¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Zam Zam Cola, símbolo de los tiempos de armonía diplomática entre Irán y Arabia Saudita

Botella del popular refresco de cola Zam Zam. Imagen de Wikimedia con licencia Creative Commons.

Botella del popular refresco de cola Zam Zam. Imagen de Wikimedia con licencia Creative Commons.

Con la escalada de tensiones en Medio Oriente, mucha gente olvida lo que tienen en común los musulmanes chiitas y sunitas, como su reverencia por el lugar sagrado de la Meca, ubicado en Arabia Saudita. En la Meca, dentro de la mezquita de Masjid al-Haram, se encuentra el manantial Zam Zam, una fuente de agua reverenciada por todos los musulmanes, que se supone fue creada por Dios.

Lo que muchos no saben es que un popular refresco iraní utiliza este nombre desde hace años: la Zam Zam Cola.

Mientras la relación entre Irán, mayoritariamente chiita, y la predominantemente sunita Arabia Saudita pasa por un momento agitado tras las protestas por la ejecución en Arabia Saudita del clérigo chiita Nimr al Nimr, es interesante señalar que este refresco iraní fue en su momento la bebida preferida de los sauditas.

#zamzamcola #cola #iran #desert #travel

A photo posted by Marco Pesavento (@marcopesa) on

Creada como filial de Pepsi en 1954 para el mercado iraní, la cola Zam Zam fue totalmente nacionalizada tras la Revolución Islámica de 1979. Recibió su nombre en referencia al famoso manantial sagrado, y hoy se distribuye en los países vecinos, como Arabia Saudita, Bahréin y los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Todos estos países han cambiado su situación diplomática con Irán, cortando las relaciones por completo o, como en el caso de los EAU, reduciéndolas al mínimo.

Lo que quizá sorprenda es el hecho de que en 2002, la cola Zam Zam iraní recibió el impulso de Arabia Saudita y otros países del Golfo en un intento de boicotear a las compañías estadounidenses como Coca-Cola, Pepsi y McDonald's, en revancha por el apoyo que mostró EE. UU. al gobierno de Israel en medio la crisis israelí-palestina.

Un artículo publicado en 2002 en el New York Times informaba que la empresa iraní vendió «10 millones de botellas en la abrasadora Arabia Saudita tras el boicot de este país a Coca-Cola y Pepsi».

Desde el comienzo de las recientes tensiones, Irán ha impuesto un bloqueo a la importación de productos sauditas, además de paralizar la peregrinación de Umrah Hajj de los iraníes. Paralelamente, el Ministerio de Exteriores saudita ha anunciado que no solo suspende las relaciones diplomáticas con Irán, sino que también cortará toda relación comercial.

Mientras los usuarios de medios sociales iraníes se dedican a comentar el registro de violaciones de los derechos humanos por parte de Arabia Saudita y los ataques a la embajada y consulados sauditas en Irán, los internautas sauditas y del Golfo Árabe expresan su falta de confianza en los productos iraníes y apoyan los llamados a boicotearlos.

Por ejemplo, el usuario @Death_To_iran («muerte a Irán») de Twitter declaró que «Irán haría cualquier cosa para conseguir sus tortuosos objetivos, incluyendo envenenar sus productos. Cuidado no te conviertas en su víctima».

Además afirmó:

Mucha gente contrajo cáncer en los países que importan bienes de Irán. Boicotéalos antes de que acabes enfermando.

Otro tuitero, Diyala Alkhair, relacionó boicot con deber religioso:

Boicotear productos iraníes es un deber que satisface la sharía y los que no lo cumplan cometerán un pecado porque ayuda a detener el derramamiento de sangre y es un deber religioso

Otro tuit del mismo usuario incidía en la misma retórica:

Irán basa su economía en la sangre de los niños y los débiles. Ten cuidado de no facilitárselo comprando sus productos.

Y Mogatah-sa tomó fotografías de productos iraníes mientras visitaba un mercado saudita, pidiendo su boicot:

Esta es una selección de productos iraníes que hemos encontrado en mercados y tiendas. Boicotéalos.

El tuit anterior ha sido reenviado más de 320 veces, y 60 personas lo han marcado como favorito. También ha sido publicado en diferentes formatos por distintos usuarios.

Otro tuit, también muy difundido, pide a los sauditas que apoyen a su gobierno boicoteando a Irán:

Nuestro deber es unirnos y boicotear a los enemigos del islam de acuerdo con la decisión de nuestro gobierno de suspender sus relaciones comerciales con Irán.

Parece que los días de la cola Zam Zam en Arabia Saudita están contados. Como contrapartida, el mercado de valores saudita muestra signos de declive causados por la pérdida del mercado iraní para empresas como el grupo alimentario Savola.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.