¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El trato de “marimacho” a una mujer en un club nocturno de Trinidad y Tobago alimenta la discusión sobre identidad de género

Sign at a bus stop in Washington, DC -- part of the DC Office of Human Rights TRANSGENDER & GENDER IDENTIY RESPECT PSA Campaign. Photo by Elvert Barnes Photography, used under a CC BY-SA 2.0 license.

Letrero en una parada de autobús en Washington, DC — como parte de la campaña de la Oficina de Derechos Humanos de DC RESPETO A LA IDENTIDAD DE GÉNERO Y TRANSGÉNERO. Fotografía de Elvert Barnes, usada con licencia CC BY-SA 2.0.

En algún momento, Trinidad y Tobago ganó reputación de ser algo cercano a una utopía de la diversidad. El himno nacional del país hace alarde de “cualquier credo y raza encuentra un lugar igual”, los activistas de derechos sociales de Sudáfrica y el arzobispo anglicano Desmond Tutu alguna vez hicieron una referencia famosa a la República de las Islas Gemelas como “el país del arcoíris”, y en las celebraciones anuales del Carnaval se ven todas las etnias, edades y tamaños disfrutar de la más grande fiesta del mundo en perfecta armonía.

Pero hay otra cara para toda esta felicidad. Lejos de ser un paraíso incluyente, el país sufre de tensiones raciales, intolerancia, y un elitismo subyacentes, que son aparentes aún durante el Carnaval y sus fiestas y mascaradas “todo incluyentes”. Dada está realidad, Trinidad y Tobago sorprendió a muchos con el último escándalo en las redes sociales, dónde hay quejas contra un club nocturno muy popular que se rehusó a dejar entrar a una joven mujer. Esta historia de intolerancia, por lo demás familiar salvo que ahora incluye también el género se ha convertido inesperadamente en un terreno nuevo para los cibernautas trinitenses.

Esto es lo que sucedió. Shannon Jacob Gomes trató de entrar al Aria Lounge la noche del viernes 12 de diciembre. Se le negó el acceso en la puerta y ella relató su experiencia en un post público de Facebook:

She [the hostess] reiterated that because I do not ‘project the image of a female in heels/flats’, she cannot and will not allow me free access to Aria because I am ‘not a normal girl’ and since I project the image of a man, she has to charge me the Male price. I responded that that is my personal business and if Aria released an advertisement stating that females between 9.30-10 pm (never stating females in heels/appropriate flats), and if I fit the legal requirement of a female, how can she not permit me. […]

I directly stated that she was discriminating against me because legally and biologically my sex is female and if you have an ad stating females in general, then you are discriminating against me because I do not have on a dress and high heels. To which she responded ‘I'm not discriminating against you. I cannot let you in for free as a female to my event because of the look you are portraying’.

Ella [la anfitriona] reiteró que debido a que no “proyecto la imagen de una mujer con tacones o zapatos bajos”, ella no podía y no me permitiría el acceso a Aria, debido a que “no soy una chica normal” y ya que proyecto la imagen de un hombre, tenía que cobrarme el precio de Hombre. Yo contesté que eso es de mi interés personal y que si Aria lanzó una publicidad diciendo que las mujeres entraban gratis entre las 9:30 y 10 pm (nunca indicando que las mujeres debían ir en tacones o zapatos bajos), y si yo me ajusto al requerimiento legal para ser mujer, cómo puede ella impedirme el acceso. […]

Directamente argumenté que ella me estaba discriminando ya que mi sexo biológico y legal es femenino, si tienen una publicidad para mujeres en general, entonces me están discriminando debido a que no uso vestido o zapatos de tacón. A lo que ella respondió: “No te estoy discriminando. No te puedo dejar entrar gratis como mujer a mi evento por el aspecto que tienes”.

Gomes exigió una disculpa pública de parte del club nocturno. En respuesta, Aria negó cualquier discriminación, diciendo que la decisión fue imparcial:

Our staff had no intentions of discriminating against Ms. Gomes. They simply were treating her in a manner that was equal to a man, given our strict dress code. […]

Ms. Gomes attempted to enter the club wearing male clothing and we did not deny her entry however, she must pay the relevant costs as it will attribute to a male dressed in male clothing…The sole purpose being that, we cannot deny another female entry for wearing flats and in the same breath let Ms. Gomes wear flats and obtain entry. […]

Our club welcomes all types of people, who would like a night out of fun and entertainment, regardless of what ethnicity, background or sexual preference they may have.

Nuestro personal no tenía intención de discriminar a la Sra. Gomes. Ellos simplemente estaban tratándola igual que a un hombre, dado nuestro estricto código de vestimenta. […]

La Sra. Gomes intentó entrar al club usando ropa masculina y la entrada no se le negó, sin embargo, debía pagar el costo que se atribuye a un hombre vestido con ropas de hombre… El simple propósito es que, no podemos negar a otra mujer la entrada por usar zapato bajo, y de la misma forma dejar que la Sra. Gomes use zapato bajo y tenga acceso. […]

Nuestro club da la bienvenida a todo tipo de gente, a quiénes les gusta salir de noche para divertirse y entretenerse, sin importar la etnia, antecedentes o preferencia sexual que puedan tener.

