¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Morir de hambre: Imágenes de Madaya, Siria, que no queremos ver

En la ciudad siria de Madaya viven 40 000 personas que llevan seis meses muriendo de hambre rodeadas de campos minados. Foto: página de Madaya en Facebook

En la ciudad siria de Madaya viven 40 000 personas que llevan seis meses muriendo de hambre rodeadas de campos minados. Foto: página de Madaya en Facebook.

Según los activistas, los 40 000 habitantes de la ciudad siria de Madaya, en la cordillera del Qalamoun, podrían estar muriendo de hambre mientras el mundo mira en silencio. La pequeña villa de montaña, a una altura de 1400 m sobre el nivel del mar, está situada a 40 km al norte de Damasco, en la provincia de Damasco Rural, en la frontera con Líbano. Madaya está sitiada por fuerzas gubernamentales sirias apoyadas por las milicias de Hezbolá, que desde el mes de julio impiden que los alimentos y la ayuda lleguen a la población.

La ciudad se encuentra en el centro de las contiendas que enfrentan a las distintas fracciones que luchan en Siria, y su gente está pagando un alto precio.

En un informe publicado el 4 de enero, junto con desgarradoras fotografías de sirios hambrientos y habitantes de Madaya víctimas de la hambruna, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (SOHR), con sede en el Reino Unido, explica (Nota del Editor: Global Voices prefiere no republicar las fotos debido a su naturaleza gráfica):

People of Madaya city are still starving to death since 174 days due to the strict siege by regime forces and Hezbollah, the city contains 40,000 people including 20,000 civilians who fled their houses in Zabdani which witnessed violent clashes and heavy bombardment by regime forces and air forces.

SOHR observed hundreds of landmines planted by Hezbollah and al-Assad forces around Madaya city in addition to cutting the city off the surrounding areas by barbed wires and high wires to prevent any stealing in or out operations, the city contains 1200 chronic medical conditions, and 300 children suffering malnutrition and different medical conditions, amid sharp lack of medical and food supplies what caused a dramatic rise in the prices of food supplies, 1 kg of sugar or rice costs 3600 SP which is about 90 USD, SOHR documented the death of 17 civilians including women and children due to the lack of food and medicine, or by landmines, and snipers during attempts to gather food around the town.

Los habitantes de la ciudad de Madaya mueren de hambre desde hace 174 días a causa del feroz asedio al que les someten las fuerzas del régimen y Hezbolá. La ciudad tiene 40 000 habitantes, entre ellos 20 000 civiles, que huyeron de sus casas en Zabdani después de soportar violentos combates e implacables bombardeos de las fuerzas de al-Asad.

El SOHR ha observado cientos de minas colocadas por Hezbolá y las fuerzas de al-Asad alrededor de la ciudad de Madaya, que además han aislado la ciudad con alambradas para impedir cualquier operación de entrada o salida. En la ciudad, 1200 enfermos crónicos y 300 niños que sufren malnutrición y distintas enfermedades padecen una gran escasez de medicinas y alimentos que ha causado un aumento dramático en su precio: un kg de azúcar o arroz cuestan 3600 SP, equivalente a 90 dólares estadounidenses. El SOHR ha documentado la muerte de 17 civiles, entre ellos mujeres y niños, a causa de la falta de alimentos y medicinas, las minas y los francotiradores que atacan a los que buscan comida en los alrededores de la ciudad.

Las noticias dicen que la gente de Madaya come hojas de plantas, insectos e incluso gatos desde que la comida se terminó. En su página de Facebook, la organización Hand in Hand for Syria pinta un panorama aún peor:

Most of the photos coming out of the small town of Madaya (in the suburbs of Damascus) are too graphic to share. Shocking images depict the true face of human desperation; people reduced to mere skeletons – with sunken eyes and protruding rib-cages, waiting for death to claim their name next.

For the past 6 months, the people of Madaya have been living under siege. Crops and food supplies have dwindled, leaving nothing but desperation behind. The remaining food in the town has become so expensive that most people simply cannot afford to buy food to eat.

They started by boiling crops. When the crops finished, they would boil grass and plants…then insects. When the malnutrition became unbearable, people began to resort to eating cats.

Cats.

To date, starvation has claimed the lives of more than 50 people in the town. Malnutrition is rife, and with the cold winter weather starting to set in, thousands of people are at an increased risk of developing hypothermia.

La mayor parte de las fotos que llegan de la pequeña ciudad de Madaya (en los suburbios de Damasco) son demasiado explícitas para publicarlas. Las impactantes imágenes ilustran el verdadero rostro de la desesperación humana: personas reducidas a meros esqueletos, con ojos hundidos y costillas marcadas, esperando que su nombre sea el próximo que pronuncie la muerte.

