¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Detener y registrar por Facebook: La política de “Nombre Real” privilegia la libre expresión en desmedro de la privacidad

Preetha G and Sands Fish.  Photos via Facebook.

Preetha G y Sands Fish. Fotos de Facebook.

Mi amigo Sands Fish es un científico de datos y un estudiante de grado en el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) y como muchas personas usa Facebook. Este verano Sands tuvo un descanso imprevisto en la plataforma cuando Facebook le envió un mensaje automático oficial en el que le pedía que verificara su nombre con la compañía o su cuenta se eliminaría. De hecho, Facebook pide a la gente que muestre su nombre “real” en sus perfiles.

El primer nombre, tan poco común, de Sands, sobre todo junto con el último, parece que envió a los robots de verificación de Facebook una señal errónea, y repentinamente él tenía siete días para presentar alguna forma de identificación emitida por el Estado o perdería su cuenta. Tras varias semanas de frustración, Sands cumplió y envió a la empresa una copia de su carnet de conducir, demostrando que “Sands Fish” no era ninguna broma sino que era su nombre legal. Por tanto su cuenta se reactivó.

A varios kilómetros de distancia, en el estado sureño indio de Kerala, una mujer llamada Preetha G tuvo una experiencia similar. Preetha, una escritora y feminista honesta, tenía 27.000 seguidores en Facebook. Normalmente comenta y debate temas de género y política en la plataforma, y es una de las muchas mujeres indias que ven Facebook como un espacio de expresión que no gozan en la vida pública. La bloguera Inji Pennu, nacida en Kerala, ahora vive en Florida y describe Facebook como:

….a place where we could gather around with other women and tell the world, I do not want men to grope me while going to school, I do not want men to tell me what to do at offices, I do not want my parents to give me off in a wedding.

…un lugar donde podríamos reunirnos con otras mujeres y decirle al mundo: no quiero que los hombres me manoseen cuando voy al colegio, no quiero un hombre que me diga lo que tengo que hacer en la oficina, no quiero que mis padres se despidan de mí en una boda arreglada.

A finales de julio 2015, un político en Kerala propuso prohibir que las mujeres llevaran vaqueros. Preetha se enfadó. Comenzó a hablar sobre esto en Facebook, organizando un grupo opositor. Y entonces llegaron los provocadores que la acosaron e insultaron. No era la primera vez que le ocurría, pero luego algo sucedió. Su cuenta fue eliminada y recibió el mismo mensaje que Sands había recibido unas semanas antes.

Como Sands, Preetha fue acusada de violar la política de nombre real. Pero no fue un robot quien la reportó. Fue otro usuario, quizás una de las personas que ha estado burlándose de ella. A diferencia de Sands, ella no tuvo un período de gracia, ni tiempo para reaccionar. Sin ningún aviso, cerraron su cuenta, la silenciaron en el lugar donde era capaz de hablar abiertamente.

“Nosotros te ahogaremos”

Entonces las cosas empeoraron. Una página titulada “Preetha la prostituta” apareció en Facebook, con imágenes trucadas de ella en ropa provocativa, bebiendo y fumando; cosas que pueden atraer muchos problemas a cualquier mujer en cualquier parte del mundo. Los comentarios en otra página amenazaban con hacerle daño a su hijo.

Sin poder entrar en Facebook, ella no podía responder a los ataques. Otras mujeres comenzaron a solidarizarse con ella y les ocurrieron cosas similares. Cuando Inji Pennu habló sobre esto, recibió un mensaje de un usuario diciéndole que se callara. “Te ahogaremos en las playas de Miami”, escribió el usuario. Preetha no podía permitir que esto continuara y envió a Facebook una copia escaneada de su documento de identidad.

