¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un hombre y una mujer opinan sobre la demostración de sexismo del criquetista Chris Gayle

"Kieron Pollard talking to Chris Gayle". Photo by bob walker, used under a CC BY-SA 2.0 license.

“Kieron Pollard hablando con Chris Gayle”. Foto por bob walker, usada bajo licencia CC BY-SA 2.0.

Las acciones del jugador de críquet de las Antillas, Chris Gayle, han tenido grandes repercusiones en la blogósfera luego de sus inapropiadas insinuaciones en vivo hacia la periodista deportiva australiana Melanie McLaughlin. El incidente –y la subsiguiente multa y posible expulsión de Gayle de su liga– han inspirado intensos debates en la red sobre sexismo y cuestiones raciales, en donde surgen dos extremos: algunos definen las acciones de Gayle como acoso y otros afirman que el castigo sobrepasa al crimen, convirtiendo al depredador en la presa.

Para esclarecer algunas de las complejidades del discurso sobre sexismo, cuestiones raciales, deportes y cultura, Global Voices habló con dos blogueros con base en Trinidad y Tobago: un hombre, el periodista deportivo para Wired868Lasana Liburd, y una mujer, la escritora, bloguera política e investigadora de estudios culturales Rhoda Bharath.

Global Voices (GV): ¿Puedes indicarnos qué fue lo que más te molestó de los comentarios de Gayle?

Sports journalist Lasana Liburd; image used with the permission of the subject.

Lasana Liburd, periodista deportivo. Imagen usada con su permiso.

Lasana Liburd (LL): ‘Don’t blush baby!’ For me, that put an exclamation mark on his pathetic soliloquy. It hinted at his own inflated ego and arguably sought to reduce his target’s professionalism in one swoop. And it showed he was not paying attention to the body language of the female reporter and, quite possibly, did not care a jot.

Lasana Liburd (LL): “¡No te sonrojes, nena!” Para mí, eso fue la frutilla de la torta de su patético monólogo. Dio indicio de su ego inflado y posiblemente buscó reducir el profesionalismo de su blanco a la vez. Y demostró que no estaba prestando atención al lenguaje corporal de la reportera o, muy posiblemente, no le importó en lo más mínimo.

Rhoda Bharath (RB): His blithe arrogance. Gayle felt entitled to speak to the reporter in a way that was unprofessional — because he was being interviewed in his capacity as a sportsman of the region — and sexist. Further, when challenged, his response was even more tone deaf.

Rhoda Bharath (RB): Su arrogancia desinteresada. Gayle se sintió con el derecho de hablarle a la reportera en una manera poco profesional –ya que estaba siendo entrevistado en calidad de deportista de la región– y sexista. Además, cuando se lo desafió, su respuesta fue todavía más insensible.

GV: ¿Fue sexista el comportamiento de Gayle? ¿Fue acoso sexual? ¿Cuál es la diferencia?

LL: I feel there was a touch of sexism in his closing because she certainly was no ‘baby’ of his and it felt like his speech was partly about reducing her professionally, whether intentionally or not. Because she became less a sport journalist at that point and simply a ‘babe with a microphone’. I think it was harassment in that she was put in an awkward, uncomfortable position against her will while just trying to do her job. If Gayle had said ‘no comment’, it would have been much better for all concerned. I don’t think it crosses the line to be considered ‘sexual harassment’ though. It is a sex-less scandal.

LL: Siento que hubo un poco de sexismo al final porque ella claramente no era su “nena” y pareció que el discurso de él se trataba en parte de reducirla a ella profesionalmente, ya sea intencionalmente o no. Porque ella pasó, en ese momento, de ser una periodista deportiva a ser una “nena con un micrófono”. Creo que fue acoso en el sentido de que fue puesta en una situación incómoda en contra de su voluntad cuando sólo estaba tratando de trabajar. Si Gayle hubiera dicho “sin comentarios”, hubiera sido mejor para todos los involucrados. Sin embargo, no creo que cruce la línea para considerarse acoso sexual. Es un escándalo sin implicaciones sexuales.

