¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los usuarios de Facebook de Trinidad y Tobago que resuelven crímenes están de vuelta, y también la controversia sobre la supervisión de la violencia doméstica

Walk against Domestic Violence and commemoration of International Day for the Elimination of Violence Against Women by the Caribbean Association for Feminist Research and Action, Trinidad and Tobago, November 2008. Photo by CWGL, used under a CC BY-NC-ND 2.0 license.

Marcha en contra de la violencia doméstica y en conmemoración del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres organizada por la Asociación del Caribe para la Investigación y Acción Feminista, Trinidad y Tobago, noviembre del 2008. Foto de CWGL, CC 2.0.

El pasado viernes 6 de noviembre del 2015 ahí estaban ellos de nuevo. Una vez más en acción, allí estaban los ciudadanos que resuelven crímenes y que pertenecen a lo que se ha llegado a conocer como la ‘División de Facebook’ de la fuerza policial de Trinidad y Tobago; internautas que hacen circular imágenes de abusos que han sido captadas en vídeo hasta que se propaguen rápidamente y alguien se presente con información que pueda ayudar a identificar a los responsables.

Esta vez, el vídeo en cuestión muestra a un hombre golpeando violentamente a una mujer (supuestamente con una barra de acero) en un bar en el este de Trinidad. Los informes han confirmado que la pareja tiene un niño.

La policía actuó con rapidez pero el hecho de que la mujer se rehusara a hacer una declaración sobre el incidente obstaculizó el proceso en su etapa inicial. En Trinidad y Tobago no es fácil llevar a cabo las condenas por los cargos de violencia doméstica: en general, la policía sólo puede presentar cargos si la víctima da constancia de haber sido objeto de abuso o si un doctor puede probar (normalmente mediante una nota médica) que la víctima ha admitido haber sido golpeada. Cuando los casos llegan a la corte, no es raro que las víctimas socaven el proceso por miedo a las posibles represalias de sus agresores.

Las leyes obsoletas dificultan el trabajo de la policía.

Al bloguero en la diáspora Jumbie's Watch no le impresionó la respuesta al incidente por parte de la policía:

I observed with great alarm the police inaction in the case of a woman beaten in a bar, kicked until she was sent skating across the floor like a busted football.

The police are saying that they cannot charge the perpetrator under the Domestic Violence Act if the victim is not making a complaint. That may be true under the Domestic Violence Act […] However, I looked at the Summary Offences Act, and it clearly states that ‘a complaint can be laid by or on behalf of the person aggrieved'… In other words, a complaint can be made by the police officer or other any other person, if the victim is not willing.

Observé con inquietud la falta de acción de la policía en el caso de la mujer golpeada en el bar, a la que el agresor pateó hasta hacerla recorrer todo el suelo del bar como si fuera una pelota de fútbol.

La policía dice que no pueden acusar al agresor bajo la Ley de Violencia Doméstica si la víctima no presenta la denuncia. Esto puede ser cierto bajo la Ley de Violencia Doméstica […] Sin embargo he mirado la Ley de Sumario de Delitos y dice claramente que ‘una denuncia puede ser presentada por la persona agraviada o por otra en nombre de la misma'… En otras palabras, la policía o cualquier otra persona pueden sentar una denuncia si la víctima no está dispuesta a hacerlo.

Jumbie's Watch también presionó para que se modernicen ciertas leyes obsoletas. El argumenta:

There is a lesson the police need to learn. Don’t be so myopic to look at a single view when it comes to the law. Just because a situation smacks of domestic violence does not mean you can’t be ‘creative’ within the law and charge the offender under other statutes.

La policía necesita aprender una lección: no ser tan miopes y mirar sólo desde un punto de vista cuando se trata de la ley. Sólo porque la situación tiene pinta de tratarse de violencia doméstica no significa que no puedan ser ‘creativos’ dentro de la ley y acusar al agresor bajo otros estatutos.

Pero eso fue justamente lo que hizo la policía. Como había varios testigos más la evidencia del vídeo de la paliza, se llevó a los tribunales al agresor, Ricardo Jerome, quien enfrenta cargos de agresión, posesión de arma y conducta desordenada, a lo que Jerome se declaró ‘inocente’ respecto de todos los cargos.

