¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Trinidad y Tobago enfrenta una recesión – ¿quién tiene la culpa?

Jwala Rambarran (L), Governor of the Central Bank of Trinidad and Tobago and Min Zhu (R), Deputy Managing Director of the International Monetary Fund. Photo by Reuniones Anuales GBM / FMI Lima 2015, used under a CC BY-NC-ND 2.0 license,

Jwala Rambarran (izquierda), director del Banco Central de Trinidad y Tobago, y Min Zhu (derecha), subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional. Fuente: Reuniones Anuales GBM / FMI Lima 2015, úsese bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0.

La ex primer ministra de Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar, ganó los comicios internos para conservar el liderazgo del partido Congreso Nacional Unido, ahora en la oposición, el 7 de diciembre del 2015. No obstante, la participación de los votantes fue baja – un usuario de Facebook hizo una broma diciendo que “existen multitudes de bandas [de carnaval] más grandes que la participación del CNU de hoy” – esto pone de manifiesto el nivel de desilusión que tienen las personas por el desempeño del partido y por el estado en el que ha dejado al país.

Ese estado es muy precario. El director del Banco Central de Trinidad y Tobago, Jwala Rambarran, quien fue nombrado para el puesto por la administración de Persad-Bissesar, pero lo ha conservado hasta el momento con la nueva administración, anunció el 4 de diciembre que el país estaba “en una recesión” y procedió a identificar algunas de las compañías que utilizan más el mercado de divisas. Aunque algunos se preguntaron si esta información debiera ser difundida, muchos sintieron que esto queda anulado por el derecho de los ciudadanos de saber cómo es que utilizan su dinero.

De acuerdo con Victor Hart, presidente del Comité Directivo de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI, por sus siglas en inglés), el mercado de divisas en cuestión está siendo generado por la venta del petróleo del país y por las exportaciones de gas natural – recursos que le pertenecen al pueblo de Trinidad y Tobago:

This information therefore empowers civil society to lobby government on finding a more efficient use of the US currency that is earned by those natural resources. It is a tool for citizens to agitate for better management of our money. We've been too complacent as a people. We have an inalienable right to know how our natural resources are being used, because it is the people's patrimony that is generating the foreign exchange.

Esta información, por lo tanto, faculta a la sociedad civil para ejercer presión sobre el gobierno de modo que este encuentre un uso más eficiente de la divisa estadounidense, la cual, se percibe a través de esos recursos naturales. Es una herramienta que los ciudadanos pueden emplear para demandar una mejor administración de nuestro dinero. Tenemos el derecho inalienable de saber cómo usan nuestros recursos naturales ya que, es el patrimonio del pueblo el que está generando el mercado de divisas.

Probablemente Rambarran, al revelar las fuentes más demandantes de dólares, fue transparente; sin embargo, no fue honesto con el nuevo ministro de finanzas, Colm Imbert, con respecto a la situación actual de la economía. Dado que hizo una declaración sobre recesión sin informarle al ministro, Imbert se quejó del director del Banco Central, pues no estaba cumpliendo con lo que se le requería de mantener adecuadamente informado al gobierno de sus políticas o apoyar las políticas económicas promovidas por este. Debido a la filtración de las rentas del mercado de divisas del Banco Central, incluso los ciudadanos han estado teniendo problemas para tener acceso a los dólares – la mayoría de bancos ha impuesto un límite de retiro de 500 dólares al día por cliente.

La usuaria de Facebook, Rhoda Bharath, estaba indignada por la forma en que procedió Rambarran, por lo que solicitó su destitución:

Jwala aware that he working for us?
Why is he being so difficult about communicating with the Finance Ministry?
I have no confidence in his professionalism or responsibility.
He has to go.
Fire his ass now!

¿Sabe Jwala que trabaja para nosotros?
¿Por qué le es tan difícil comunicarse con el Ministerio de Finanzas?
No confío en su profesionalismo o responsabilidad. Tiene que irse. ¡Despidan ya al hombre!

El periodista Raffique Shah, bloguero invitado para Wired868, un sitio web satírico, comparte el mismo sentimiento y afirma que la recesión, que Rambarran ha notado de repente, era predecible:

This recession did not creep up on us like the proverbial thief in the night. It was long in the making.

In fact, from as far back as the global financial crisis of 2008-2009, when Clico [a major, regional insurance company] collapsed and the price of oil plunged from a brief high of US$140 a barrel to US$30, informed, patriotic citizens were warning governments: to go easy on the wild spending, to set aside more savings in the Heritage and Stabilisation Fund [an account established to set aside energy revenues for a rainy day], to wean the population off dependency on subsidies, and, most of all, to diversify the economy from its over-reliance on oil, gas and petrochemicals.

Esta recesión no nos agarró desprevenidos como el famoso ladrón de la noche. Esto se venía preparando desde hace tiempo.

De hecho, viene desde la crisis financiera mundial del 2008-2009 cuando colapsó Clico [una compañía aseguradora importante en la región] y el precio del crudo cayó de $140 a $30 el barril; la ciudadanía patriótica e informada le estuvo advirtiendo a los gobiernos: que controlaran los gastos, que ahorraran más para el Fondo de Patrimonio y Estabilización [una cuenta creada para reservar las rentas proveniente de la energía, de modo de asistir en tiempos difíciles], que le quitaran a la población la dependencia a los subsidios; pero sobre todo, que diversificaran la economía de su dependencia excesiva al petróleo, el gas y los petroquímicos.

