Supremo de las Maldivas ha actuado de manera rápida para anular la decisión de la corte de una isla de ejecutar a una mujer por haber cometido adulterio. La mujer había sido sentenciada a muerte por lapidación. Según el Tribunal Supremo, el fallo del tribunal inferior violó los “procedimientos legales y judiciales que se han de seguir en estos casos”.

La República de Maldivas es un archipiélago de más de 1.110 islas en el Océano Índico con una población de aproximadamente 400.000 habitantes.

El domingo 18 de octubre del 2015, el tribunal de magistrados de la remota isla de Gemanafushi (ubicada a 400 kilómetros al sur de Malé, la capital del país) sentenció a una mujer (¡y madre de nada menos que cinco hijos!) a muerte por lapidación. Según informa la página web de noticias Haveeru, la mujer confesó el crimen después de haber dado a luz a un hijo fuera del matrimonio. En las Maldivas, la condena habitual por tener relaciones sexuales ilícitas es el encarcelamiento de 6 a 24 meses, dependiendo del estado marital del acusado.

La noticia de la sentencia provocó sorpresa y escándalo en las redes sociales:

Un día triste para las Maldivas ya que por primera vez en 800 años en la historia islámica de las Maldivas una mujer ha sido sentenciada a muerte por lapidación.

¿Esta planeando ir de vacaciones a las Maldivas? No lo haga, a menos que este de acuerdo con apedrear a muerte a las mujeres.

En una isla vacaciones de lujo, en la otra tráfico de armas, en la otra muerte por lapidación a las mujeres, en la otra refugio de bandas de criminales, en la otra campamento yihadista…

En Facebook, Amani Naseem describió su frustración acerca del fallo y el “horror” que se avecina:

First time in the history of Maldives a woman has been sentenced to death by stoning, it is a very sad and shameful day.

I wish I could be in Malé to protest this horror. Please don't let them kill her!.

Es la primera vez en la historia de las Maldivas que una mujer es sentenciada a muerte por lapidación, es un día muy triste y vergonzoso.

Me gustaría poder estar en Malé para protestar por este horror. ¡Por favor no dejen que la maten!

De acuedo al informe del periódico digital Maldives Independent, el veredicto se dictó bajo la sección 1205 del codigo penal, el cual declara que los castigos de la sharia islámica se deben inflingir a personas que han sido halladas culpables, más allá de toda duda razonable, de cometer un crimer para el cual la ley sharia prescribe el castigo adecuado, “aún si la ley criminal dictamina lo contrario”. Previamente, el código penal permitía sólo los castigos que se prescriben en el Sagrado Corán, en el cual no hay referencia alguna respecto a la lapidación.

El sistema penal de las Maldivas está basado en la ley islámica sharia y en el derecho consuetudinario inglés. Los tribunales maldivos limitan los castigos a los siguientes:

1. Fines
2. Compensation payment
3. House Arrest, Imprisonment
4. Flogging
5. Banishment to remote island

1. Multas
2. Pago de indemnización
3. Arresto domiciliario, Encarcelamiento
4. Flagelación
5. Deportación a una isla remota

De acuerdo a una enmienda legal reciente, el Tribunal Supremo debe emitir un fallo definitivo en todos los casos donde el defendido es condenado por delitos que conllevan penas prescritas en la sharia islámica.

Iyaz, un miembro superior del partido religioso conservador Adhaalath, elogió el ‘coraje’ de la corte de magistrados, la cual ordenó que la adúltera sea apedreada a muerte.

El Movimiento secular democrático dijo en Facebook:

Death by stoning: Literature shows that not all Islamic scholars agree on the penalty of death by stoning, sanctioned for hadd or hudud offenses.

Muerte por lapidación: la literatura demuestra que no todos los eruditos islámicos están de acuerdo con la pena de muerte por lapidación, sancionada para los delitos hadd o hudud.

Voice of Women, una organización por los derechos de las mujeres, dijo:

This sentence comes at a time of increased national and international pressure on the government of Maldives regarding conduct of the judges, questionable judicial impartiality, arbitrariness and general lack of confidence in the judiciary of Maldives

Esta sentencia llega en un tiempo en el que la presión nacional e internacional sobre el gobierno de las Maldivas se acentúa sobre la conducta de los jueces, la dudosa imparcialidad judicial, la arbitrariedad y la general falta de confianza en el poder judicial de Maldivas.

Aún hay 15 países que practican o que permiten formalmente la lapidación a las mujeres que tiene sexo prematrimonial.

Las Maldivas salieron de décadas de régimen autoritario en 2008, cuando se creó una nueva constitución democrática y se realizaron las primeras elecciones multipartidarias en las cuales fue elegido presidente Mohamed Nasheed. Pero la transición del país a la democracia afrontó un revés en el 2012, cuando se le obligó al gobierno de Nasheed a dejar sus oficinas en medio de un alzamiento, definido por algunos como un golpe de Estado. Las nuevas elecciones llevaron al poder a Abdulla Yameen Abdul Gayoom, el medio hermano del exgobernante Maumoon Abdul Gayoom, quien gobernó las Maldivas por tres décadas hasta el 2008 y la alianza política de supartido, el cada vez más poderoso partido político islámico Adhaalath.

Maldives police drag former president Mohamed Nasheed into court. Image by Shirukhan Adam. Copyright Demotix (23/2/2015)

La policía de las Maldivas arrastra al expresidente Mohamed Nasheed hasta el tribunal. Imagen de Shirukhan Adam. Copyright Demotix. 23 de febrero del 2015.

El pasado marzo, el expresidente Mohamed Nasheed fue encarcelado por 13 años luego de haber sido condenado bajo las leyes antiterroristas del país por haber ordenado en el 2012 el arresto de un juez supuestamente corrupto.

Los informes dicen que el país está volviendo poco a poco al autoritarismo.

Velezinee Aishath escribe en Facebook:

Supreme Court nullification of sentence to stone a woman to death shows;
1. Gov can, and do, order SC what to do.
2. Gov is feeling international pressure and don't want any more trouble.

La anulación del Tribunal Supremo de la sentencia a muerte por lapidación muestra que:
1. El gobierno puede, y así lo hace, dar ordenes al Tribunal Supremo.
2. El gobierno está sintiendo la presión internacional y no quiere más problemas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.