¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mientras el Gobernador retrocede y el Secretario de Educación dimite, los manifestantes estudiantiles en São Paulo celebran la victoria

A victory to São Paulo's students movement as government backs down on "reorganization" plan. Photo: Agência Brasil CC 3.0

Los movimientos estudiantiles de São Paulo parecen haber logrado una gran victoria, pues el gobierno se echa atrás en su plan de “reorganización” de las escuelas. Foto: Agencia Brasil CC 3.0.

Luego de dos meses de protestas en las calles y de ocupar casi 200 escuelas en todo el estado de São Paulo, el gobernador Geraldo Alckmin, anunció el 5 de dicembre que está posponiendo el plan estatal de reorganización hasta por lo menos el 2017. Los manifestantes también están aclamando como una victoria, el hecho de que el secretario de Educación Herman Voorwald (conocido en los medios sociales como Herman “Voldemort”) ha dimitido de su cargo.

Bajo el “plan estatal de reorganización” el 43 por ciento de las escuelas de Sao Paulo pasarían a ofrecer sólo uno de los tres niveles de educación en el sistema brasileño, en lugar de ofrecer desde la educación primaria hasta la secundaria, todo bajo el mismo techo.

La nueva política ocasionaría el cierre de 93 escuelas en todo el estado, y más de 300.000 estudiantes tendrían que transferirse a nuevas escuelas.

Los estudiantes que se opusieron al programa afirmaron que los cambios eran simplemente un recorte encubierto en los gastos de educación. Los opositores del plan también criticaron a los funcionarios estatales por no realizar consultas públicas más amplias con los agentes involucrados en el sistema educativo, teniendo en cuenta los cambios radicales que la “reorganización” habría requerido.

São Paulo state governor Geraldo Alckmin announced on a press conference this afteroon the suspension of his reorganization policy

El Gobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, anunció en una conferencia de prensa el 5 de diciembre la suspensión de su política de reorganización.

En una rueda de prensa el 04 de diciembre, el gobernador Alckmin dijo que “entendió el mensaje de los estudiantes y sus familias en relación al plan”, y añadió:

“Nossa decisão é adiar a reorganização e rediscuti-la escola por escola, com a comunidade, com os estudantes e, em especial, com os pais dos alunos”.

Nuestra decisión es posponer la reorganización y volver a hablar de ello escuela por escuela, así como con la comunidad, los estudiantes, y, sobre todo, con los padres.

Alckmin asegura que los estudiantes tendrán garantizada su inscripción en las actuales escuelas para el año escolar del 2016 (que en Brasil se extiende desde marzo a diciembre).

La renuncia del Secretario de Educación Voorwald ocurrió luego que una junta de revisión gubernamental concluyó que “él no había logrado establecer puentes de diálogo con el movimiento para desmovilizar a las ocupaciones”.

¿Qué otra cosa podría haber incitado a la Oficina del Gobernador a capitular frente a los manifestantes? El 4 de diciembre, el instituto de investigación Datafolha dio a conocer los resultados de una encuesta mostrando que la popularidad de Alckmin se encontraba en un mínimo histórico. En la encuesta, el 30 por ciento de los electores del gobernador clasificaron su gobierno como “mal o muy mal”, con sólo el 28 por ciento diciendo ser “bueno o muy bueno.” El año pasado, tras la reelección de Alckmin, esas cifras se encontraban en el 48 y el 13 por ciento, respectivamente.

La página de Facebook “No Cierre Mi Escuela”, que ha sido el principal canal público de comunicación del movimiento estudiantil, publicó una declaración reclamando la victoria, aunque el grupo dice que tiene la intención de continuar la ocupación de las escuelas hasta que las autoridades estén de acuerdo en realizar varias concesiones inmediatas: (1) el periódico oficial del gobierno debe publicar la orden del gobernador de suspender el plan de “reorganización”; (2) todos los manifestantes estudiantiles actualmente bajo custodia policial deben ser liberados; y (3) amnistía para los manifestantes acusados ​​de delitos cometidos durante el movimiento de ocupación.

É preciso comemorar! Pela segunda vez na história recente do Estado de SP, a juventude dobra a espinha de um governador truculento. Só nós sabemos o quanto lutamos para finalmente desmoralizar Alckmin, convencer toda a sociedade e derrotar a reorganização.

Em 2016, vamos seguir lutando para assegurar mais direitos e derrotar de vez o projeto de reorganização. A coragem e a força que demonstrou o movimento secundarista é irreversível. Ressignificamos o espaço das escolas públicas, que passaram a ter vida política, cultural e em consonância com os sonhos e necessidades de estudantes e das comunidades locais. Nunca a escola pública foi tão ocupada e bem aproveitada como sob o controle dos estudantes.

¡Es hora de celebrar! Por segunda vez en la historia reciente del estado de São Paulo, los jóvenes logran doblegar a un gobernador terco. Únicamente nosotros sabemos cuánto hemos luchado para finalmente desmoralizar a Alckmin y persuadir a la gente a derrotar a la reorganización.

