¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Foto de inmigrante haitiano bañándose recibe premio y genera polémica

Pico de chegada de migrantes a São Paulo deixou centros de acolhida sobrecarregados. Crédito: Laura Daudén/ Conectas.Org/Fotos Públicas (29/04/2014)

Aumento en la llegada de inmigrantes a São Paulo dejó saturados los centros de acogida.
Crédito: Laura Daudén/ Conectas.Org/Fotos Públicas (29/04/2014).

El Premio Vladimir Herzog es considerado uno de los más importantes en el reconocimiento de los derechos humanos en el periodismo brasilero. Creado con el apoyo de la ONU, su nombre hace alusión al periodista asesinado por la dictadura brasilera en 1975. Sin embargo, este año, uno de los trabajos elegidos generó polémica y planteó interrogantes sobre la responsabilidad social de la actividad periodística.

El trabajo premiado en la categoría «Fotografía» fue la imagen de un haitiano tomando un baño de manera improvisada en las instalaciones de la Missão Paz (Misión Paz), organización de la Iglesia Católica en São Paulo. Fue tomada en mayo de este año por el fotógrafo Ronny Santos y publicada en los diarios Agora y Folha de S. Paulo, dos de los más grandes del país. La imagen generó la indignación de inmigrantes y organizaciones involucradas con el tema de la migración.

haitiano-ronny

La imagen del haitiano fue capturada en el baño de la Missão Paz en mayo, época de hacinamiento de los inmigrantes. En octubre, la fotografía recibió el premio Vladimir Herzog de Amnistía y Derechos Humanos. Imagen: ARFOC-SP/Divulgação.

Poco después de la publicación de la foto, la Missão Paz, dirigida por el padre italiano Paolo Parise, divulgó una nota de repudio a lo que consideró «un periodismo sensacionalista»:

Algumas reportagens se aproveitam dessa situação para invadir a privacidade alheia, expondo os migrantes sem sua autorização de forma que as imagens dessas pessoas acabam se tornando um produto a ser comercializado de maneira totalmente desumana. O objetivo da mídia em meio a essas crises é pressionar o Estado para tomar uma atitude, e não constranger aqueles que mais precisam de assistência.

Algunos informes se aprovechan de esa situación para invadir la privacidad, exponiendo a los inmigrantes sin su autorización de forma que su imagen acaba convirtiéndose en un producto para comercializar de manera totalmente inhumana. El objetivo de los medios en esas crisis es presionar al Estado a tomar medidas, y no perjudicar a los que más necesitan ayuda.

La foto fue tomada en un contexto específico: en aquel momento, migrantes de diversas nacionalidades —haitianos, principalmente— llegaban a Brasil por medio del estado de Acre, que limita con Perú y Bolivia. Sin una estructura adecuada y con poca ayuda del gobierno federal, el gobierno acreano decidió enviar a los inmigrantes en autobús a otros estados, entre ellos, São Paulo.

Las organizaciones de la sociedad civil que actúan en la asistencia a los inmigrantes en São Paulo tuvieron grandes dificultades para satisfacer esa demanda. La Missão Paz llegó a albergar inmigrantes en colchonetas dentro de un auditorio por falta de espacio.

Con el anuncio de la imagen entre los trabajos elegidos para el Premio Vladimir Herzog de Amnistía y Derechos Humanos de este año, la Missão Paz y la Organización Haitiana de São Paulo llegaron a pedir a la Comisión Organizadora del premio que reconsiderara la decisión.

En una carta abierta enviada a la Comisión, la Organización Haitiana argumentó:

Comentamos aos jornalistas e fotógrafos ‘se gostariam que alguém entrasse em sua casa e fizesse fotos enquanto tomavam banho’. Conversamos com os haitianos que estavam no salão da igreja quando o fotógrafo bateu as fotos. Ele não pediu autorização. Muito mal educado, ele entrou no banheiro e fez as fotos. O haitiano foi embora de São Paulo com muita vergonha. Estamos tristes como organização e como haitianos.

Les preguntamos a los periodistas si les gustaría que alguien entrara a su casa y les tomara fotos mientras se bañan. Hablamos con los haitianos que estaban en el salón de la iglesia cuando el fotógrafo tomó las fotos. Él no pidió ninguna autorización. Fue muy maleducado, entró al baño y tomó las fotos. El haitiano se fue de São Paulo con mucha vergüenza. Estamos tristes como organización y como haitianos.