De manera directa, él atribuye gran parte de la culpa por la realidad económica actual del país al gobierno de asociación popular (PP) de Persad-Bissesar, pues gastó de manera lasciva en medio de la caída de los precios del crudo:

In the face of such stark realities and grim prospects, the PP Government increased spending, scraped the bottom of the NGC [National Gas Company] barrel for every available dollar, sold off some of the family jewels (FCB [First Citizens Bank] and PPG [Phoenix Park Gas Processors]-NGL shares), extracted everything it could from the Central Bank, and, on top of that, borrowed beyond the $70 billion debt ceiling it established in 2011.

Ante las duras realidades y los prospectos desalentadores, el gobierno de PP incrementó el gasto, rascó el fondo del barril de la NGC [companía nacional de gas] para obtener todos los dólares disponibles, vendió algunas joyas de la familia (FCB [el banco de los primeros ciudadanos] y las acciones de PPG [Procesadora de gas Phoenix Park] -NGL), extrajo todo lo que pudo del Banco Central y, por sobre todo, hizo un préstamo que sobrepasó al techo de la deuda de 70 mil millones de dólares, que había establecido en el año 2011.

The Eternal Pantomine estuvo de acuerdo con esa postura e hizo una alusión sobre el debate parlamentario, que se llevó a cabo el viernes pasado, en el cual “el ministro de finanzas Imbert deseaba incrementar el techo de la deuda”:

The moment I read the motion on the Parliament’s website, I got concerned. Raising the debt ceiling doesn’t affect the current work force. I’m currently paying off the debt [former Prime Minister] Patrick Manning’s years in office incurred. Raising the debt ceiling will be affecting the generations that are not yet old enough to vote and select a government. No, not the ones in secondary school. They will be paying off Kamla’s debt. The children just entering day care.

In summary, if we are to believe the details of the presentation read out by Finance Minister Colm Imbert, the UNC government led by Kamla Persad-Bissessar, had just as big a role in creating the recession we are now in as declining oil prices. What kind of government sees economic ruin looming and keeps borrowing and spending?

En el momento que leí la moción en el sitio web del parlamento me surgió una preocupación. Incrementar el techo de la deuda no afecta a la fuerza laboral actual. Hoy me encuentro pagando la deuda en la que incurrió la administración de Patrick Manning [ex primer ministro]. Esto estará afectando a las generaciones que todavía no son lo suficientemente aptas como para emitir un sufragio y elegir a un gobierno. No, no me refiero a los jóvenes de secundaria, pues ellos estarán cancelando la deuda de Kamla; sino, a los niños que acaban de ingresar a la guardería.

En resumen, si vamos a creer los pormenores de la presentación que hizo el ministro de finanzas, Colm Imbert, el gobierno del CNU, dirigido por Kamla Persad-Bissesar, jugó un papel importante en la creación de la recesión en la que nos encontramos hoy, así también, en el descenso de los precios del petróleo. ¿Qué clase de gobierno ve la inminente ruina económica y continúa prestando y gastando?

Claro que esta no es la primera vez que sucede esto en Trinidad y Tobago. A pesar que la publicación de Wired868 fue una remembranza sobre la recesión de la década de 1980 y sobre las lecciones que debieron haberse adquirido de la misma, the Eternal Pantomime simplemente no pudo superar el descaro del anuncio del director del Banco Central:

It was a calculated move on Ramberran’s part. Meant to stir up angry sentiment among the population just prior to a Parliament sitting asking for the government to be able to borrow more. But Ramberran’s counter-coup has blown up in his face. Because it appears that the Governor has been keeping secrets from the population. The Trinidad Express published a story in the middle of August 2015 wherein then finance Minister, Larry Howai, glibly stated that we were no where near a recession. Then we would have already experienced two consecutive quarters of economic contraction and entering into our third. […]

Was Governor Ramberran aware of the economy’s contraction? If he was, why was he silent then? Was he colluding with the former Minister of Finance to present a picture of a healthy economy? If he was not aware, why was he not aware? Can we trust him to have the country’s best interests at heart? Is he working with or against the current Minister of Finance? Can the obvious tensions between the two of them lead to even further economic crisis?

Este fue un movimiento calculado por parte de Ramberran. Su objetivo es despertar sentimientos de enojo entre la población justo antes que se realice una sesión parlamentaria, en la que se tiene contemplado solicitar al gobierno hacer más préstamos. Sin embargo, el contragolpe de Ramberran le ha estallado en la cara, pues, al parecer, el director ha estado ocultando secretos a la población. The Trinidad Express publicó un artículo a mediados de agosto 2015, en el cual, Larry Howai, el entonces ministro de finanzas, declaró con mucha labia que no estabamos ni siquiera cerca de una recesión. En ese caso, ya hubiesemos experimentado dos trimestres de contracción económica consecutivos e iniciado un tercero. […]

¿Estaba el director Ramberran consciente de la contracción de la economía? Si lo estaba, ¿por qué se quedó callado en ese entonces?, ¿estaba él conspirando con el exministro de finanzas de modo de presentar una imagen de una economía saludable? Si lo desconocía, ¿por qué no estuvo al tanto?, ¿podemos confiar en que él tenga las mejores intenciones para nuestro país?, ¿está trabajando para o en contra del actual ministro de finanzas?, ¿pueden las obvias tensiones entre ellos llevarnos incluso a una crisis económica mayor?

En este punto, solo existen más preguntas que respuestas y una importante indignación pública:

I am […] very angry with those who led us down this trip to nowhere, this descent into hell. What hurts even more is that they will continue to live in luxury as the masses suffer the consequences.

How I wish they could be in jail instead.

Estoy […] tan enojado con aquellos que nos condujeron por este camino hacia la nada, en este descenso al infierno. Lo que lastima más es, que ellos seguirán viviendo rodeados de lujos, mientras que las masas sufren las consecuencias. Yo preferiría que fueran a la cárcel.

Entre tanto, Kamla Persad-Bissesar y su administración se rehusan a aceptar la culpa por la crisis económica del país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.