¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Desear un hijo cuando se es una mujer soltera en los Emiratos Árabes

Ayesha Albusmait, and her daughter, Reem Abdullah Rashid. Albusmait is one of the small, but growing number of single Emirati woman choosing to adopt. Credit: Amanda Fisher. Used with PRI's permission.

Ayesha Albusmait, y su hija, Reem Abdullah Rashid. Albusmait es una del pequeño, pero creciente número de mujeres solteras de los Emiratos Árabes que elige la adopción. Crédito: Amanda Fisher. Utilizado con el permiso de PRI.

Este artículo y reportaje radial por Amanda Fisher para The World, originalmente se publicó en PRI.org el 6 de noviembre de 2015, y es republicado aquí como parte de un acuerdo para compartir contenido.

En una amplia casa de campo en un rincón de Dubai, Reem Abdullah Rashid juega muy contenta en una pequeña carpa. Ella tiene 5 años.

Listen to this story on PRI.org »

“Esta es mi carpa secreta. Puedes susurrar cualquier cosa al oído de mamá — es una carpa secreta”, explica ella, mientras intento introducirme por la pequeña apertura de lona.

Fue en esta carpa donde la mamá de Reem, Ayesha Albusmait, le contó a su hija los hechos acerca de su unidad familiar no tradicional..

“Me di cuenta por la gente de Europa y por las historias de niños que la carpa siempre se utiliza para los secretos, entonces, aproveché la oportunidad”, dice Albusmait.

Le dijo a su hija que tenía dos secretos — el primero que la amaba y el segundo: “Naciste de mi corazón, no de mi panza”.

Albusmait, de 49 años, está a la vanguardia de un pequeño pero creciente número de mujeres profesionales solteras de los Emiratos Árabes que han elegido adoptar. La Autoridad de Desarrollo de la Comunidad de Dubai tiene una lista de espera de alrededor de 50 posibles padres adoptivos — una quinta parte de ellos son mujeres de los Emiratos Árabes.

“Aliento a las madres solteras a que adopten más que a las familias. Hay niños que necesitan familias y hay madres que también necesitan familias”, dijo Albusmait.

Albusmait dijo que nunca rechazó conscientemente casarse; simplemente no sucedió. Pero sí quería tener un niño. Cuando le contó a Reem en la carpa que era adoptada, dijo que su hija tomó la noticia con tranquilidad.

Aún, sigue siendo un asunto complicado. La cultura emiratí es sumamente tradicional y ser padre soltero es casi inconcebible, mientras que en el mundo musulmán, la adopción sigue siendo un tema polémico.

Muchos creen que la adopción es “haram,” o prohibida, en el Islam. Según Natana Delong-Bas, profesora adjunta en Boston College, y editora en jefe de la Enciclopedia del Islam y las Mujeres de la Universidad de Oxford, la adopción — como toma del nombre de la familia y considerarse heredero legítimo con el derecho a heredar de la familia — no está permitido en la ley islámica clásica.

“Se cree que es muy importante para un niño saber quienes son sus padres biológicos y ser capaz de  buscar su verdadera herencia familiar”, dice Delong-Bas. “Sin embargo, las relaciones adoptivas, en las que una familia acoge a un niño, le brinda sustento, y lo educa en su propio hogar… se han ejercido tradicionalmente”.

Y mientras Albusmait se refiere a Reem como su hija, dice que ella mantiene el nombre de su familia biológica.

Albusmait estaba muy nerviosa la primera vez que le dijo a su familia que estaba planeando adoptar, pero dice que fueron muy compresivos, aunque, al principio algunos parientes no entendían.

Desde entonces, Albusmait ha hablado públicamente sobre el camino que ha tomado, con la esperanza de brindar apoyo a otras mujeres que quieren seguir sus pasos.

“Incluso las personas casadas no hablan de adopción. Hablo de esto porque tengo un mensaje para mi sociedad… [la adopción] es la cuestión más importante que tiene que aceptar la sociedad”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.