¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las autoridades de São Paulo declaran la «guerra» al movimiento de ocupación de los estudiantes

Brazilian teenagers have been protesting for almost two months government's plan to shut down schools. Photo: O Mal Educado/Facebook

Adolescentes brasileños han estado manifestándose durante casi dos meses sobre el plan de cerrar escuelas del gobierno. Fotografía: O Mal Educado/Facebook.

Hace tres semanas, adolescentes brasileños de São Paulo comenzaron a tomar escuelas públicas que iban a ser cerradas por un nuevo programa del estado llamado «reorganización». Cuando las conversaciones con el gobierno se estancaron, los jóvenes ocuparon 193 instituciones. El domingo 29 de noviembre se filtró una grabación de audio en Internet que revelaba que un alto funcionario del Departamento de Educación de Brasil decía que el gobierno estaba «en guerra» con los estudiantes de São Paulo, y había instruido a los directores de los colegios a desmovilizar el movimiento de ocupación.

A pesar de esta controversia y del movimiento estudiantil, el Gobernador de São Paulo puso en marcha oficialmente el programa de «reorganización» el 1 de diciembre, autorizando que se transfiera al profesorado de escuelas seleccionadas para su cierre.

Bajo el «plan de reorganización» del estado, el 43 por ciento de las escuelas en São Paulo ofrecerán solo uno de los tres niveles de educación en el sistema brasileño, en vez de ofrecer desde educación primaria hasta secundaria bajo el mismo techo. En Brasil, la educación básica se divide en tres niveles: dos tipos de «educación primaria» (de primero a quinto y de sexto a noveno) seguido de tres últimos años de «instituto».

Actualmente, la mayoría de escuelas en São Paulo ofrecen más de un nivel, pero eso cambia con el nuevo plan. Lo que es más importante, la nueva política resulta en el cierre de 93 escuelas diferentes por todo el estado, y otras mil afectadas de forma menos drástica. Se espera que más de 300.000 estudiantes necesiten transferirse a nuevas escuelas.

El gobernador de São Paulo, Geraldo Alckimin, promete que al menos 66 de los edificios vacantes darán lugar a guarderías públicas y universidades técnicas, mientras que el resto aún no tienen un propósito definido. Los estudiantes y activistas que se oponen a la «reorganización» afirman que los cambios simplemente son recortes de presupuesto encubiertos.

El audio filtrado

Filtrado por el colectivo de medios independiente Jornalistas Livres (Periodistas Libres), un archivo de audio que ahora circula por internet fue grabado en una reunión secreta que tuvo lugar el domingo 29 de noviembre entre Fernando Padula, el jefe de gabinete de la Secretaría de Educación del estado, y directores de escuela. En la grabación, Padula dice, «Lucharemos hasta el final y venceremos. Desmoralizaremos e inhabilitaremos el movimiento». Acusa al movimiento de ocupación de ser «político y partidista» y dice que «desvía la atención de Brasilia».

São Paulo está gobernado por el centroderechista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). Nacionalmente, el PSDB no está en el poder en la actualidad.

Padula también dice que el Gobernador pidió a los trabajadores que visitaran las escuelas e intentaran «reiniciar las clases», instruyendo a los funcionarios a «dar preferencia a las escuelas que aún no están demasiado radicalizadas». Las escuelas en las que el movimiento ha tenido más fuerza, dice, deberían ser simplemente aisladas y deberían ser atendidas de forma gradual. «Mi opinión es simplemente dejarles ahí. ¿Qué va a ocurrir? El año que viene, esa escuela será “reorganizada”, solo que no comenzará el año escolar».

Padula también reveló que los agentes del gobierno fueron enviados a fotografiar coches aparcados en frente de las escuelas ocupadas, para identificar si los propietarios de los vehículos están conectados a cualquier partido político o el Apeoesp (sindicato de profesores del estado de São Paulo).

Por último, Padula insta a los funcionarios a realizar una «guerra de información» contra los estudiantes. «Cuando se trata de manipular, se ha estudiado [que] tiene un método. Lo que hay que hacer es informar, informar, informar en una guerra de información. Porque así es cómo se les desmoviliza».

«Esta semana es crucial»

Después de que se filtrase el audio, se organizaron protestas dentro y fuera de las escuelas el 1 y 2 de diciembre, y la policía tomó medidas severas contra los manifestantes, con algunos estudiantes detenidos.

A few parents and police invaded the school Maria José in São Paulo in an attempt to break the occupation.

Algunos padres y la policía invadieron la escuela Maria José en São Paulo en un intento de acabar con la ocupación. Fotografía: O Mal Educado / Facebook.

En la escuela Maria José, algunos padres de estudiantes contrarios al movimiento fueron al campus con la intención de acabar con la ocupación. En Facebook, los estudiantes declararon que la policía apoyó a los padres, y usó aerosol de pimienta contra los ocupantes, a pesar de la ausencia de una orden judicial para entrar en la escuela. Una estudiante dice que fue asaltada por el propio director de la escuela.

«Esta semana es crucial. Es hora de mostrarles que resistiremos», dijo un estudiante a la página web Nexo.

El movimiento de ocupación

Las protestas contra la reorganización comenzaron en el momento en el que se anunció el plan, a principios de octubre. Mientras las protestas contra la reorganización adquirieron más importancia, los estudiantes comenzaron a ocupar sus propias escuelas, tomando turnos de limpieza y cocina y del mantenimiento general de las escuelas, a veces con la ayuda de padres, profesores y algunos movimientos sociales.

