¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Esta ciudad de Siberia prefiere elegir a un gato como alcalde

Image edited by Kevin Rothrock.

Imagen editada por Kevin Rothrock.

En Barnaúl, una ciudad de Sibera occidental situada a 3.600 km al este de Moscú, viven alrededor de 700.000 personas. Los últimos cinco años, los habitantes de Barnaúl no han tenido un alcalde electo por ellos mismos. Mientras el proceso político de la ciudad se va alejando del público, las frustraciones de los ciudadanos empiezan a aparecer. Por ejemplo, una comunidad de Internet está apoyando la candidatura a la alcaldía de un gato.

La mayor parte de los últimos cinco años, el “gestor municipal” de Barnaúl era un hombre llamado Igor Savintsev, quien dimitió el pasado agosto, cuando unos investigadores locales le acusaran de abuso de autoridad. (Savintsev está acusado de vender terrenos municipales a bajos precios a empresas afiliadas con su propia familia, haciendo perder unos 155.000 dólares al gobierno.) Savintsev fue el primer alcalde postsoviético designado, no elegido por los ciudadanos.

Maxim, el hijo de Savintsev, también es un ciudadano modelo. El año pasado lo pusieron en un lista internacional de personas buscadas cuando huyó del país después de que lo acusaran de fraude y malversación. Escapó de la policía por seis meses y finalmente fue arrestado en Tailandia. Ahora, pasa sus días en una prisión de Rusia, en espera de juicio.

Entre los que compiten por el cargo de Igor Savintsev (el cual está temporalmente ocupado por un gestor municipal provisional) hay un puñado de funcionarios locales y empresarios. El 22 de diciembre, una comisión especial (controlada por el ayuntamiento y el gobernador de Altai Alexander Karlin) debía elegir el siguiente alcalde de Barnaúl, quien ocupará el cargo hasta 2017.

El 4 de diciembre, tres semanas después de que los funcionarios de Barnaúl inscribieran formalmente a todos los candidatos a la alcaldía, la comunidad virtual de Altai en Vkontakte (la red social más popular de Rusia), anunció una campaña propia invitando a que los miembros de la comunidad eligiesen entre siete contrincantes distintos: los seis hombres que están realmente inscritos como candidatos, más el gato del administrador, Barsik. Una semana más tarde, Barsik consiguió casi 4.500 votos (91,2 por ciento de todos los votos emitidos).

"Who would you like to see as Barnaul's new city manager?" Screencap: Vkontakte

“¿A quién le gustaría ver como el nuevo gestor municipal de Barnaúl? Captura de pantalla: Vkontakte

La elección virtual de la comunidad de Altai ha creado titulares en los medios de comunicación rusos, donde la candidatura de Barsik se describe como una sustitución para votar “contra todos”. El periódico digital Gazeta.ru escribió una historia de 1.000 palabras que incluía comentarios eufóricos de los funcionarios regionales en los partidos de la oposición “sistemática” de Rusia (los grupos que normalmente consiguen asientos en el parlamento federal y, al menos superficialmente, juegan un papel en la legislación nacional). Por ejemplo, una figura de Rusia Justa contó a Gazeta.ru que “el problema no lo tienen ni siquiera los candidatos. Esta es una protesta contra nuestro sistema de dotar de personal las oficinas oficiales. El actual ayuntamiento nunca pidió disculpas a la ciudadanía por el último gestor municipal”. Mientras tanto, un representante del Partido, quien no tiene candidato en Barnaúl, dijo que “los votos a un gato demuestran que la gente de la ciudad busca mostrar sus garras”.

Hasta el gobernador de Altai, Alexander Karlin, transmitió una bienvenida bastante absurda al felino favorito de Barnaúl, contando a los periodistas que “mediante la adorable imagen de Barsik, nuestra gente está expresando sus deseos especiales para el futuro alcalde de la ciudad. Aquí afuera, asociamos este buen animal con el bienestar y la comodidad”.

"Who? A cat!" (In Russian, these words are spelled very similarly.) Screencap: Vkontakte.

(Imagen con Photoshop.) “¿Quién? ¡Un gato!” (En ruso, estas palabras se pronuncian parecido.) Captura de pantalla: Vkontakte.

El administrador de la comunidad virtual de Altai usa el seudónimo Altaiskii Seyatel” (Agricultor de Altai). RuNet Echo le preguntó qué opina sobre toda la atención que está obteniendo su gato del establishment ruso, y qué hace que los partidos de la oposición celebren este ataque de Barsik en la situación actual. “El gato Barsik debe su éxito a que la gente de esta ciudad no sabe quiénes son los otros candidatos”, dijo “Altaiskii Seyatel”. 

“La gente no conoce sus programas, por qué se presentan al cargo, o qué es lo que quieren hacer por la ciudad. Así que no está claro por qué la oposición está feliz, cuando ni siquiera pudieron presentar un candidato a quién los votantes conozcan y entiendan.

Mientras que es verdaderamente embarazoso para los hombres que están compitiendo por ser alcalde de Barnaúl, la candidatura de Barsik no parece que comparta raíces con el movimiento de la oposición que la mayoría de los extranjeros conocen por reportajes sobre los movimientos de protesta en Rusia. “Altaiskii Seyatel” directamente ha evitado criticar a los políticos y contó a Gazeta.ru que Barsik está lejos de ser un opositor. Incluso también ha dicho que a Barsik le gusta el Frente popular panruso, un movimiento político iniciado por Vladimir Putin en 2011 previsto para crear reservas de apoyo para Putin fuera de Rusia Unida, el partido político gobernante del país.

“Altaiskii Seyatel” dijo a RuNet Echo que espera que Barsik pueda ayudar a establecer la marca de la ciudad convirtiéndose en algo como un “alcalde de la gente” o incluso una atracción turística. “Barsik ya es parte del establecimiento político de la región”, declara su dueño, “y no abandonará sus ambiciones políticas”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.