“Si en Trinidad y Tobago sucede un crimen y nadie lo filma, entonces, ¿realmente sucedió?”.

A pesar del hecho de que Jerome haya sido acusado, los internautas aún se mantienen escépticos. Square Peg Round Hole (El pez fuera del agua) bromeó:

If a crime happens in Trinidad and Tobago and no one films it, did it happen at all?
I’ve had occasion to ask myself this question several times over the last few weeks as viral video after viral video emerged to prompt the police into uncharacteristically swift action.

[…]

Then came the video of the woman being brutally beaten by a man in an Arima bar.

As with all the other videos, this one spread like wildfire on Facebook, autoplaying all over my newsfeed and prompting the requisite outrage. Folks were understandably appalled at the sight of this man throwing a woman to the floor, kicking her and beating her with a metal object. They wanted him found and they wanted justice for that poor woman.

At least, most of them seemed to. Some of them were already laying odds that she wouldn’t cooperate with the investigation, that she’d go right back to her abuser, that this was all sound and fury signifying nothing.

Si en Trinidad y Tobago sucede un crimen y nadie lo filma, entonces, ¿realmente sucedió?
He tenido ocasión de hacerme esta pregunta varias veces en las últimas semanas cuando surgió un vídeo viral tras otro vídeo viral para incitar a la policía a que actúe de manera rápida e inusitada.

[…]

Entonces surgió el vídeo del hombre que golpeaba brutalmente a una mujer en un bar de Arima.

Al igual que con los otro vídeos, este se diseminó como fuego en Facebook, y al reproducirse automáticamente en mi lector de noticias provocó en mí la indignación merecida. Es de comprender que la gente se horrorizara ante la vista de este hombre que arrojaba a la mujer al suelo, la pateaba y la golpeaba con un objeto de metal. La gente quiso justicia para la pobre mujer.

Al menos, la mayoría de ellos parecía querer justicia. Algunos ya abarajaban la posibilidad de que ella no colaboraría con la investigación, de que volvería con su agresor, de que era un caso de mucho ruido y pocas nueces.

«Es ridículo cargar a la víctima con todo el peso ya que a menudo no es capaz de soportarlo», escribió el bloguero y adhirió:

This has to change, and not just in the legal sense. The problem here is incredibly pervasive and deeply embedded in our society. This is a place where women are often still treated as the property of their partners, expected to conform to patriarchal norms and often blamed for the crimes perpetrated against them. Just take a look at the backlash against the woman now that she has refused to cooperate.

Esto tiene que cambiar, y no sólo a nivel legal. El problema aquí está increíblemente generalizado y profundamente arraigado en nuestra sociedad. Este es un lugar donde a menudo se trata a las mujeres como si fueran propiedad de sus parejas, donde se espera que ellas cumplan con las normas patriarcales y con frecuencia se las culpa por los crímenes perpetrados contra ellas. Sólo basta con mirar a la respuesta violenta contra la mujer porque se rehusó a cooperar.

«Culpen a la víctima»

Ha sido asombroso el veneno dirigido a la víctima de este ataque, y ha venido de fuentes inesperadas que incluyen al abogado defensor de Ricardo Jerome, quien calificó la situación de «una tempestad en un vaso de agua», lo que suscitó la ira de muchos internautas. Jacqueline Scott escribió en Facebook:

I understand lawyers have to do their job and defend their clients but to call this a storm in a teacup?? I've read many of the comments that people have made via social media. I am horrified at the scale of disdain and abuse directed at that woman being beaten…….
She like it so.
she must like the weave and fake nails he giving her.
Why she doh leave?
She look for dat, she horn him.
This video and many of the others shown on social media recently, give us a tiny view into the violent society that we have become.
When did it become ok to kick and beat another human being? I have no interest in what this woman has done.
We are breeding angry, violent people and when a lawyer can go on record making light of such a horrific video…..we are fast becoming a society that is lost.