La usuaria de Facebook Rhoda Bharath comentó:

I see a gendered identity storm brewing.
Good time to start a much needed discussion.

Veo levantarse una tormenta por identidad de género.
Buen momento para iniciar una discusión muy necesaria

En la página de Facebook de Aria, está discusión rápidamente se fue calentando. Vedesh Singh comentó:

I just had to let you all know that your reply with respect to Ms. Gomes incident and wanting to charge her the cover charge of a male because she was dressed in ‘male attire’ is such a SHAME. It's is untrue that you all were not discriminating because you all would never let a guy dressed in female attire into the club or charge him a no cover or the cover charge for ladies right!!! You all are such a big SHAME to our diverse country in trying to move forward.

Sólo tengo que hacerles saber que su respuesta con respecto al incidente de la Sra. Gomes y el querer cobrarle como hombre debido a que portaba un “atuendo masculino” es una VERGÜENZA. No es verdad que ustedes no estaban discriminando porque nunca permitirían que un hombre vestido de mujer entrara al club ni dejarían de cobrarle entrada ni le cobrarían la entrada para mujeres, verdad!!! Todos ustedes son una verdadera VERGÜENZA para nuestro país diverso que trata de avanzar.

Mel Amanda B concordó:

Exactly and it's disrespectful to Ms. Gomes. Apparently all females are supposed to dress in short clothes exposing themselves with high heels on and a mask of makeup. I'm not trying to bring sexuality into it but it appears as if the people at the door were homophobic. They assumed that because Ms. Gomes was dressed a certain way, she was automatically gay and thus they responded to what they believed and disrespected this woman.

Exactamente y es irrespetuoso para la Sra. Gomes. Aparentemente todas las mujeres deben vestir ropas cortas y exponerse con tacones altos y una máscara de maquillaje. No estoy tratando de incluir a la sexualidad en esto, pero parece como si la gente de la puerta fuera homofóbica. Ellos asumieron que debido a que la Sra. Gomes estaba vestida de cierta manera, automáticamente la hacía un hombre y por lo tanto ellos respondieron conforme lo creían y fueron irrespetuosos con esta mujer.

Thecarterfilez estaba incrédulo:

Wait so Aria lounge saying if u dress in men clothes but is a woman.. u will have to pay even though it's ladies free ? u hearing yourself. u sound stupid…

Espera, ¿entonces Aria dice que si te vistes de hombre pero eres mujer… debes pagar aún cuándo es gratis para mujeres? ¿Se escuchan ustedes mismos? Suenan estúpidos…

El usuario de Facebook Keron Strawz Lewis concordó, diciendo:

The response didn't seem very well thought out, bess yall did just say sorry and done.

La respuesta no pareció muy bien pensada, mejor hubieran dicho que lo sentían y listo.

En el hilo de comentarios de LoopTT, ndelamiko bromeó:

You can't charge a woman more money because she is dressed like a man. That implies you're going to charge men less if they dress like women and I'm pretty sure this is a can of worms they're disinclined to open.

If a brother shows up ‘elegantly casual’ in female clothes, are they going to find a way to charge him more for that? Or is it less they're charging? See, it makes no sense.

Aria Lounge's ‘weak excuse’ for talking and doing foolishness, is compounded here by the most ridiculous equivocation of institutionalised gender assumptions and prejudices.

No pueden cobrarle más dinero a una mujer porque está vestida como hombre. Eso implica que van a cobrarle menos dinero a los hombres si se visten como mujer y estoy muy seguro de que esta es una lata de gusanos que no están dispuestos a abrir.

Si un hermano se muestra vestido “elegantemente casual” en ropa femenina, ¿van a buscar una manera de cobrarle más por eso? ¿O sería menos lo que cobrarían? No tiene sentido.

La “débil excusa” de Aria Lounge por hablar y hacer tonterías, se agrava por la más ridícula equivocación de suposiciones y prejuicios de género institucionalizados.

Estableciendo el punto de que “el síndrome VVIP (Very Very Important People por sus siglas en inglés)” ha existido en sitios públicos por mucho tiempo, el blog de Eternal Pantomime señaló que “el asunto sobre la discriminación es tal que vence a algunos y beneficia a otros”:

And while clubs are free to implement their rules and guidelines on their admission policy, morally and ethically, if not legally, it is wrong to promote discrimination as a way of conducting business. Particularly in a multi-ethnic country.

Y mientras los clubes son libres de implementar sus reglas y guías en su política de admisión, moral y éticamente, aunque no legalmente, no es correcto promover la discriminación como una forma de conducirse en negocios. Particularmente en un país multiétnico.

