¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Encarcelado por culpa de un grafiti antimonárquico, un músico tailandés obtiene el apoyo de los medios sociales

Thai Internet users who showed support for Opas. Image from the Facebook page of Nithiwat Wannasiri.

Los usuarios tailandeses de Internet muestran su apoyo a Opas. Imagen de la página de Facebook de Nithiwat Wannasiri.

Una campaña en los medios sociales busca la liberación del músico de 68 años y hombre de negocios conocido como Opas C o Tío Opas, quien en estos momentos cumple una condena de tres años de prisión en Tailandia por pintar un grafiti anti-monárquico en un centro comercial en octubre de 2014.

Tailandia aplica de manera estricta la ley de lesa majestad (que considera delito difamar a la monarquía), criticada por algunos por ser la más severa del mundo, así como por estar obsoleta. El rey de Tailandia es la figura política más estimada y una fuerza de unidad en el estado, que ha sido testigo de agitación política en los últimos años.

Opas fue arrestado en un centro comercial de Bangkok por pintar un grafiti que según las autoridades difamaba a la monarquía. Supuestamente escribió lo que sigue a continuación dentro de los baños del centro comercial, según indica un informe de Prachatai, un sitio web de noticias alternativo:

The government of clowns that robbed the nation, led by f*** Prayut. They have issued ridiculous policies of amateur comedians. Their main job is to use the monarchy (uncle [censored by Prachatai*]). Their main weapon is Article 112. I’m sick of seeing your face [Prayut] every day. It tells me that you [Prayut] are near the end because of the looming internal conflict.

El gobierno de payasos que robó a la nación, liderado por el j*** Prayut. Ha promulgado políticas ridículas propias de comediantes inexpertos. Su principal trabajo es utilizar la monarquía (tío [censurado por Prachatai*]). Su principal arma es el artículo 112. Me dan náuseas ver tu cara [Prayut] todos los días. Me dice que estás [Prayut] cerca del final por culpa del conflicto interno inminente.

El artículo 112 hace referencia a la Ley de Lesa Majestad. Prayut es el primer ministro actual y antiguo jefe del ejército que lideró un golpe de estado en mayo de 2014.

Grupos de derechos humanos han señalado que las detenciones por lesa majestad han aumentado durante el último año llevando a muchos a afirmar que el ejército utiliza la ley para acallar y acosar a los críticos y a los disidentes políticos.

Los activistas y eruditos solicitan revisar la ley. Están unidos por diversos gobiernos e instituciones internacionales que han instado a Tailandia para que reconsiderara el estricto cumplimiento de la ley.

En el presente caso, Opas se declaró culpable de los cargos que se le atribuyen desde el pasado marzo. Pidió clemencia y también alegó una salud deteriorada para suspender su condena de prisión, pero las autoridades militares denegaron su petición.

El pasado 16 de octubre, el tribunal militar lo sentenció a otros 18 meses en relación con un segundo grafiti que había realizado en un centro comercial de Bangkok el pasado año. El equipo legal de Opas reclamó que su cliente no debería ser imputado dos veces porque los grafiti se realizaron el mismo día. La apelación fue rechazada por el tribunal militar.

La noticia de la ampliación de la condena a Opas decepcionó a muchos activistas y abogados de derechos humanos, quienes hacen campaña a favor de su liberación.

Nithiwat Wannasiri, músico y activista exiliado, dio inicio a una campaña de promoción de la etiqueta «Free Opas» (Opas libre) en Facebook:

I am a Thai citizen who believe that Uncle Opas is one of my fellows who are still breathing and should not be put behind bars at this age because of this absurd accusation. No civilized country prosecutes anyone who “wrote graffiti against public figures who were in power on a toilet wall.”

Uncle Opas might be able to spend his life as a senior citizen outside the hellish prison thanks to your palm or your support by spreading out his story and letting the world know the brutality of the Thai junta.

Soy un ciudadano tailandés que cree que el Tío Opas es un hombre que sigue respirando y que no debería ser puesto entre rejas a su edad por una acusación tan absurda. Ningún país civilizado procesa a alguien que «realiza grafitis en contra de personajes públicos del poder en la pared de un baño».

El Tío Opas podría pasar el resto de su vida como persona mayor fuera de la horrible prisión gracias a tu apoyo difundiendo esta historia y permitiendo al mundo conocer la brutalidad del gobierno tailandés.

Su mensaje llegó a varios grupos de la región Asia-Pacífico, los cuales inspiraron a activistas indonesios y malasios a la hora de subir fotos mostrando su apoyo a Opas. A continuación se pueden ver algunas de estas fotos que expresan apoyo a la campaña «Free Opas»:

An Indonesian activist shows support for Opas. Photo from the Facebook page of Yohana Sudarsono

Un activista indonesio muestra su apoyo a Opas. Fotografía de la página de Facebook de Yohana Sudarsono

An Indonesian activist expresses support for Opas. Photo from the Facebook page of Yohana Sudarsono

Un activista indonesio expresa su apoyo a Opas. Fotografía de la página de Facebook de Yohana Sudarsono

Union workers from Serbuk Honda in Indonesia call for the release of Opas.  Photo from the Facebook page of Yohana Sudarsono.

Sindicatos de Serbuk Honda en Indonesia piden la liberación de Opas. Fotografía de la página de Facebook de Yohana Sudarsono.

A Malaysian activist joins the 'Free Opas' campaign. Photo from the Facebook page of Yohana Sudarsono.

Una activista malaya se unió a la campaña «Free Opas'». Fotografía de la página de Facebook de Yohana Sudarsono.

Mientras se encontraba detenido, Opas compuso una canción titulada Status Quo, la cual refleja su experiencia entre rejas:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.