¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Es el Foro Mundial para la Democracia un espacio de diálogo genuino?

DSC07669

Foro Mundial para la Democracia en Estrasburgo. Fuente: Marie Bonher.

Del 18 al 20 de noviembre se llevó a cabo el Foro Mundial para la Democracia en el Consejo de Europa en Estrasburgo, que es la máxima institución de consenso. Tras el urgente problema de los ataques en Beirut y París, el tema de discusión principal del foro fue “La libertad contra el control: el camino hacia una solución democrática”. Asistimos al foro junto a Suzanne Lehn y Elise Lecamp de Global Voices. He aquí una pequeña revisión del foro a través del prisma “la universalidad frente al diálogo intercultural”.

Después de tres días de participación en los debates de mesa redonda y tras escuchar los testimonios en la capital europea, me impresionó saber que no solo nuestras similitudes son importantes, sino también nuestras diferencias – y la oportunidad de hablar sobre ellas. La atmósfera que predominó en el foro fue la condena a los ataques y esto sirvió también como un recordatorio de que París no es el único objetivo.

Faiza Patel es la primera en hablar: “los terroristas esperan un lenguaje bélico de nosotros”.

Para contrarrestar la barbarie del terrorismo debemos demostrar la firmeza, la solidaridad y la fuerza de nuestros principios democráticos.

En el transcurso de tres días de debates en el foro, 2,000 participantes de docenas de nacionalidades diferentes se congregaron con el fin de encontrar las similitudes en sus “valores”. Aunque algunos de ellos alabaron los “valores europeos”, sin añadir más detalles, la mayoría se unificó bajo el estandarte general de la “universalidad de los derechos humanos”, que, de hecho, fue el mantra de estas reuniones.

“Quiero que nuestros niños vivan en un mundo de valores europeos”.

Con el tema del evento, “La libertad contra el control”, se abordaron las cosas de una manera maniquea, como si estas dos nociones fueran opuestos irreconciliables. Este evento, por lo tanto, se volvió en una cuestión de elegir a quien apoyar, y debido a esto, el juez honorario Philippe Bilger fue abucheado por una sección completa de la asamblea. El juez Bilger se atrevió a expresar una perspectiva impopular acerca de que él “estaría de acuerdo en ceder algunas de sus libertades personales para permitir más seguridad colectiva”. Que comparta o no la misma opinión que el juez Bilger es irrelevante. No obstante, el hecho que su discurso fuera abucheado bajo el fundamento de que él se encontraba marginalmente contra la corriente de opinión me preocupa, pues realza la indisponibilidad de aceptar que las personas tengan opiniones diferentes, por lo tanto, se reprime la oportunidad para el debate.

Es por esas razones que me marché del evento un poco decepcionada – o quizá se podría decir completamente preocupada – del Foro Mundial para la Democracia. La democracia es el arte del acuerdo pero también es el arte del debate. Thorbjørn Jagland, secretario general del Consejo de Europa, resaltó la debilidad en el arte de la democracia desde el inicio del foro, al declarar que nosotros somos sus principales guardianes, pero también, es nuestra responsabilidad mantener este equilibrio.

Por fortuna, al igual que en las cumbres de Global Voices, lo que importa realmente de este tipo de evento son los encuentros y los intercambios de opinión, esa colisión cordial ocasional, que se manifiestan fuera del programa oficial. Los intercambios que revelan las diferencias, aquellos que demuestran que somos seres complejos y diversos, son los que nos ayudan a cambiar nuestras actitudes un pequeño paso a la vez. Al crear espacios que propicien la discusión abierta y el debate podemos ver más allá de nuestras propias creencias y descubrir la empatía intercultural, que al mismo tiempo, nos ayuda a ver claramente las cosas. Es bajo estas condiciones cuando el Foro Mundial para la Democracia tiene completamente sentido y donde se pueden escuchar verdaderamente las palabras de Michaëlle Jean:

El Foro Mundial para la Democracia es uno de esos lugares donde se puede pensar y se puede moldear el futuro.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.