¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Contra la gastronomía peruana

El Cuy es un roedor Foto: Radio Ambulante.

En Perú y en varios países andinos se come el cuy o conejillo de Indias. Foto: Radio Ambulante.

En este episodio de Radio Ambulante, Daniel Alarcón, viaja hasta su natal Perú para explorar dos casos y conocer a dos personajes que se atrevieron a insultar la comida peruana.

Simple. Práctico. Sencillo. Si eres peruano y vives en el extranjero, como yo, esto te suele suceder: mencionas a tu país y, después de nombrar a Machu Picchu, la gente te habla inmediatamente de la comida.

Es constante. Los restaurantes peruanos ahora se encuentran en todas las capitales de Europa. Turistas estadounidenses viajan a Perú para visitar los nuevos restaurantes chic de la capital. En Lima hay más escuelas culinarias que en Paris, y a los chefs los entrevistan en medios locales para que opinen de política, economía y cultura. No exagero. Hace unos años, visité una cárcel de máxima seguridad, y para mi sorpresa, encontré que uno de los presos había abierto un restaurante gourmet. El chef, recuerdo, me contó que su sueño era que la gente de la calle viniera a la cárcel a probar sus platos. Para él, ése sería el éxito.

En fin. Esa es la realidad. Y hay otra realidad, algo que me ha quedado muy claro: que si alguien habla mal de nuestra comida, no siempre reaccionamos bien.

… Y para que nadie me acuse de tener poco orgullo nacional, pues arranco con una aclaración: me encanta la comida peruana.

Hace tres años, en Lima se publicó una novela llamada Cocinero en su tinta. Este es su autor, Gustavo Rodriguez.

Gustavo Rodriguez: ¡Hey Dani! ¿Cómo estás? ¡Qué gusto!

Daniel: Además de ser escritor, Gustavo hace consultorías en comunicación. Por lo tanto, entiende muy bien lo del marketing. En el caso de su novela, la editorial había optado por venderla así…

Gustavo: La primera novela peruana dedicada a la… nuestra gastronomía, ¿no?

Daniel: Algo que no le gustó para nada.

Gustavo: Porque era una forma muy tonta de encasillarla, porque mi novela no va de eso.

Daniel: Pero se entiende, de alguna manera, ¿no?. El personaje principal era un cocinero, y si bien ese detalle era solo un pretexto para un historia más íntima, pues para el marketing, funcionaba. Y bueno, esa nota de prensa de la editorial llegó a manos de otro escritor.

Iván Thays: Mi nombre es Iván Thays. Soy escritor peruano y un bloguero fanático. Vivo en Lima.

Daniel: En ésa época, Iván escribía un blog de literatura para el diario español El País.

Iván: Entonces yo hice un post, a propósito no del libro, que en ese momento no lo había leído, sino a propósito de cuánto tiempo debería pasar antes de que un fenómeno se convierta en literatura.

Daniel: El fenómeno al que se refería era la fascinación con nuestra comida. Era el 2012, y estábamos en proceso de convertirnos en un país obsesionado con la gastronomía. Llegaba a niveles francamente caricaturescos. ¿Recuerdan el chef de la cárcel que les mencioné? En fin…

Iván: Ese era el tema del post. Y me preguntaba si este supuesto boom de la gastronomía peruana podría ser, dar, originar, obras literarias tan rápido, digamos ¿no?

Daniel: Pero aparte de esta pregunta literaria y teórica, en su post, Iván confesó algo grave: que la comida peruana no le gustaba mucho. Y no lo dijo de la manera más bonita tampoco.

Iván: Yo no soy un cocinero, no era una crítica gastronómica, era una opinión de alguien a quien la comida peruana le parece indigesta, digamos, ¿no?

Daniel: Pero ya no había marcha atrás…

En la segunda historia, ¿cómo terminar con una broma a punto de salirse de las manos? Daniel Titinger estaba a punto de acabar un libro de verdad, un libro que venía trabajando años, y su preocupación era la de cualquier escritor: que nadie lo leería.

En agosto del 2014 estaba terminando un libro, algo que me consta que no es nada fácil. Y como para romper la monotonía del trabajo…

Titinger: Y nada, uno a veces se para y hace flexiones, o prende la televisión, o entra al Facebook. Bueno, a mi se me ocurre hacer la portada de un libro inventado.

Daniel: Buscó una imagen chistosa…

Titinger: Y encontré la de dos cuyes follando…

Daniel: Un cuy es… Pues se dice “guinea pig” en inglés. Cobaya, conejillo de indias se dice en otros países. Como un hamster grande.

Titinger: Es una mascota…

Daniel: Pero en Perú y en varios países andinos, se come. Delicioso, dicho sea de paso. Bueno, y estos dos cuyes, no solo estaban posicionados como en un acto sexual, sino que estaban…

Titinger: En una sartén.

Daniel: Fritos. Cocinadísimos. Una imagen que le pareció perfecta para un libro que decidió titular: Contra la gastronomía peruana. Y nada. Titinger lo lanzó a las redes, a Twitter, específicamente. Y no pensó mucho más sobre el asunto. Pero…

Titinger: Al rato entro al Twitter y veo que la cosa había explotado.

La política, la economía, el vecino, cómo se viste tu hermana, cómo maneja tu esposa. Todo. En verdad. Está permito criticar todo. Menos la comida.

Puedes escuchar el audio completo aquí:

Esta historia fue publicada originalmente en el sitio de Radio Ambulante y reproducida aquí bajo nuestro acuerdo de colaboración.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.