En el mismo documento, los haitianos informan que el fotógrafo no pidió autorización al inmigrante fotografiado y que ningún diario o canal de televisión dio espacio al repudio hecho por la comunidad.

Aún así, la Comisión Organizadora del premio optó por mantener la elección. En una entrevista al blog MigraMundo, justificó su decisión:

Entendemos que as informações sobre as instalações de emergência, e alegações sobre o constrangimento do fotografado e da comunidade haitiana apontados pelo Padre não retiram a importância da fotografia em termos de denúncia pública de um problema social. Concluímos que houve esforço na tentativa de preservar a imagem do fotografado, e neste caso, os danos à sua imagem e dos haitianos aludidos pelo Padre Paolo seriam menores do que aqueles causados pela não valorização ou supressão de informação sobre uma situação de grande relevância nacional e global, que é a falta de condições de instituições estatais e sociais para recepcionar os imigrantes.

Entendemos que la información sobre las instalaciones de emergencia y las denuncias sobre el descontento del fotografiado y de la comunidad haitiana señaladas por el padre no retiran la importancia de la fotografía en términos de denuncia pública de un problema social. Llegamos a la conclusión de que hubo un esfuerzo por preservar la imagen del fotografiado, y, en este caso, los daños a su imagen y a la de los haitianos aludidos por el padre Paolo serían menores que aquellos causados por no valorar o por suprimir información sobre una situación de gran relevancia nacional y global, que es la falta de condiciones de las instituciones estatales y sociales para recibir a los inmigrantes.

El autor de la imagen, el fotógrafo Ronny Santos, manifestó, también en una entrevista a MigraMundo, que tenía permiso del haitiano fotografiado para tomar esas fotos:

“Em nenhum momento o personagem faz menção de proibir as fotografias ou usar as mãos ou os braços para indicar que não quer ser fotografado. Simplesmente continua tomando seu banho sabendo que as fotografias estavam sendo tiradas. Depois disso, saí e o haitiano continuou se lavando”.

«En ningún momento el personaje menciona prohibir las fotografías, ni usa las manos o los brazos para indicar que no quiere ser fotografiado. Simplemente continúa bañándose, sabiendo que las fotografías estaban siendo tomadas. Después de eso, salí y el haitiano siguió con su baño».

Ronny aún considera que, incluso sintiéndose consternado ante tal imagen, tenía el deber de tomar la foto.

“Entendo a posição das entidades e entendo as críticas, mas o desrespeito estava acontecendo e eu, profissionalmente, tive que fotografar”.

«Entiendo la posición de las organizaciones y entiendo las críticas, pero allí había una falta de respeto y yo, profesionalmente, tuve que fotografiarla».

Sin embargo, los argumentos del fotógrafo y de la Comisión no convencieron a la Missão Paz ni a otros involucrados en el acogimiento y orientación de inmigrantes. Además de una nueva nota de repudio, una petición pública fue divulgada por la organización como forma de obtener apoyo y protestar contra la premiación de la foto.

“Tal premiação está abrindo um perigoso precedente de que mais importa uma foto em si do que os direitos humanos do fotografado. Nesse sentido, é possível destacar diversos outros trabalhos fotográficos que contribuem para a função social da mídia de informar e sensibilizar a população e o governo para a causa das imigrações, sem denegrir e violar direitos humanos”.

«Dicha premiación está abriendo un peligroso precedente de que importa más una foto en sí que los derechos humanos del fotografiado. En ese sentido, es posible destacar otros trabajos fotográficos, que contribuyen a la función social de los medios de comunicación de informar y sensibilizar a la población y al gobierno sobre la causa de la inmigración, sin denigrar ni violar los derechos humanos».

El comunicador boliviano Antonio Andrade, responsable de los portales Bolivia Cultural y Planeta América Latina, también criticó la publicación de la foto:

“Nossas dores não podem ser utilizadas como ferramenta de humilhação ou desvalorização do ser humano! O contexto deve ser mais profundo e menos banal! Como comunicador, acredito que a ética do profissional estará sempre à frente do comunicador, que deve ter seus valores focados na humanização da informação e nunca na desmoralização da mesma”.

«¡Nuestro dolor no puede ser utilizado como herramienta de humillación o depreciación del ser humano! ¡El contexto debe ser más profundo y menos banal! Como comunicador, pienso que la ética profesional estará siempre por delante del comunicador, que debe tener sus valores centrados en la humanización de la información y nunca en la desmoralización de la misma».

Rodrigo Borges Delfim es editor del blog MigraMundo, mencionado en este artículo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.