El asunto es que Preetha no violó la política de nombre real. Ella usaba el nombre que emplea en la vida real, tal y como Facebook pide. Y ella no era la única. Miles de usuarios de Facebook, desde norteamericanos nativos a miembros del clero y hasta personas transexuales, se han dado cuenta de que la política de Facebook sobre el nombre real no extiende la definición de “realidad” o autenticidad para incluir su identidad real y circunstancias de la vida. Esta y otras muchas comunidades han presionado a la compañía sobre el problema durante años, con poco éxito.

Thousands of other Facebook users, ranging from Native Americans to clergy members to transgendered people, have found that Facebook’s real-name policy does not extend the definition of “realness” or authenticity to include their unquestionably real identities and life circumstances.

Miles de usuarios de Facebook, desde americanos nativos a miembros del clero y hasta personas transexuales, se han dado cuenta de que la política de Facebook sobre el nombre real no amplía la definición de “realidad” o autenticidad para incluir su incuestionable identidad real y circunstancias de la vida.

En la vida real, ella no utiliza su apellido, que indica la casta social. También conocido como nombre de casta constituye un marcador del sistema de jerarquía social de la India técnicamente abolido, pero aún muy poderoso.

Cuando Facebook reactivó la cuenta de Preetha, en su perfil apareció su nombre completo, incluso su nombre de casta. Algunas castas son más vulnerables que otras. Mis compañeros del sur de Asia me explicaron que un cambio como este puede darle a tus enemigos la licencia para tratarte tan mal como quieran, con impunidad. Por ejemplo, es poco probable que la policía responda a la llamada de una mujer de una casta inferior.

Tras tres semanas de peticiones urgentes y solicitudes a la empresa, y una serie de llamadas entre los empleados de Facebook y los miembros de la comunidad de Global Voices, donde Inji y yo trabajamos, la cuenta de Preetha se reinstaló como ella quería. Pero para ella, esto no es realmente el final, la historia aún está en desarrollo. Internet tiene una gran memoria.

El equivalente a detener y registrar en los medios sociales

Quien denunció a Preetha en Facebook usó el botón “reportar abuso” como una táctica, un mecanismo de silenciamiento y funcionó. Facebook priorizó los derechos del atacante antes que los de la persona que estaba siendo atacada. Con esto aprendí que Facebook no analiza los reportes como este dentro del contexto de los eventos recientes y comunicaciones entre las dos partes involucradas. Por ejemplo: si la persona que denunció a Preetha por violar la política de nombre real fue la misma que creó la página “Preetha la prostituta”, el reporte no debería de haber repercutido en las acciones de Facebook. Cuando la empresa recibe un informe de violación del nombre, el sistema pide de forma automática los nombres a los usuarios.

Muchas técnicas de moderación de Facebook dependen de tecnologías de aprendizaje automático o de comentarios procedentes de la “Comunidad de Facebook”, pero este concepto es un poco como se define McDonald's: una comunidad de consumidores de hamburguesas. No hay nada en particular que una a los usuarios de Facebook, aparte de lo básico, un placer ordinario con el que los humanos se conectan entre sí. Facebook no tiene términos de uso, tiene “Normas comunitarias”, que dan la impresión que las hemos redactado juntos o que de algún modo han evolucionado de manera natural a partir de un acuerdo compartido sobre lo que es correcto y bueno. En las Normas comunitarias de Facebook los usuarios aprenden primero que “cuando la gente defiende sus opiniones y acciones con su auténtico nombre y reputación, nuestra comunidad es más responsable.”

Facebook does not have terms of use—it has “Community Standards,” a term that gives the impression that we all made them up together, or that they somehow naturally evolved from some shared agreement on what is right and good.

Facebook no tiene términos de uso, tiene “Normas comunitarias”, que dan la impresión que las hemos redactado juntos o que de algún modo han evolucionado de manera natural a partir de un acuerdo compartido sobre lo que es correcto y bueno.