El 2016 vamos a seguir luchando para garantizar más derechos y derrotar de una vez por todas el proyecto de reorganización. El coraje y la fuerza que el movimiento estudiantil ha demostrado es irreversible. Hemos resignificado las escuelas públicas, que ahora tienen una vida política y cultural en consonancia con los sueños y necesidades de los estudiantes y las comunidades locales. Nunca antes las escuelas públicas han sido ocupadas de esta forma ni han cumplido tan bien su potencial, cómo cuando estaban bajo el control de los estudiantes.

Algunos manifestantes todavía esperan más. Manifestantes en al menos una escuela en São Paulo dijeron al diario “O Estado de S. Paulo” que no terminarán su movimiento hasta que la campaña de reorganización del gobierno sea de facto cancelada (en lugar de sólo posponerla por un año).

En una publicación ampliamente compartida en Facebook, el periodista y activista de los medios de comunicación Bruno Torturra argumentó que las palabras de Alckmin se deben tomar con un grano de sal:

Repara como ele falou dos pais, não tanto dos alunos. Será esse o novo diálogo. E sua maior arma.

Quem quiser saber para onde sopra o vento a partir dos Bandeirantes, precisa sair das redes e ligar o noticiário de rádio. É onde a narrativa oficialista e o senso comum do paulista são martelados full time.

Há dias tem sido essa a tônica. Os pais estão preocupados. Os pais estão com saudades e aflitos ao verem seus filhos nessa situação. E mais importante: famílias estão vendo seus filhos sendo educados por “movimentos sociais”.

O governo vai empoderar novas associações de pais e alienar os “exacerbados políticos”. Vai posar de republicano citando o Papa…

As férias estão aí. Quando as aulas voltarem, ele descobriu uma forma de segurar a molecada em casa ano que vem terceirizando a repressão para a família – sempre ela – que agora pode ir às ruas tranquila, e fazer selfie com a Força Tática, para pedir o impeachment.

Escreve, Alckmin não perdeu. Ele deu um baita xeque no movimento.

Foco no tabuleiro, turma.

Observe cómo hablaba de los padres, no los estudiantes. Este será el nuevo diálogo y su arma más fuerte.

Quien quiera saber lo que pasa en [la residencia del gobernador] el Palacio Bandeirantes tiene que salir de Internet y encender la radio. Ahí es donde la narrativa oficial y el sentido común de los paulistas se transmiten a tiempo completo.

Este ha sido el tono hace días. Los padres están preocupados. Los padres echan de menos a sus hijos. Se ven afectados cuando les ven ser educados por los “movimientos sociales”.

El gobierno va a empoderar a una nueva asociación de padres y alejará a los “radicales”. Se planteará como un republicano citando al Papa…

Se acabó la escuela. Cuando vuelvan las clases, habrá encontrado una manera de mantener a los niños en sus casas, desplazando la represión a la familia – siempre la familia – que, ahora, puede volver a las calles en paz, hacer selfies con la policía y pedir el juicio político [de la presidenta Dilma Rousseff].

Anótelo, Alckmin no ha perdido. Ha logrado darle un jaque mate al movimiento.

Atentos al tablero del juego, jóvenes.

En los próximos días, se han previsto asambleas en las escuelas ocupadas en donde los manifestantes decidirán los próximos pasos del movimiento.

Una semana de intensas protestas

Violent crackdowns on last week's protests. Photo: Juventude Às Ruas/Facebook

Represión violenta en las protestas de la semana pasada. Foto: Juventude As Ruas / Facebook.

Durante dos meses, los estudiantes han estado protestando en contra de la reorganización, y durante al menos tres semanas han ocupado decenas de escuelas de todo el estado. La lucha llegó a un punto de inflexión a principios de la semana pasada, cuando el colectivo de medio de comunicación independientes Jornalistas Livres (Periodistas Libres) filtró una grabación donde Fernando Padula, el jefe del Estado Mayor de la Secretaría de Educación del estado, dijo a los directores de escuela, “Vamos a luchar hasta el final y vamos a ganar. Vamos a desmoralizar y descalificar al movimiento”.

Las declaraciones de Padula parecieron mostrar la completa falta de voluntad de las autoridades a negociar con el movimiento, llevando a una rápida escalada de protestas. La policía respondió en consonancia. El 3 de diciembre, por ejemplo, los manifestantes informaron en un post de Facebook que la policía arrestó ese día a 14 personas en un mitin.

Una serie de videos y fotos de los estudiantes siendo golpeados y detenidos han surgido en línea, como material de archivo publicado por el colectivo de Internet Juventude às Ruas (Juventud en las Calles) de una protesta en el centro de la ciudad de São Paulo.

El mismo grupo publicó un video de un estudiante siendo llevado bocabajo por cuatro agentes de la policía, así como fotos y vídeos de otros arrestos:

Otro video muestra el momento exacto en que un policía arrojó una bomba en medio de una manifestación pacífica, mientras los manifestantes cantaban “no violencia”.

La editora de Global Voices Brasil, Taisa Sganzerla, colaboró ​​en este post.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.