¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La segunda Conferencia Mundial de Internet en China se enfocó en el “Estado de Derecho” y no en la libre expresión

Graphic illustrating coverage of the first World Internet Conference in 2014, by Badiucao for China Digital Times. Used with permission.

Foto de portada de la primera Conferencia Mundial de Internet en 2014 tomada por Badiucao para China Digital Times. Utilizada con autorización.

La segunda Conferencia Mundial de Internet (WIC por sus siglas en inglés) organizada por China se realizó el 16 de diciembre en la antigua ciudad flotante de Wuzhen. Se esperaba entre la asistencia a los gerentes administrativos de los gigantes tecnológicos nacionales Alibaba, Tencent y Baidu, y también a ejecutivos de Apple, Amazon, Google, Facebook y Huawei.

La conferencia propuso la siguiente temática: “Un mundo interconectado en el que todos comparten y dirigen: Construcción de una comunidad con un futuro común en el Ciberespacio”.

Luego de los ataques en París y en medio del creciente miedo mundial por el extremismo violento, se preveía que China hiciera uso de la conferencia para fomentar la seguridad cibernética y la soberanía en Internet, lo que quiere decir que los gobiernos tienen el derecho de controlar el espacio de Internet de sus países.

Antes de que comience la conferencia, Xinhua, portavoz del gobierno chino, publicó un artículo de opinión en el que establecía el entorno adecuado para el debate e identificaba a la seguridad cibernética como el “talón de Aquiles” de Internet. Asimismo, acusó indirectamente a Estados Unidos de usar a China como chivo expiatorio por sus propias fallas tecnológicas.

First, the almighty warrior Achilles was killed for his unblessed heel. Our Internet, though seemingly as mighty as Achilles for its broadness and powerfulness, has more than one heel that is unprotected, among which, the cybersecurity is the weakest. If they want to do something, they better do it now.

Second, cybersecurity must never become another farce of the China threat. Cybercrime is a common threat for countries all over the world. If a certain power from West decides to seek cyber hegemony by portraying others as a scapegoat for its own technological arrogance and zero-sum mindset, it is squandering hard-won mutual trust among different cyber communities around the globe and putting the common destiny of cyberspace in danger.

Primero, al guerrero todopoderoso Aquiles lo mató su maldito talón. Nuestra Internet, considerada tan poderosa como Aquiles por su extensión y potencia, tiene más de un talón indefenso, entre los cuales la seguridad cibernética es el más débil. Si quieren hacer algo, mejor que lo hagan ahora.

Segundo, la seguridad cibernética no debe convertirse jamás en otra farsa de la amenaza china. Estos tipos de delitos son una amenaza común para todos los países del mundo. Si una potencia de Occidente decide buscar una hegemonía cibernética al utilizar a otros países como chivos expiatorios para su propia soberbia tecnológica y no piensa en el resto, entonces estaría desperdiciando la confianza mutua ganada entre las diferentes comunidades cibernéticas del mundo y poniendo en peligro el destino común de este espacio.

El presidente chino, Xi Jinping, dio un discurso de fundamental importancia ante dos mil personalidades influyentes, entre los que están incluidos 8 líderes estatales (Pakistán, Rusia, Kazajistán, entre otros), 50 funcionarios ministeriales, 20 representantes de organizaciones internacionales y más de 600 expertos de empresas de Internet provenientes de todo el mundo.

El punto de vista de Xi sobre Internet se conoció antes de la conferencia gracias a un artículo publicado por Xinhua y traducido por el sitio China Media Project:

Even as Internet technology continues to develop, the information autonomy of no country can be violated. In the information sphere, there are no double standards, and every country [has the right] to defend its own information security. It must not be the case that one country is secure while others are not, or that some countries are secure while some others are not. Nor can [a country] seek its own so-called absolute security while sacrificing the security of other nations.

[…]

…this ‘new frontier’ (新疆域) is not ‘a realm outside the law,’ and it too must respect rule of law, it too must preserve national autonomy, security and development interests.

Aun cuando la tecnología de Internet se siga desarrollando, la autonomía informativa de cualquier país no puede ser violada. Dentro de esta esfera no existe un doble estándar y cada país tiene el derecho de defender su propia seguridad informativa. No debería existir un país o países que tengan seguridad y otros que no. Tampoco un país puede buscar su propia seguridad absoluta mientras sacrifica la seguridad de otras naciones.