Students painting walls and ceilings in a occupied school. Photo: O Mal Educado/Facebook

Estudiantes pintan muros y techos en una escuela ocupada. Fotografía: O Mal Educado / Facebook.

Rápidamente crearon la página de Facebook «No cierren mi escuela», utilizada por los estudiantes para comunicarse con el resto del país, y las historias de la ocupación comenzaron a difundirse. En una escuela, se encontró una habitación entera llena de material escolar nuevo, para la absoluta sorpresa de los estudiantes, que afirman que la gestión de la escuela siempre se estaba quejando de la falta de recursos.

En otra escuela, los estudiantes incluso instalaron nuevas duchas en un baño, compradas con su propio dinero.

«Las escuelas ocupadas en São Paulo tienen un currículo mejor que muchas universidades…» #OcupaEscola [Horario de la clase: Periodismo fotográfico; Medios de comunicación y activismo; Derecho de ocupación; Refugiados; Territorio palestino; Resistencia Slam; Teatro resistencia]

Durante el último mes, en grupos de Whatsapp usados por estudiantes para comunicarse a través de diferentes escuelas, los estudiantes han compartido un manual redactado en 2011 por estudiantes de secundaria en Chile, que ese año ocuparon 700 escuelas en manifestaciones por una mejor educación pública.

Guerra de información y el «contra-movimiento»

Presente en la reunión, e introducido al grupo por Padula, estaba un hombre llamado Leandro—un miembro del Movimento Ação Popular (Movimiento de Acción Popular), conectado con el Partido de la Social Democracia Brasileña de São Paulo, actualmente en el poder. Mientras estaba siendo grabado, Padula explicó cómo Leandro podía ayudar a coordinar la llamada guerra de información.

Ação Popular fue creado al principio de este año y ha participado mucho en protestas contra el gobierno. Presentándose como un «movimiento estudiantil», establece que uno de sus objetivos es «luchar por la educación pública de calidad». Declara públicamente su apoyo a la reorganización de la educación de São Paulo.

Roney Glauber, el coordinador, dijo al periódico O Estado de S. Paulo que su organización ha estado visitando escuelas ocupadas y organizando asambleas para «explicar la reorganización» a los manifestantes. El 21 de noviembre, crearon una página de Facebook en oposición llamada «Devuélvanme mi escuela». Hasta ahora, la mayoría de las publicaciones del grupo afirman que las ocupaciones están siendo orquestadas por una colaboración entre el Partido de los Trabajadores, el Gobierno Federal y movimientos sociales de izquierda.

Roney Glauber, from Ação Popular (Popular Action), with São Paulo state governor Geraldo Alckimin in June 2015. Photo: Roney Glauber/Facebook

Roney Glauber, de Ação Popular (Acción Popular), con el gobernador del estado de São Paulo Geraldo Alckimin en junio de 2015. Fotografía: Roney Glauber/Facebook.

A pesar de la conexión oficial con el PSDB, Acao Popular dice que solo «algunos miembros están afiliados al partido», aunque su comité central es supuestamente «indiferente a la posición del PSDB». El mismo Roney Glauber, sin embargo, trabaja en el directorio del partido en la ciudad de Guarulhos y fue elegido presidente de la organización política juvenil del PSDB en 2013.

Los estudiantes han declarado cómo las tácticas del gobierno se han ido desarrollando en la práctica. En la página «No cierren mi escuela»  los activistas están denunciando cómo algunos extraños allanaron el campus en la escuela E.E Coronel Sampaio, en la ciudad de Osasco, y empezaron a prender fuego a libros y a robar ordenadores:

A polícia chegou ao local pouco tempo depois, mas não impediu a ação daqueles que depredavam a escola. Ameaçados, os alunos não viram alternativa a não ser deixar o local. Pouco tempo depois, chegou a direção da escola e o chefe de gabinete da Secretaria de Educação, Fernando Padula Novaes.

La policía llegó al lugar momentos después, pero no les impidió saquear la escuela. Amenazados, los estudiantes no tuvieron otra alternativa que irse del lugar. Poco tiempo después, llegaron el director de la escuela y el jefe de gabinete de la Secretaría de Educación, Fernando Padula Novaes.

Más tarde, en las noticias de las 12, una emisión en TV Globo presentó una versión drásticamente diferente a la del allanamiento, robo e incendio provocado, acusando a los estudiantes de abandonar el campus «voluntariamente», y que después los trabajadores de la escuela entraron en el edificio y supuestamente se encontraron con todo destrozado.

En Facebook, los activistas insisten en que pueden probar la inocencia de los estudiantes:

Estamos convictos de que os alunos da E.E. Coronel Sampaio terão como provar, com fotos e vídeos de suas atividades, que sua ocupação apenas melhorava as condições da escola, como ocorre em todas as ocupações. Mais ainda, não vamos sossegar até que os verdadeiros articuladores da destruição de escolas sejam desmascarados.

Estamos convencidos de que los alumnos del E.E. Coronel Sampaio podrán probar, con fotos y vídeos de sus actividades, que su ocupación solo mejoraba las condiciones de la escuela, como ocurre en todas las ocupaciones. Además, no vamos a descansar hasta que los verdaderos responsables de la destrucción de escuelas sean desenmascarados.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.