¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El usuario de Facebook tailandés sentenciado a 60 años de cárcel por insultar a la monarquía

lese majeste convictEste artículo editado es de Prachatai, un sitio de noticias independiente de Tailandia, y se republica en Global Voices como parte de un acuerdo de intercambio de contenidos. El artículo fue escrito por Metta Wongwat y traducido al inglés por Andrew Alan Johnson. La ley de Tailandia contra el insulto a la monarquía es considerada obsoleta y represiva por muchos estudiosos, pero el gobierno respaldado por los militares insiste en que es necesaria para proteger a la monarquía.

Cuando Phongsak S. fue condenado a 60 años de prisión por seis mensajes que publicó en Facebook, rompió un nuevo récord al castigo más severo bajo la ley tailandesa contra el insulto a la monarquía.

Phongsak, quien usaba el nombre de “Sam Parr” en Facebook, fue sentenciado en una corte marcial bajo el Artículo 112 del código penal (anti-monarquía) y la Sección 14 de la ley de Delitos Informáticos el 7 de agosto de 2015. Tras declararse culpable, la sentencia de Phongsak fue reducida a la mitad.

La sentencia de Phonsak superó el caso anterior de Yai Daengdueat, quien fuera sentenciado por una corte marcial de Bangkok a 50 años (también reducida a la mitad debido a la confesión), y Jakrawut, el músico sentenciado a 30 años en Ubon Ratchathani (nuevamente, reducida a la mitad tras la confesión). Como en el caso de Phongsak, todas estas condenas se deben a publicaciones de Facebook.

¿Quién es Sam Parr?

Originario de la provincia de Kanchanaburi, Sam (Phongsak) creció en el seno de una típica familia campesina de clase baja. Su única educación formal fue hasta Mathayom 3 (9° grado), pero aprendió inglés y francés por su cuenta. Se fue de casa cuando aún era un adolescente y, desde entonces, vivió por su cuenta.

De joven, Sam trabajó en la industra del turismo, como gerente de varios hoteles y restaurantes, y de manera independiente organizando paquetes turísticos para varias agencias. Vivió un año en Marruecos, donde trabajaba en una hostería con varios amigos extranjeros. En ese tiempo, viajó a varios países europeos antes de volver a casa a cuidar a su padre enfermo.

Sobre sus experiencias en el exterior, Sam contó:

What I’ve seen in other countries is real development. Equality. It made me question why Thailand is still so poor, and why the poor in Thailand are so repressed.

Lo que he visto en otros países es un verdadero desarrollo. Igualdad. Me llevó a cuestionar por qué Tailandia sigue siendo tan pobre, y por qué los pobres de Tailandia son reprimidos.

Esta cuestión de la desigualdad quedó aferrada a él mientras veía más del mundo, a pesar del hecho de provenir de un contexto político relativamente conservador.

La represión del 2010 marcó un importante punto de inflexión para Sam. Se dio durante la temporada turística baja, lo que brindó a Sam más tiempo para pasar en internet siguiendo de cerca las noticias. La pérdida de tantas vidas le causó un terrible impacto y lo llevó a tener cada vez más interés en la política. Empezó a cuestionar las cosas con más profundidad y a leer más, especialmente los reportajes en inglés sobre la historia política de Tailandia.

Furia, alcohol y Facebook

Poco después de 2010, falleció el padre de Sam y él volvió a casa para cuidar a su madre, que tenía 84 años de edad y no podía caminar. Con esta gran responsabilidad sobre los hombros, no podía unirse a un grupo político. Pero lo que sí pudo hacer desde casa fue involucrarse en los debates políticos dentro de los medios sociales. Allí, se refirió a sí mismo como una “unidad independiente”, e hizo varios nuevos amigos que compartían muchos de sus puntos de vista, amigos a quienes conoció en línea pero que nunca había visto en persona.

Tras el golpe de 2014, sus publicaciones se volvieron cada vez más estridentes, al punto de que sus amigos, preocupados por su bienestar, lo instaron a irse del país. Así lo hizo, y se fue a vivir con unos amigos que conoció a través de Facebook. Posteriormente, tras el arresto de Sam, su amigo fue detenido por los militares, con la presencia de Sam que fortalecía el caso elaborado contra él. Sam afirma que este hecho fue el que más lamentó.

A raíz del golpe, los cuestionamientos que publicaba en Facebook se volvían cada vez más furiosos y malsonantes. Sam escribió varios posts cuando estaba alcoholizado.

