¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La venganza de un hombre contra la propaganda rusa

"Noodleremover" on the boob tube. Photo of Soviet television from Flickr. CC 2.0. Edited by Kevin Rothrock.

“Removedor de fideos” en la caja boba. Foto de la televisión soviética tomada de Flickr. CC 2.0. Editada por Kevin Rothrock.

Solía trabajar para los medios estatales rusos, encabezando el proyecto inoSMI.ru de RIA Novosti que traduce los idiomas extranjeros de los medios de comunicación al ruso. Actualmente, Alexey Kovalev se está vengando de la gente que él asegura destruyó los medios de comunicación del país y su arma es un sitio web nuevo llamado Noodleremover.news, que es un juego de palabras del dicho ruso “tallarines en tus oídos” que podría entenderse como “cuentos chinos.” 

El proyecto (que Kovalev dice que empezó como artículos en Facebook y después se convirtió en Medium.com, antes de que comprara su propio dominio) se enfoca en informes falsos y engañosos de los medios de comunicación rusos, en especial las historias sobre las opiniones populares y de expertos en occidente sobre Rusia.

Uno de los textos más recientes de Kovalev habla de cómo la cadena de televisión del Ministerio de Defensa rusa inventó una entrevista falsa con el primer ministro ucraniano en donde supuestamente Arseniy Yatsenyuk acusó a la exprimera ministra Yulia Tymoshenko de acoso sexual. Otra publicación habla de cómo los evangelistas estadounidenses han sido responsables de las medidas enérgicas contra los derechos de los homosexuales, mientras elogian a Vladimir Putin en el proceso. Kovalev escribe: “Para ganar acceso a nuevos mercados y patrocinadores, [los evangelistas homofóbicos] necesitan delirar acerca de cualquier zar que haya, cuyo pueblo tenga hambre, mientras que parlotean en la televisión acerca de los valores espirituales y de los ratings de 90 por ciento de aprobación.”

Noodleremover logró su más grande escándalo con un texto publicado el 18 de septiembre titulado “Rusia hoy, información de guerra y miles de millones de visitas: Cómo obtienen sus estadísticas”, en donde Kovalev analizó la información publicada en inglés en el Daily Beast sobre cómo la red estatal rusa RT malinterpreta intencionadamente datos sobre el tamaño de su audiencia para exagerar los dichos sobre su influencia. Kovalev dijo a RuNet Echo que el artículo atrajo a más de 60 mil lectores. Ese fue el momento en el que decidió que su nuevo sitio web “es algo que realmente valía la pena”, dijo.

A pesar de que dice que el sitio web “vale la pena”, Kovalev todavía duda de si describir a Noodleremover como un esfuerzo para llevar alfabetización de medios de comunicación a los rusos, “ni siquiera puedes traducir “alfabetización de medios de comunicación” al ruso”, comentó a RuNet Echo, “¿gramotnost de medios? no tiene ningún sentido para un hablante ruso, pero es importante enseñarle a la gente cómo consumir noticias. Toda fuente noticiosa tiene una agenda.”

Kovalev tampoco esconde su propia agenda: “Desprecio a [Margarita] Simonyan [editora en jefe de RT y Rossiya Segodnya] por lo que le hizo a RIA”, dice, “después de todo, mi nombre está en el sitio web y ahora está lleno de todo tipo de mierda. Y es patético ver mi nombre después de alguna historia estúpida acerca de cómo Obama es un mal bailarín. Si ese tipo de historia hubiera aparecido en RIA hace algunos años, hubieran despedido al editor.”

Alexey Kovalev (centro). Foto: Facebook.

El origen de Noodleremover pudo haber sido un acto de venganza, pero ha crecido como algo más grande. El proyecto ya tiene más de mil seguidores en Twitter después de su lanzamiento en octubre del 2015 y con tan solo 19 tuits. Kovalev dice que la reacción del público ha alentado de forma importante su trabajo:

I’m getting all this feedback and people are telling me, “Wow this is so fantastic. Nobody has ever done anything like this.” And I realize that it’s true. Nobody in Russia has ever even thought about how we approach a piece of news. Why did a particular story appear? Why is it being aired? What agenda does the outlet saying this have? What kind of agenda might an anonymous source have? Where does it come from? Why is it even out there?

When the first news of Russian troops in Syria broke out, I started noticing these weird little websites with next-to-zero readership (sites with maybe 100 visitors a day), but they end up being quoted by Sputnik or RT, and then they’re requoted somewhere else, and this becomes a kind of chain of legitimation. You throw something out there through an obscure website, and it’s requoted so many times that everyone forgets what the original news was. And it’s just out there. And there is this network of weird little obscure websites that just throws stuff out there. And it’s being quoted and requoted hundreds of times.