Además, la bloguera culpó tanto a la organización, como a los patrones:

Now herein is where the story gets interesting. All clubs and bars here have a discriminatory door fee that women never object to. Men have to pay, and women get in free by a particular time, or sometimes even all night long. No public fuss about this type of gender discrimination. […]

However, the hostess at the club chose to decide that Ms Gomes, despite being in obviously female, was not feminine. The hidden implications of Aria’s discrimination is that Ms Gomes is butch lesbian or at least appears to be butch lesbian. As such, the hostess chose to interpret her appearance as masculine. Ms Gomes insists that she is female, and identifies as female. And you know what, she is right. Aria doesn’t get to tell people what gender they identify as. Aria also doesn’t get to change its admission policy the spot. […] Which of course brings us full circle to discriminatory practices in business places here. And how happy we are to participate in them, until they stop benefitting us.

Ahora aquí es dónde la historia se pone interesante. Todos los clubs y bares de aquí tienen una cuota de entrada discriminante que las mujeres nunca objetan. Los hombres deben pagar, y las mujeres entran gratis durante ciertas horas, o incluso toda la noche. No hay animosidad al respecto de este tipo de discriminación de género. […]

Sin embargo, la anfitriona del club decide si la Sra. Gomes, a pesar de ser obviamente mujer, no es femenina. La implicación oculta de la discriminación de Aria es que la Sra. Gomes es un marimacho. Cómo tal, la edecán elige interpretar su apariencia como masculina. La Sra. Gomes insiste en que es mujer, se identifica como tal. Y saben qué, ella está en lo correcto. Aria no tiene porque decirle a la gente con que género se identifica. Aria tampoco tiene porque cambiar su política de admisión según lo publicitado. […] Lo que por supuesto nos deja en un círculo de prácticas discriminatorias en los negocios de aquí. Y que felices somos de participar en ellas, hasta que dejen de beneficiarnos.

Desde el incidente, los usuarios de Facebook liderados por el grupo feminista Womantra han estado apoyando un llamado público a la acción, pidiendo a las mujeres que vayan al club nocturno el viernes 18 de diciembre, en ropa “masculina” para protestar contra el código de vestimenta de la empresa::

We cannot allow nightclubs in Trinidad & Tobago to tell women they are –
not women
not real women
not a ‘normal’ woman
not woman enough
too male
or exist too far left of femininity for the sexualization of the male gaze (as is our duty) […]

We will NOT STAND for body policing, gender policing, body shaming or discrimination OF ANY KIND. […]

COME OUT >>> ALL BUTCHED UP. Men feel free to wear a dress!

No podemos permitir que los clubes nocturnos de Trinidad y Tobago le digan a las mujeres que –
no son mujeres
no son mujeres reales
no son mujeres “normales”
no son suficientemente mujeres
son muy masculinas
o están muy alejadas de la feminidad según el punto de vista de la sexualidad masculina (como es nuestro deber) […]

No ACEPTAREMOS una política de cuerpo, política de género, vergüenza de nuestro cuerpo o discriminación DE CUALQUIER TIPO. […]

SALGAN >>> TODAS MASCULINAS. ¡Hombres, siéntanse libres de usar un vestido!

Naturalmente, las páginas web satíricas como The Late O'Clock News ponderaron este suceso:

After making a young woman who was ‘dressed like a man’ pay the male price for entry into their club, a beautiful dog wearing a pink dress and a matching pair of pink high heel shoes was allowed to enter Aria Lounge free of charge last Friday night after meeting all the club’s dress code requirements. […]

Shannon Gomes, forced to pay the male price for deciding to dress less femininely, protested:

‘First of all, she is a bitch. A real, actual, bitch. I thought this was a club for human beings only!’

Aria responded to the scandal, arguing that ‘ladies free’ does not only refer to human ladies.

Después de hacer que una joven “vestida como hombre” pagara el precio de hombre por entrar a su club, un bello perro usando un vestido rosa y zapatos altos rosas que combinaban fue dejado entrar en Aria Lounge gratis la noche del viernes pasado, ya que cubrió todos los códigos de vestimenta requeridos. […]

Shannon Gomes, forzada a pagar el precio de hombre por decidir vestir menos femenina, protestó:

“¡Antes que nada, ella es una perra. Una perra de verdad. Yo pensé que este era un club sólo para humanos!”

Aria respondió al escándalo, argumentando que “mujeres gratis” no sólo se refiere a las mujeres humanas.

El usuario de Facebook Vernon O'Reilly Ramesar pensó en arrojar algo de luz en lo que realmente significa el código de vestir de Aria:
ARIA guidePara Shannon Gomes, sin embargo, la situación es más seria que nunca:

You cannot pre-judge me if I fit the criteria except for your so called discriminatory policies on what a female should look like. There is no legality to that. […] I am not debating the way I dress, I am simply stating that if I meet the requirements of being listed as female and arrive on time you cannot deny me based on your bigotry, prejudice or intolerance.

No pueden prejuzgarme si cumplo el criterio de excepción para sus políticas discriminatorias en cuanto a cómo debe lucir una mujer. No hay legalidad en eso. […] No estoy debatiendo la forma en que visto, simplemente establezco que si cumplo los requerimientos para ser listada como mujer y llego a tiempo, no pueden negarme el acceso basados en su fanatismo, prejuicio e intolerancia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.