Durante los últimos seis meses, la gente de Madaya ha vivido sitiada. Las cosechas y los alimentos se han agotado, y no queda más que la desesperación. La comida que queda en la ciudad ha alcanzado tales precios que la mayoría no puede comprarla.

Empezaron cocinando las cosechas. Cuando se terminaron, cocinaron hierbas y plantas… después insectos. Cuando la malnutrición se hizo insoportable, la gente recurrió a comer gatos.

Gatos.

Hasta ahora, la hambruna ha causado más de 50 muertes en la ciudad. La malnutrición es rampante, y con el frío del invierno, miles de personas se encuentran en riesgo creciente de padecer hipotermia.

Pero según el blog BSyria, al mundo no le importa:

Asad mata de hambre a Madaya. Niños, mujeres y hombres mueren de hambre. El mundo se limita a mirar.

Según Raed Bourhan, un sirio residente en Beirut (Líbano), el invierno está empeorando la ya trágica situación que se vive en Madaya:

Miles de personas viven en durísimas condiciones, con temperaturas de -5°C. El petróleo y la madera son muy escasos.

En otro tuit, publica varias fotografías de niños que se han visto «despojados de sus derechos» por la guerra que no cesa en Siria:

Los niños han perdido sus derechos básicos de felicidad, educación, abrigo y esperanza

Y en un tercer tuit explica que los precios de los alimentos se han disparado en las zonas asediadas, rodeadas de terrenos minados y francotiradores que impiden huir a los residentes:

Los precios de los alimentos baten récords, 1 kg de cereal o arroz cuesta al menos 100 $.

La propia página de Facebook de Madaya ha lanzado un llamamiento para pedir a los activistas que organicen protestas en solidaridad con la ciudad frente a las embajadas rusas (Rusia está bombardeando Siria) y las oficinas de las Naciones Unidas:

An invitation to activists and human rights and humanitarian organizations around the world, and a protest in solidarity with the besieged Madaya in front of the Russian embassys and UN offices.
‪#‎save_madaya‬
‪#‎respond_to_us‬

Invitamos a activistas y organizaciones humanitarias y de derechos humanos de todo el mundo a que protesten en solidaridad con la ciudad sitiada de Madaya frente a las embajadas rusas y las oficinas de la ONU

Otro comentario suplica al mundo que salve a los niños de Madaya:

Niño sirio de Madaya, en estado de sitio desde hace seis meses. Foto de la página de Madaya en Facebook

Niño sirio de Madaya, en estado de sitio desde hace seis meses. Foto de la página de Madaya en Facebook.

En Facebook, Kenan Rahbani comparte desde Siria fotografías de hambrientos ciudadanos de Madaya y comenta:

Sorry to post these graphic images, but I must.

These people aren't starving because they are poor, or because there is no food. Hezbollah and the Assad regime are starving the town of Madaya to death. It has been completely besieged and no food, medicine, or water is allowed to enter. The UN is right there but they can't get into the town because Hezbollah and the Assad regime won't let them in.

This is happening in the year 2016 in Syria. And ISIS has nothing to do with it.

Perdón por publicar estas imágenes tan explícitas, pero debo hacerlo.

Estas personas no pasan hambre por ser pobres, o porque no haya comida. Hezbolá y el régimen de Asad están matando de hambre la ciudad de Madaya. Está completamente sitiada y no se permite la entrada de alimentos, medicinas o agua. La ONU está ahí mismo pero no pueden entrar en la ciudad porque Hezbolá y el régimen de Asad no les dejan.

Esto sucede en el año 2016 en Siria. ISIS no tiene nada que ver con este asunto.

La activista siria Rafif Joueati se pregunta cuánta gente debe morir antes que el mundo actúe:

Madaya no es el primer lugar en sufrir una hambruna por asedio, ni será el último. La cuestión es cuántas decenas de miles de personas deben morir antes que haya una acción internacional.

También pregunta:

¿Qué pasará cuando no queden hojas que comer?

Y va más allá:

Estamos ciegos Si se dijera que hay 40 000 cachorros a punto de morir de hambre, el mundo entero se manifestaría para protestar. ¿Humanos? No es para tanto.

Otras lecturas (en inglés)

3 Comentarios

  • rit

    Y no dicen nada de los que controlan la ciudad desde dentro, que raro. Información sesgada.

    • Si es verdad porque esta sitiada esta ciudad? Porque los terrorista están ahí y ellos si no sufren hambruna todo raro acá esta metido estados unidos creando falsas noticias pero esa muertes de todos estos gatitos que sirvieron de comida los pagaran esos terrorista hijo de puta

  • Mabel

    Me gustaría saber donde puedo encontrar las fotos emitidas de las personas fallecidas por inanición para colgarlas,ya estoy cansada del colectivo vegano, que tachan de asesinos a los que intentan comer lo que sea para subsistir.

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.