¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Por la salud en Puerto Rico, miles se lanzaron a la calle y prevalecieron

Coalición Ecuménica e Interreligiosa en Tarima 1

Imagen suminstrada. Utilizada con autorización.

Los miles de puertorriqueños que se movilizaron a principios de noviembre en contra del plan que cortaría $3 mil millones de fondos destinados a la salud, vieron los resultados de su acción el 17 de diciembre de 2015, cuando el Congreso de los Estados Unidos aprobó trato igual para Puerto Rico en fondos Medicare.

Por décadas los boricuas han denunciado que pagan los mismos impuestos de Medicare y Seguro Social que los otros residentes de Estados Unidos. Sin embargo, el problema estaba en que Puerto Rico recibía menos en comparación con el resto de las jurisdicciones. Por tal razón, el pasado 5 de noviembre diversos grupos de la sociedad civil se lanzaron a las calles en respaldo al llamado que hizo la Coalición Ecuménica e Interreligiosa para participar de la marcha Unidos por la Salud.

La marcha, que tuvo como punto de encuentro el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot, recorrió importantes avenidas de la ciudad capital de San Juan hasta llegar al Estadio Hiram Bithorn. Estudiantes, sindicalistas, profesionales de la salud, obreros, personas retiradas, grupos religiosos, políticos y puertorriqueños residentes en los Estados Unidos desafiaron el calor caribeño vestidos de blanco y se manifestaron masivamente.

Coalición Marcha por la Salud Hato Rey

Entre los participantes se encontraba Lizzie Avilés Ríos, perteneciente a la congregación Hermanas Dominicas de la Santa Cruz, quien expresó:

Nuestro carácter cristiano nos clama que demos una voz o un paso al frente cuando se comete una injusticia con el pueblo, no solo cuando los obispos nos convoquen, sino porque la misma injusticia nos hace hablar y hacer un gesto profético y dar un paso adelante. La Doctrina Social de la Iglesia nos invita a responder cuando veamos como cristianos o cristianas que se hace injusticia hacia el pueblo.

Durante la parte final del evento y ya con la multitud en las inmediaciones del Estadio Hiram Bithorn, los líderes de las diversas religiones que integran la Coalición Ecuménica e Interreligiosa subieron a tarima y, en voz de la Reverenda Eunice Santana, emitieron un mensaje oficial en el que señalaron:

La salud es esencial para el disfrute de la vida, para vivir en comunidad y con dignidad y para desarrollar el potencial con el cual Dios nos ha dotado. Los servicios de salud no pueden ser un lujo disponible para solo algunas personas, ni deben ser un negocio, porque la salud es un derecho, un derecho humano que nos corresponde a todas y todos con el cual hay que cumplir.

Más adelante, y con respecto a lo que se realizará después de lograr la meta, añadieron:

Ahora es imperativo mantener esta unidad para continuar exigiendo justicia y para obrar con justicia al interior de nuestra sociedad puertorriqueña, sin mezquindades y avaricia, asegurando que los fondos que se obtengan no vayan a parar a los bolsillos de unos pocos, sino que sean utilizados para brindar servicios de salud de excelencia a toda nuestra gente. Hoy tenemos que comprometernos a re-evaluar y re-estructurar nuestro sistema de salud y encaminarlo hacia un sistema de salud universal, justo, eficiente, ético.

En un aparte, la Reverenda Santana destacó la capacidad del pueblo para unirse cuando se trata de una causa justa. Y puntualizó:

Estamos exigiendo que se actúe con un sentido de justicia, ya que por décadas han negado fondos que son un derecho a nuestro pueblo. Y esto trasciende ideologías político-partidistas, filosofías de vidas y diferencias religiosas. Esto va por encima de eso porque la justicia está por encima de esas cosas.

En esa misma dirección se expresó Esteban González Doble, pastor de la Iglesia Discípulos de Cristo:

Puerto Rico tiene que unirse para poder alcanzar las metas y los retos que tiene como País. Y en términos de la salud ciertamente es una prioridad. Hemos logrado a través de esta manifestación poner la discusión en el pensamiento de nuestra gente. Eso trae como consecuencia que en esa onda expansiva logremos que las personas se mantengan al tanto de la problemática, y en esa misma dimensión logramos movilizar voluntades en una sola dirección.

Por su parte, Heriberto Martínez, coordinador de la Coalición, precisó que los futuros retos que se avecinan para atender a las grandes mayorías de personas necesitadas y empobrecidas representan el camino que debe transitar todo el País para que el dinero llegue a donde tiene que llegar y no se quede en las manos de unos pocos.

Es simplemente una causa que va al centro de lo que debe ser el ser humano, que habla de justicia y de solidaridad. Esto se trata de derechos humanos fundamentales para la vida. Una causa que realmente hable de los que nosotros somos como País: un país profundo, un país humanitario, muy comprometido con la vida y sobre todo con la gente más pequeña y necesitada.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.