¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El puente entre Rusia y Crimea aún no existe, pero ya tiene cuenta en Instagram

Most the cat will help occupy your time #WaitingfortheBridge from Russia to annexed Crimea. Image from @cat_the_most on Instagram.

El gato Most te ayudará a ocupar tu tiempo mientras esperas por el puente entre Rusia y la recientemente anexada Crimea. Foto de @cat_the_most en Instagram.

Si alguna vez tuviste dudas con respecto a qué deberías incluir en tu campaña de redes sociales cuando estás lentamente construyendo un costoso puente para unir un territorio anexado ilegalmente, la respuesta es: gatos.

El denominado “Puente Crimeano” es un ambicioso proyecto de construcción impulsado por Rusia poco tiempo después de la incorporación de la península de Crimea —perteneciente a Ucrania— en la primavera del 2014. Debido a que Rusia no tiene conexión terrestre con Crimea, el puente —que va desde Kubán hasta las costas de Crimea— sería una estratégica arteria de transporte que le permitiría a Rusia llevar recursos, materiales de construcción, bienes y gente desde y hacia la península.

El presidente ruso Vladimir Putin planteó la idea de un puente que cruzara el Estrecho de Kerch en marzo del 2014, y más tarde el Primer Ministro Dmitry Medvedev asignó a la empresa de construcción “Stroygazmontazh” —propiedad del aliado de Putin, el oligarca Arkady Rotenberg— como contratista principal del proyecto de desarrollo del puente.

Aunque en un principio se estimó que los costos de planificación y de construcción bordearían los 50 mil millones de rublos ($709 millones), proyecciones más recientes realizadas por compañías estatales involucradas en el proyecto sitúan la cifra cerca a los 300 mil millones de rublos ($4,25 miles de millones).

Las autoridades rusas dicen que quieren completar la construcción del puente en diciembre del 2018, pero muchos expertos se muestran escépticos de la viabilidad del proyecto, argumentando los enormes gastos y los desafíos geológicos que presenta.

Aunque el puente de 19 kilómetros de largo no está para nada listo, ya posee una fuerte presencia en Internet y, lo que es más importante, una campaña de medios sociales sustentada en un gato.

The splash page of the Crimean Bridge website. Screenshot from most.life.

La página de inicio del sitio web del Puente crimeano. Imagen de most.life.

Hace poco se creó la página oficial del puente, most.life, en la que los usuarios pueden informarse acerca de la historia y el progreso del proyecto de construcción, y ver fotos y videos relacionados a la iniciativa. “La dirección URL del sitio web no es accidental”, señala el departamento de prensa del proyecto. “La calidad de vida de la gente en ambos lados del estrecho depende directamente del puente”.

El puente (que aún no existe) también tiene cuentas en Facebook, Twitter, Instagram, VKontakte y en Odnoklassniki, en las que, principalmente, comparten las mismas imágenes cinematográficas del proceso de construcción y de los paisajes locales, como también documentación efímera —panfletos, folletos, trípticos, entre otros— relacionada con la construcción del puente.

Foto del proceso de construcción. Imagen de la página de VKontakte del Puente Crimeano.

Nuestra parte favorita de la actividad en redes sociales relacionada con el puente es una cuenta de Instagram de un gato llamado “El gato Most” (“мост” significa “puente” en ruso) en la que se ve a la mascota felina paseándose por el sitio de construcción, monitoreando el progreso del puente y contando ocurrencias periódicamente. Tan solo véanlo.

Si siguen alimentándome así por otro mes terminaré del tamaño de este camión.

El gato Most tiene su propio mito urbano: el animal, aparentemente, apareció un día en el sitio de construcción y fue adoptado por los trabajadores. La cuenta de Instagram del gato intenta satisfacer a varias audiencias, incluso a los hipsters.

Buscaré una peluquería en Tamán. Deséenme suerte en esta difícil búsqueda.

Está claro que el objetivo del gran número de redes sociales y su actividad es establecerse en el imaginario popular mientras se lleva a cabo la construcción del puente, que aún no posee una fecha de término establecida. La página de Instagram oficial del puente tiene un poco más de 1.400 seguidores, y el gato Most, con sus divertidas imágenes y ocurrencias, aporta con 637 seguidores más. Quién sea que esté detrás de la campaña de medios sociales del proyecto claramente sabe lo que hace: en Internet, los gatos pueden llenar cualquier vacío, incluso si es un vacío en forma de puente y que vale varios miles de millones de dólares.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.