I am so resentful that innocent people were shot dead. The image of these bodies is so clear in my mind. When I think of them, I get so angry that I cannot control myself. And it was even worse when I was drunk.

If there was something that I regret, it is that I was not careful in what I was saying. I should have posted better-researched information, using facts instead of feeling.

Estoy muy resentido por las muertes de personas inocentes. Las imágenes de los cuerpos están muy vívidas en mi mente. Cuando pienso en ellos, me enojo tanto que no puedo controlarme. Y se pone peor cuando tomo.

Si hay algo que lamento es el no haberme cuidado de lo que escribía. Debí haber publicado información mejor investigada, basada en hechos y no en sentimientos.

Emboscado en una estación de autobuses

Phongsak fue arrestado el 30 de diciembre de 2014 en una estación de autobuses de la provincia de Phitsonalok. Estaban presentes muchos oficiales del ejército y de la policía.

Sam tiene la fuerte sospecha de que al menos una persona con la que se conectó a través de Facebook era efectivamente un oficial que se hizo pasar por otra persona y chateó con él para emboscarlo. Esa persona llegó a enviarle regalos, incluso un celular.

Estuvo hablando con esta persona por Facebook durante cuatro o cinco meses hasta que finalmente acordaron encontrarse en persona en la provincia de Tak, la supuesta ciudad natal de esa persona. Mientras Sam viajaba para el encuentro, el policía encubierto le preguntaba constantemente en qué etapa del camino se encontraba.

Sam fue encarcelado en el campo de la armada durante cinco días antes de ser llevado ante la policía, y se anunció oficialmente que “Sam Parr” había sido arrestado.

Permaneció allí encerrado durante ocho meses hasta su condena el 7 de agosto de 2015.

La vida en prisión

Ahora en sus 40, Sam tiene un sentido del humor vívido y una personalidad abierta y extravagante. Le gusta hablar en inglés con las personas que lo visitan en la cárcel.

Con respecto a su dura sentencia, Sam dijo ser una persona que se adapta rápidamente a las nuevas circunstancias y se ha resignado incluso a la probabilidad de morir en prisión. Dijo que se reconforta en la idea de que su experiencia se tome como un ejemplo del cual pueden aprender los tailandeses, y en el apoyo de sus compañeros de celda.

Sam aún sonreía cuando hablaba de su futuro sombrío. Pero al hablar de los tiempos históricos de sufrimiento y pérdidas, asomaron algunas lágrimas y la voz se le quebró.

Resumen de casos

Supuestamente, Phongsak publicó en Facebook seis posts con fotos y texto bajo el nombre de “Sam Parr.” Se decretó que eran una violación a la ley contra el insulto a la monarquía. Estas seis acciones fueron:

- September 4, 2013. A photo of the King and text.
– September 10, 2013. A photo of the King with text defaming the King and Queen.
– September 17, 2013. A photo of the King and his older brother (former king Ananda Mahidol, killed in 1946), with text.
– September 18, 2013. Two photos.
– November 25, 2014. Facebook status post boasting that he had not yet been caught (although his name appeared on a detention list on June 9th of that year).
– November 29, 2014. A photo montage, with text.

- 4 de setiembre de 2013. Una foto del Rey acompañada de texto.
– 10 de setiembre de 2013. Una foto del Rey acompañada de texto con el que difama al Rey y la Reina.
– 17 de setiembre de 2013. Una foto del Rey y su hermano mayor (el ex rey Ananda Mahidol, asesinado en 1946), acompañada de texto.
– 18 de setiembre de 2013. Dos fotos.
– 15 de noviembre de 2014. Un estado de Facebook donde alardea de no haber sido capturado aún (aunque su nombre figuraba en una lista de detención del 9 de junio de ese año).
– 29 de noviembre de 2014. Un fotomontaje acompañado de texto.

Todas estas imágenes y textos estuvieron en la computadora de Pongsak hasta el día de su arresto, y los militares las tomaron bajo la Declaración 37/2557, que indica que todos los casos bajo el Artículo 112 son de jurisdicción militar. Como observa AFP, tanto los medios locales como internacionales habitualmente se abstienen de citar textos o reproducir las imágenes de este tipo de publicaciones, pues incluso la repetición de estos detalles podrían implicar una violación a la ley.

Según la denuncia, el fiscal militar aseveró que la publicación de fotos y textos difamaba a la monarquía según el Artículo 112 del código penal, y que los cargos también incluían el uso indebido de un sistema informático, según la Sección 14 de la Ley de Delitos Informáticos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.