¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los camboyanos marcharon por Tierra, Justicia y Derechos Humanos, a pesar de las restricciones del gobierno

The group in Kampong Speu reached the provincial capital Chbar Morn. The issue of land rights is a major political demand in Cambodia. Photo from Licadho, a human rights group.

El grupo en Kampong Speu llegó a la capital provincial de Chbar Morn. El tema de los derechos territoriales es una exigencia política importante en Camboya. Foto de Licadho, un grupo de derechos humanos.

Miles de camboyanos en el país marcharon hacia la ciudad capital Phnom Penh para celebrar el Día Internacional de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre. Algunos de los activistas fueron bloqueados por la policía en varias provincias y el gobierno prohibió protestas in Phnom Penh, pero la marcha continuó recibiendo la atención y el respaldo público.

La marcha de protesta, que comenzó el 6 de diciembre en 12 provincias, pretendió resaltar el tema de la justicia, en ocasión de la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos. El plan original era entregar una petición que contiene cinco exigencias dirigidas al gobierno nacional:

- For resolutions to land conflicts;
– Reform of the judicial system and the release of human rights defenders and activists;
– A raise in the minimum wage and respect for labor rights;
– An end to state-sponsored violence; and
– Respect for freedom of expression, association and peaceful assembly.

- Resolver conflictos territoriales;
– Reformar el sistema judicial y liberar a defensores y activistas de los derechos humanos;
– Un aumento al salario mínimo y respeto a los derechos laborales;
– Fin a la violencia patrocinada por el gobierno; y
– Respeto a la libertad de expresión, de asociación y asamblea pacífica.

En años recientes, los conflictos territoriales han desplazado a miles de campesinos, grupos indígenas y aldeanos debido al desarrollo de proyectos y concesiones territoriales. Se acusa al gobierno de usar la violencia para desalojar a los habitantes de sus hogares. Algunas de las víctimas de estas violaciones a los derechos territoriales son campesinos camboyanos que van ahora rumbo a la capital.

Mientras tanto, la exigencia del aumento al salario mínimo evidencia las malas condiciones de los trabajadores en el país. Desde el año pasado, los trabajadores textiles han iniciado huelgas y otras formas de protestas para exigir un incremento en su salario mínimo mensual, el cual se encuentra entre los más bajos en la región del Sudeste Asiático.

La celebración de los derechos humanos este año tiene también una significación política ya que el partido gobernante, que ha estado en el poder por más de tres décadas, es acusado de perseguir a la oposición y a otros críticos del gobierno. La decisión de prohibir las protestas en el parque de la libertad de la capital es un indicador del aumento de la tensión política.

Pero a pesar de estos retos, la marcha por la tierra, la justicia y los derechos humanos prosiguió. A continuación apreciamos algunas fotografías tomadas en las provincias de Camboya de estos activistas haciendo uso de su derecho a celebrar el Día Internacional de los Derechos Humanos:

Marchers spent the night in Tropeangkun pagoda, Samrong Tong district. The march aims to reach Phnom Penh, the nation’s capital. Photo from Licadho, a human rights group.

Los manifestantes pasaron la noche en la pagoda Tropeangkun, distrito de Samrong Tong. La marcha  pretendía llegar a Phnom Penh, la capital de la nación. Fotograía de Licadho, un grupo de derechos humanos.

The group submitted two petitions to Koh Kong provincial government: one calling on the government to respect human rights, and the other calling for the release of three environmental activists. The arrested activists are leading the campaign in Areng Valley against a proposed hydroelectric dam. Photo from Licadho, a human rights group.

El grupo presentó dos peticiones al gobierno de la provincia de Koh Kong: una haciendo un llamado al gobierno a respetar los derechos humanos, y la otra pidiendo la liberación de tres activistas ambientales. Los activistas arrestados lideran la campaña contra la propuesta de una presa hidroeléctrica en Areng Valley. Fotografía de Licadho, un grupo de derechos humanos.

Comunidades de base en la provincia de Koh Kong marchan para celebrar el Día de los Derechos Humanos, tema ‘Justicia’

In Banteay Meanchey, about 600 people joined a tractor and tuk tuk (traditional three-wheeled vehicle) procession from Poipet to the provincial government office in Banteay Meanchey town. Photo from Licadho, a human rights group.

En Banteay Meanchey, alrededor de 600 personas se unieron a la procesión de un tractor y un tuk tuk (vehículo tradicional de tres ruedas) desde Poipet a la oficina gubernamental de la provincia de Banteay Meanchey. Fotografía de Licadho, un grupo de derechos humanos.

Activists ride a tuk tuk (traditional three-wheeled vehicle) to reach Battambang’s Dragon Statue where they held a program discussing human rights issues. Photo from the Facebook page of Ridan Sun

Activistas conducen un tuk tuk (vehículo tradicional de tres ruedas) para llegar a la Estatua del Dragón de Battambang, donde implementaron un programa para hablar sobre los derechos humanos. Fotografía de la página de Facebook de Ridan Sun.

About 700 people in Kampong Chhnang carry puppets to represent rights, freedom and good luck for all marchers. Photo and caption from Licadho, a human rights group.

Cerca de 700 personas en Kampong Chhnang llevan marionetas que representan derecho, libertad y buena suerte para todos los manifestantes. Fotografía y texto de Licadho, un grupo de derechos humanos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.