¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cibernautas etíopes ejercieron su autodefensa ante el tribunal luego de 525 días de detención

Photo-based graphic of Zelalem Workagegnehu by Melody Sundberg.

Dibujo basado en una fotografía de Zelalem Workagegnehu por Melody Sundberg.

Cuando comenzó el juicio en su contra ante el Tribunal Superior de Lideta, Etiopía, el bloguero Li Zelalem Workagegenhu y sus amigos Yonatan Wolde y Bahiru Degu ya habían pasado más de 1 año y medio detenidos.

Zelalem Workagenehu, defensor de los derechos humanos, académico y colaborador del blog DeBirhan, fue acusado inicialmente en octubre de 2014 de múltiples cargos, como ser el líder local de Ginbot 7 (un partido político opositor fundado por el profesor Berhanu Nega y sus colegas), conspirar para una revolución violenta y publicar noticias en sitios web de la diáspora. Esta lista ha quedado reducida a dos cargos: el primero, reclutar miembros para Ginbot 7 y el segundo, organizar en forma conjunta una capacitación sobre Comunicación, Medios Sociales y Liderazgo, que más tarde fue cancelada.

Yonatan y Bahiru han sido acusados de postularse para participar en la misma capacitación, que el gobierno ha descrito como un “entrenamiento para aterrorizar al país”, y de ser miembros de Ginbot 7, cargo que todos ellos negaron.

El gobierno etíope ha etiquetado a Ginbot 7 como una organización terrorista según la Proclama antiterrorismo, que fue aprobada en julio de 2009. Funcionarios etíopes tienden a defender la ley alegando que sus controvertidas disposiciones fueron copiadas de leyes vigentes en países como el Reino Unido.

Ante la revocación de la licencia de su abogado, los cibernautas optaron por ejercer la autodefensa

Los tres tomaron la decisión de autodefenderse en la corte luego de que funcionarios judiciales le revocaron la licencia a su abogado, Temam Ababulgu, en junio de 2015, por lo que describieron como “temas éticos.” Ababulgu anteriormente había defendido a periodistas, políticos y representantes religiosos en procesos judiciales basados en la ley antiterrorista.

Zelalem and Bahiru leaving Lideta court two weeks ago. Photo courtesy of a friend of Zelalem's, used with permission.

Zelalem y Bahiru a la salida del tribunal de Lideta dos semanas atrás. Fotografía cortesía de un amigo de Zelalem, usada con permiso.

Durante dos semanas de audiencias intermitentes ante el Tribunal Superior de Lideta en Addis Ababa, los acusados y los testigos de la defensa brindaron su testimonio profesional y personal afirmando que la capacitación fue legal y educativa.

También alegaron que los testigos de la fiscalía eran presos que habían sido liberados por haber acordado testificar en contra de los acusados.

Zelalem declaró ante el tribunal que nunca fue miembro de ningún partido político y que cree en el cambio no violento. Por lo que no sería apto para reclutar miembros para Ginbot 7, un grupo que defiende varias formas de lucha. La madre y hermanos de Zelalem, así como también el líder opositor Habtamu Ayalew, comparecieron ante la corte como testigos de la defensa y declararon que no recibió dinero de Ginbot 7. Zelalem también alegó que sus conversaciones en Facebook con Yonatan y otras personas, que son parte de la evidencia de la fiscalía, fueron traducidas fuera de contexto para inculparlos.

El resto de los testigos de la defensa de Zelalem, entre ellos el periodista actualmente detenido Eskinder Nega y los políticos opositores Yeshiwas Assefa y Andargachew Tsige, inicialmente fueron citados por el tribunal. Pero en las últimas cinco sesiones del juicio, no fueron llevados a comparecer ante el tribunal por las autoridades pertinentes.

Entre los testigos en favor de Bahiru Degu y Yonatan Wolde estuvieron el propio Zelalem y algunos de los blogueros de Zone9 y periodistas, que fueron recientemente liberados luego de haber estado detenidos durante más de un año acusados de cargos similares.

Denuncias de tortura y discriminación racial en prisión

Zelalem y Bahiru describieron las condiciones y el trato que recibieron en prisión. Zelalem declaró que estuvo detenido durante 41 días en un cuarto extremadamente frío también conocido como “Siberia” en la cárcel de Maekelawi en Addis Ababa y fue torturado por quienes lo interrogaron. Señaló que los investigadores siempre lo interrogaron después de las 10 pm bajo coacción y tortura, y que por lo tanto su confesión no debe ser aceptada como propia.

Bahiru Degu detalló las pruebas que soportó durante la investigación. Bahiru afirmó “Me obligaron a desnudarme y me golpeaban con regularidad. Debido a la gravedad de la golpiza, no podía controlar mis intestinos. Fui obligado a beber mi propia orina.”

Bahiru declaró que quienes lo interrogaron le preguntaron si era pariente consanguíneo del Dr. Berhanu Nega, presidente de Ginbot 7, ya que provienen del mismo grupo étnico. También fue interrogado acerca de si tenía un vínculo con Andargachew Tsgie, Secretario General de Ginbot 7, que actualmente está detenido. Bahiru no tiene relación con ninguno de estos individuos.

Extendiéndose acerca de la gravedad de la tortura y brutalidad policial, Bahiru reveló que él incluso intentó quitarse la vida. Afirmó que “es un milagro que esté vivo aquí frente a ustedes en el tribunal.” Bahiru declaró en el juicio que los investigadores lo maltrataron debido a su origen racial e insultaron a su grupo étnico.

Bahiru también afirmó que los investigadores lo amenazaron, diciéndole “te vamos a cortar las venas y a matarte. Somos la policía, y los fiscales, jueces, y el servicio de inteligencia son nuestros; pasarás 20 años en prisión.” Bahiru declaró que fue torturado y obligado a reconocerse como miembro del Movimiento Ginbot 7. Bahiru declaró ante el tribunal que su confesión durante la investigación fue obtenida mediante coacción y por lo tanto no fue propia.

Estaba previsto que la audiencia para el ejercicio de la defensa continúe el 16 de diciembre de 2015 ante el Tribunal Superior Federal de Lideta, Addis Ababa.

Nota del Editor: El nombre de Tedla D. Tekle se menciona en los cargos contra los acusados, particularmente en los dirigidos contra Zelalem Workagegenhu. Las fuentes de este artículo incluyen lo publicado previamente sobre el caso, y los relatos de primera mano del proceso judicial de colegas de Tedla con base en Addis Ababa. Tedla reside fuera del país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.