Estoy recibiendo retroalimentación y gente que me dice “Esto es tan fantástico, nadie ha hecho algo como esto.” Y me doy cuenta de que es verdad. Nadie en Rusia ha siquiera pensado cómo es tener un acercamiento a un artículo noticioso. ¿Por qué publican una historia en particular? ¿por qué la transmiten? ¿qué intención dice la fuente tener? ¿qué tipo de agenda podría tener una agencia anónima? ¿de dónde viene? ¿por qué siquiera está ahí?

Cuando llegaron las primeras noticias sobre las tropas rusas en Siria empecé a notar estos pequeños y extraños sitios web con casi cero lectores (sitios con cerca de 100 visitantes al día) pero que al final Sputnik o RT los citaban y después los volvían a citar en otros lugares y eso se vuelve una especie de cadena de legitimación. Lanzas algo a un sitio web oscuro y se le cita tantas veces que todo el mundo olvida cuál fue la noticia original. Y está ahí afuera así como esta red de pequeños y extraños sitios web que solamente lanzan cosas y es lo que se cita y se vuelve a citar cientos de veces.

Por supuesto que no todo el mundo piensa que el proyecto de Kovalev sea “fantástico.” La mayoría de los rusos jamás oirán hablar de Noodleremover pero es de esperarse que estarán renuentes a aceptarlo, dado que hay actitudes predominantes en Rusia acerca de la información. Según una encuesta a nivel nacional llevada a cabo el mes pasado por la agencia de encuestas independientes Levada Center, no solamente es mayor la cantidad de rusos que confían más en la televisión que en la Internet (59 contra 37 por ciento) sino que la fe en la información difundida en la televisión, radio y periódicos está aumentando. En los últimos tres años, un significativo número menor de rusos ha llegado a creer que dichos medios masivos los están engañando. Por ejemplo, en septiembre del 2012, el 55 por ciento del país dijo que pensaba que los medios de comunicación reportaban verdades a medias de forma deliberada. Tres años después, ese número bajó a 42 por ciento.

Kovalev declaró a RuNet Echo que piensa que los rusos podrían estar respondiendo a una saturación de información en el mundo y se están volcando a los medios que les ofrecen más comodidad. La necesidad de permanecer cuerdos, dice, le permite a la gente a aceptar ideas e información que generalmente rayan en tonterías:

When confronted with a deluge of information, people instinctively cling to just one source (however biased it may be) just because it’s “ours.” There is a certain degree of doublethink in Russia. How much contradiction can Russians absorb without going crazy? At any point in time, they believe two opposite things. For instance, there are no Russian troops in Ukraine, but we are winning the war. Because we cannot lose. Because Russians can never lose. But there are no Russian troops in Ukraine. So whatever is broadcast, they will believe, because it’s instinctive. Even if it’s lies, we’ll believe them because it’s our guys who are telling the lies. Because everyone is lying, and we’re going to stick to our lies.

Cuando nos enfrentan a una avalancha de información, la gente instintivamente  se aferra a una fuente (no importa lo parcial que pueda ser) tan solo porque es “nuestra”. Hay un cierto nivel de razonamiento contradictorio en Rusia pero, ¿cuánta contradicción pueden absorber los rusos sin volverse locos? En cualquier punto, creen en dos cosas opuestas. Por ejemplo, no hay tropas rusas en Ucrania pero estamos ganando la guerra porque no podemos perder, Rusia no puede perder, pero no hay tropas rusas en Ucrania. Así que, cualquier cosa que se transmita se creerá porque es instintivo. Así que, aunque sean mentiras, las creeremos porque es nuestra gente quien las está diciendo y porque todo el mundo está mintiendo y nos vamos a apegar a nuestras mentiras.

¿Qué podemos esperar de rusos leales a “mentiras” hechas en casa? Probablemente estén aquí para quedarse. La guerra al este de Ucrania se ha enfriado pero en este momento Moscú se encuentra en un conflicto más grande con Siria y es en donde el gobierno necesita controlar la información (y el “instinto” del público para permitirlo) es más fuerte que nunca. Noodleremover es una campaña de un solo hombre contra esta tendencia. ¿Puede tener éxito? Kovalev dice que no está ilusionado y acepta la enorme bofetada de la gente que maneja el imperio de los medios de comunicación del Kremlin. A pesar de todo, lo seguirá intentando.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.