¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El bloguero y activista Hossein Ronaghi Maleki vuelve a la cárcel

Activist blogger Hossein Ronaghi-Maleki tweeted a photo of himself stating he is determined to stand for his innocence before returning to jail from furlough.

El activista y bloguero Hossein Ronaghi-Maleki tuiteó una fotografía de si mismo, indicando su intención de defender su inocencia antes de volver a la cárcel luego de un permiso de salida.

Con el levantamiento de sanciones en el marco del acuerdo nuclear y la liberación de prisioneros estadounidenses de origen iraní como el periodista del Washington Post Jason Rezaian, los acontecimientos del 18 de enero en Irán abrieron en muchos iraníes nuevos canales de esperanza de progreso.

Pero cuando se trata de la disidencia en Irán, tal progreso es difícil de imaginar. Mientras el mundo observaba a Irán restablecer los lazos con Occidente, el activista y bloguero iraní Hossein Ronaghi estaba pasando sus últimas horas con su familia antes de regresar a prisión para cumplir una condena de 15 años por un comentario disidente acerca de las elecciones presidenciales del 2009.

Tres días antes de volver a la cárcel Maleki publicó una fotografía en su cuenta de Twitter en la que mostraba la angustia de sus padres debido a su vuelta a prisión.

Mis padres están tristes

Maleki fue arrestado en diciembre de 2009, seis meses después de las controvertidas elecciones presidenciales iraníes. Fue arrestado e inmediatamente encarcelado en la tristemente célebre prisión de Evin, y pasó 376 días en confinamiento solitario antes del juicio.

Maleki blogueaba con el seudónimo de Babak Khorramdin, nombre de un antiguo luchador azerí por la libertad persa (Maleki es azerí de origen iraní). Su juicio de 2010 terminó con una condena de 15 años por los delitos de “difundir propaganda contra el régimen”, “pertenecer al grupo de internet Iran Proxy” e “insultar al líder supremo iraní y al presidente”.

10 años por integrar Iranproxy, 4 por insultar al líder y 1 por difundir propaganda contra el régimen

Según el Comité de Reporteros de derechos humanos en Irán, Maleki era experto en programación informática y en configurar sitios web destinados a eludir la censura en línea y establecer maneras para acceder a direcciones bloqueadas.

Maleki fue liberado el 14 de junio de 2015, tras depositar 14 billones de riales (aproximadamente USD $464,000) de fianza para recibir tratamiento por persistentes problemas pulmonares, renales y digestivos. Los defensores de derechos humanos y compañeros de prisión venían abogando por su liberación desde 2012 en base al creciente deterioro de su salud antes de que el 14 de junio de 2015 Maleki obtuvo permiso médico.

La fianza de Maleki incluyó los títulos de múltiples propiedades pertenecientes a sus padres y amigos de la familia.

Presionado por la unidad de inteligencia de IRGC para mi vuelta a prisión, el Fiscal general de Teherán emitió una orden oficial para confiscar las garantías de mi fianza.

Maleki fue citado nuevamente el 14 de enero de 2016. Su familia consideró evitar que volviera a la cárcel, pero eso hubiera significado que sus padres perdieran las propiedades que fueron usadas como garantía de su fianza. El padre de Maleki, Ahmad Ronaghi Maleki le dijo al Comité internacional por los derechos humanos en Irán:

I had given the deed to my house and workshop to bail out my son. A number of my humanitarian friends had also added their property deeds. It wasn’t important to lose my own properties, but I could not endanger my friends and let their properties be confiscated. So I delivered my son to prison.

Había puesto el título de propiedad de mi casa y taller como fianza para mi hijo. Varios de mis amigos humanitarios también habían agregado sus títulos de propiedad. No tenía importancia perder mis propiedades, pero no podía poner en riesgo a mis amigos y permitir la confiscación de sus propiedades. Entonces llevé a mi hijo a la cárcel.

En los días previos a su regreso a prisión, Maleki publicó en su cuenta de Twitter su insistencia en defender su inocencia.

La principal acusación en mi contra es defender la libertad de expresión (contra la censura) por lo que me condenaron injustamente a 10 años de cárcel.

El miércoles voy a presentarme a la oficina del Fiscal para ser arrestado. Como cientos de prisioneros políticos soy inocente y no merezco ir a la cárcel.

Podría ser la última publicación pero estoy decidido a obtener mi libertad porque soy inocente. La respuesta a las opiniones no es la cárcel.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.