Entiendo que los abogados tienen que hacer su trabajo y defender a sus clientes, ¿¿pero llamar a esto una tempestad en un vaso de agua?? He leído muchos comentarios que ha hecho la gente en las redes sociales y estoy horrorizada de la escala de abusos dirigidos a la mujer que fue golpeada……
A ella le gustó.
A ella le deben gustar las extensiones y las uñas postizas que él le da.
¿Por qué no lo deja?
Se lo buscó, le metió los cuernos.
Este vídeo y muchos otros que últimamente han aparecido en las redes sociales nos dan un vistazo de la sociedad violenta en la que nos hemos convertido.
¿Desde cuándo está bien patear y pegar a otro ser humano? A mi no me interesa lo que ha hecho esta mujer.
Estamos criando gente irritada y violenta y cuando un abogado puede dejar constancia sacando a la luz un vídeo tan horrible… significa que nos estamos convirtiendo rápidamente en una sociedad que está perdida.

A la usuaria de Facebook, Patricia Worrell, se le hizo difícil creer un comentario que escuchó en relación a la paliza:

Man's comment on wife beating case:
“But den again, yuh have to see de odder side. Yuh eh know what she do!”
Because of course – the beating might have been justified!
‪#‎thekindofthingthatgivesasininityabadname

Los comentarios del hombre en el caso de la paliza a su mujer:
«Pero ustedes también tienen que ver el otro lado de la historia. ¡No saben lo que ella hace!»
¡Porque por supuesto la paliza puede haber sido justificada!
#‎thekindofthingthatgivesasininityabadname (el tipo de cosa que le da un mal nombre a la tontería)

La usuaria de Facebook Rhoda Bharath señaló que «aquí las mujeres en situaciones de violencia doméstica tienen muy pocos recursos con nuestras leyes y aún tienen menos protección de los servicios del estado», sentimiento que fue repetido tanto por un empleado de la organización de los derechos de las mujeres y los niños como por el bloguero Square Peg (Round Hole), el cual dijo:

It’s easy to watch that video and ask how she could take it, but what we should be asking is, where could she go? Where are the shelters that take a woman and her child in and protect them from her abuser? Where are the legal advocates to ensure that she doesn’t lose custody of her child to him if he should decide to fight? Where is the counselling to help her see that what she is living through isn’t love?

Most of all, where are the laws that allow the police officers to do their jobs? They have all the evidence they could want of the beating and still, without a statement from a woman likely terrified of reprisal from her abuser, they can do nothing about it until the beating that finally kills her. At that point, we’ll all shake our heads and murmur about how she should have left when she had the chance.

In the meantime, we engage in yet another round of victim-blaming (‘she mus-see like it so’) and equivocation (‘what happens between two consenting adults…’) and abusers nationwide feel even more emboldened to batter their victims wherever and whenever. Because, no matter how badly they’re beaten, they’re not victims unless they can stand up and say so.

Es fácil mirar el vídeo y preguntarse como ella pudo soportarlo, pero lo que deberíamos preguntarnos es ¿a dónde podría ella ir? ¿Dónde están los refugios para acoger a la mujer y sus niños y protegerlos de su agresor? ¿Dónde están los defensores legales para asegurar que ella no pierde la custodia de sus niños si él decidiese pelear por ella? ¿Dónde están los centros de asesoramiento para que la ayuden a ver que la situación en la que vive no es de amor?

Sobre todo, ¿dónde están las leyes que permiten a los oficiales de policía hacer su trabajo? Ellos tienen toda la evidencia que podrían desear sobre la paliza y aun así sin una declaración de una mujer probablemente aterrorizada por las posibles represalias de su agresor, no pueden hacer nada, hasta que una paliza finalmente la mate. Llegado ese momento, todos sacudiremos las cabezas y murmuraremos acerca de cómo podría haberlo dejado cuando tuvo la oportunidad.

Mientras tanto, nos involucramos en otra ronda de culpas a la víctima (‘a ella le debe gustar’) y equivocación (‘lo que pasa entre dos adultos que consienten…’) y los agresores en toda la nación aún se animan más a pegar a sus víctimas donde sea y cuando sea. Porque no importa cuán duro se las ha golpeado, no son las víctimas a no ser que pasen al frente y lo digan.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.