El trato que Sands y Preetha recibieron de Facebook se puede comparar con ser (verdaderamente) al azar registrado en el aeropuerto o requisado en una tienda de licores. Pero en realidad es más parecido a ser discriminado por poseer un determinado perfil, el equivalente de detener y registrar en los medios sociales. El esfuerzo de Preetha por liberarse del estigma de la clase social, un indicador de su valor relativo como ser humano, según un sistema social anticuado, fue desbaratado por el sistema de Facebook. El maltrato provino de otro usuario, pero fue la ceguera cultural de la política de Facebook lo que hizo que empezara todo esto. Y cuando Preetha explicó a la empresa lo que estaba mal, esta tardó demasiado tiempo en prestarle atención y hacer algo al respecto.

Por supuesto hay escenarios en los que el uso del nombre legal aumenta la responsabilidad. Facebook tiene muchas razones para defenderse con su política, y esta era una de las razones. Pero más que esto, creo que la política del nombre real es un negocio. Sería inviable para la empresa, con una base de usuarios de semejante magnitud, comprobar la identidad de todos los usuarios al registrarse, pero si no aplicara una política de nombre real debería debilitar la esencia del modelo de negocio de Facebook. Todos sabemos que Facebook gana mucho dinero de la información que vende a los anunciantes. Parte de lo que convierte a esta información en tan valiosa y poderosa en la economía global de datos es que parece, en gran parte, estar atada a personas “reales”. Como Facebook no puede comprobar la identidad de todos los usuarios, en su lugar usa una combinación de mecanismos de control social, que depende de máquinas y de reportes de usuarios, similar a una verificación multiplataforma. Mientras algunos usuarios pueden abandonar su cuenta por estas políticas, otros optan por seguir las normas por miedo a perder los beneficios que les brinda Facebook.

Esta situación cuestiona las cosas en las que confiamos, los algoritmos, la sabiduría de la gente, el poder de la libre expresión.

Quizás no entiendas a Preetha pero sí a Sands. Quizás la política del nombre real no creará nunca, para ti, un inconveniente o una experiencia de riesgo y miedo que puede cambiar la vida. Pero está claro que la tecnología y política de Facebook tienen un largo camino por recorrer antes de que puedan comprender y apreciar la responsabilidad que cargan cuando deciden dictar qué y quién es “real” en el mundo.

Como consecuencia de estos acontecimientos, la comunidad de miembros de Global Voices ha trabajado con abogados del Proyecto de Democracia en Internet en la India, la Fundación de Derechos Humanos de Pakistán, la ACLU y la Fundación Fronteras Electrónicas en una carta abierta dirigida a la empresa que demanda cambios en la forma en que se implementa esta política. Aunque parece estar llamando la atención, sabemos que hay un largo camino por recorrer antes de que estos problemas se solucionen.

1 Comentario

  • emilio josé López Alvarez

    yo después de leer esto me pregunto .¿no sabían esos usuarios la politica de facebook ? ¿ por qué están en una red social con la cual no comparten sus politicas ? internet es libre o así debería de ser , mal asunto que te rebajes a usar una red social con la cual no comulgas simplemente para poder tener ” voz y audiencia ” yo por comentaros algo personal borré mi cuenta de facebook después de mucho tiempo precisamente por eso .No me va la politica de facebook , no me va que cosas que compartía con amigos y familias queden registradas por una empresa y sus objetivos y sean vendidos mis datos , gustos , y preferencias a empresas de publicidad .se que me perderé mil cosas que me interesaban , que no puedo acceder a paginas de mis intereses o hobbies , pero simplemente por el hecho de que no comparto la politica de esta empresa me fui y me lo pierdo .Facil y sencillo , ¿acaso vale más ver paginas que te gustan , o tener “voz y audiencia “o seguir a gente que te rodea que nuestra propia intimidad como personas ? yo creo que no y por eso me fui porque de red social tiene poco yo me fui , mi consejo para esa chica es que se cree en un blog con dominio propio donde ella tenga el poder y la administración propia de sus ideas y diga lo que tenga que decir y que no se venda por tener más audiencia a una red social , qu sí que en facebook está todo el mundo y eso , pero si quieres ser tu mismo libremente ese desde luego no es el mejor lugar .

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.