[…]

…esta “nueva frontera” no es un territorio fuera de la ley, y debe respetar el estado de derecho, como así también preservar la autonomía nacional, la seguridad y los intereses sobre el desarrollo.

¿Estado de Derecho o censura a la libre expresión?

La implementación del “estado de derecho” en China en cuanto a Internet es diferente a otros países.

El reciente juicio contra el abogado de derechos humanos, Pu Zhiqiang, es un ejemplo de este “estado de derecho” puesto en marcha. El abogado es acusado de “incitar al odio étnico” y “alterar el orden público” luego de que escribiera una serie de tuits en la plataforma de medios sociales Weibo. @majunlive tuiteó:

Pu Zhiqiang debería ser llevado a juicio en Wuzhen. La acusación formal se basó en siete tuits que Pu escribió. El principio de los cargos en su contra es similar a lo que se intenta defender en la Conferencia Mundial de Internet. ¿Cómo unos pocos camarones podrían saber la manera de gobernar el mar?

Sin embargo, Bill Bishop, editor detrás del boletín informativo Sinocism, destacó:

¿Cuál de todos los ejecutivos de Internet estadounidenses será un adulador en la conferencia de Wuzhen? ¿Cuántos de ellos siquiera saben quién es Pu Zhiqiang?

Benjamin Ismail, jefe de Reporteros Sin Fronteras de Asia y el Pacífico, argumentó que el evento tenía la intención de “evitar cualquier discusión sobre la libertad de medios”:

China does more than ‘manage the Internet.’ It closely monitors all information accessible to Internet users and systematically blocks any criticism or revelations that are embarrassing for the Communist Party.[…] Coming ahead of the World Internet Conference, the sole aim of this manipulation attempt is to preempt any discussion of media freedom and freedom of information.

China hace más que “administrar la Internet”. Controla muy de cerca toda la información a la que los usuarios pueden acceder a través de Internet y bloquea sistemáticamente cualquier crítica o descubrimiento que pueda avergonzar al Partido Comunista. […] En vistas de la Conferencia Mundial de Internet, el único objetivo de este intento de manipulación es evitar cualquier discusión sobre la libertad de medios y la libertad de la información.

Los grupos que luchan por los derechos de los medios exigieron boicotear la conferencia. En palabras de Ismail: “Ninguna de todas estas conferencias ha tenido credibilidad. El verdadero objetivo es asegurar que las empresas proveedoras de Internet que desean operar en China se ajusten a las condiciones”.

Exhibición del modelo de seguridad de China

Probablemente, los presentes en la conferencia pudieron experimentar las medidas de seguridad al estilo chino que se aplican en el evento:

La conferencia de Wuzhen ahora está en el primer puesto del control de estabilidad. Un informe de un internauta destaca: “Solamente hay alrededor de 10.000 residentes en Wuzhen, y el personal de seguridad asciende a 40.000″.

Si se buscara diferencias del evento con el del año pasado, seguramente sería la no exposición de los participantes a ningún tipo de disenso:

Durante la primer Conferencia Mundial de Internet, siete participantes alzaron carteles de protesta y exigieron una Internet libre. Hoy en día, aparte de Yang Xiuqiong, los otros seis (incluidos Wang Jing, Zhang Jixin, Yang Dongying, Gu Guoping, Xiao Jianfang, Wei Wenyuan) están presos por participar en marchas pacíficas. Oremos por los seis luchadores antes de la segunda Conferencia Mundial de Internet.

El año pasado, los organizadores de la primera conferencia intentaron, aunque sin éxito, validar una declaración en la que proponían que las comunidades internacionales “respetaran la soberanía cibernética de todos los países” y que se dediquen a “transmitir energía positiva” a través de las redes. A pesar de que el Ministro de Asuntos del Ciberespacio, Lu Wei, afirmó que los organizadores no propondrían ninguna declaración oficial este año, hay quienes quedaron preocupados por el hecho de que las empresas proveedoras de Internet aceptaran el “modelo chino” para la administración de Internet con el objetivo de obtener acceso al gran mercado que este país representa.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.