RB: My laywoman's understanding of sexism is when you discriminate against someone based on their perceived gender. So, if I assume someone is physically weak because she is a woman or someone is emotionally underdeveloped because he is male, that is sexism. Sexual harassment refers to abusing your position of power over someone to make unwelcome and inappropriate sexual advances. A good example of sexual harassment would be a tall, handsome, popular athlete using his close proximity to a female journalist and the awkward position of being on air to talk about some part of her body (eyes), make a sexualized comment (don't blush) and an advance (let's have a drink) that would put her in an uncomfortable and compromising position. Why speak to her like that on air? It diminishes her as a professional person, objectifies her on camera no less, and robs her of the opportunity to respond as she really would like because she is at work. Maybe she would have said yes; but that is irrelevant. Gayle showed no respect for the reporter as a professional or a person

RB: Desde mi punto de vista no profesional, sexismo es discriminar a alguien en base a su género autopercibido. Así que si asumo que una persona es físicamente débil porque es una mujer o que no tiene sentimientos porque es hombre, eso es sexismo. Acoso sexual es abusar de tu posición de poder sobre alguien para hacer insinuaciones inapropiadas y no bienvenidas. Un buen ejemplo de acoso sexual sería el de un alto, apuesto atleta usando su cercana proximidad a una reportera mujer y la incómoda situación de estar al aire para hablar de alguna parte del cuerpo de ella (ojos), hacer un comentario sexual (“no te sonrojes”) y una insinuación (“vamos a tomar algo”) que la pusiera en una posición incómoda y comprometedora. ¿Por qué hablarle así al aire? La rebaja como profesional, la trata como un objeto frente a las cámaras y le quita la posibilidad de responder libremente porque está en su lugar de trabajo. Quizás hubiera dicho que si, pero es irrelevante. Gayle no mostró respeto hacia la periodista ni como profesional ni como persona.

GV: La metida de pata generó un debate público sobre el sexismo en nuestra sociedad. ¿Cómo deberíamos plantearnos esto y qué diferencia haría considerar que es parte de la cultura y del lenguaje de las Indias Occidentales?

Writer and blogger Rhoda Bharath; photograph by Mark Lyndersay, used with permission.

Rhoda Bharath, escritora y bloguera. Fotografía por Mark Lyndersay, usada con autorización.

RB: Sexism is part of how our society was structured. I say constantly that were are a stratified society: Race, class, gender, age, wealth. You name it. We approach sexism every day and shrug. For many reasons. Some of us accept it as a cultural norm. Some of us are so numb to it we do not recognize it anymore. Some of us do not have the language or awareness to articulate and examine it. I think people with the awareness and vocabulary need to tackle and target it. Individuals and groups. And it should be a consistent discussion because sexism permeates every aspect of our lives. Everything. Culture and language systems evolve and change. There is no reason we cannot. What we need is awareness of the issue at hand and mature discussions using the right vocabulary.

RB: El sexismo es parte de la estructura de nuestra sociedad. Yo digo constantemente que somos una sociedad estratificada: raza, clase, género, edad, riqueza, entre otros. Vemos sexismo a diario y lo ignoramos. Por muchas razones. Algunos de nosotros lo aceptamos como una norma cultural. Algunos estamos tan acostumbrados que ya ni lo reconocemos. Otros no tenemos ni el lenguaje ni el conocimiento para reconocerlo ni examinarlo. Creo que la gente que sí los tiene debería abordarlo y enfrentarlo. Tanto individuos como grupos. Y debería haber un debate constante porque el sexismo se mete en cada aspecto de nuestra vida. En todo. Las culturas y los sistemas de lenguas evolucionan y cambian, entonces no hay ninguna razón por la que nosotros no deberíamos hacerlo también. Lo que necesitamos es conocimiento al alcance sobre el tema y debates maduros con el vocabulario adecuado.

LL: I think it is about respect as much as anything else. I’ve had female bosses and I’ve never heard anyone refer to [media executive] Sunity Maharaj, [writer] Kathy-Ann Waterman or [media executive] Shida Bholai as ‘baby’. In fact, I don’t think anyone would have referred to [former Trinidad and Tobago Prime Minister] Kamla Persad-Bissessar as ‘baby’ in a professional setting over the last five years. So I am not convinced that it is just our culture. I think it is something we do when we feel we can get away with it. And it shows a lack of respect for our target. That is when it is done inappropriately, of course. It is a tender, loving term when used properly with someone you have some sort of relationship with. I’m not sure who should lead the charge. It might very well be that the biggest impact in this battle can be done on Facebook walls and the equivalent of water cooler conversations where men and women are made to understand why this is wrong. I feel we need to understand, in a social context from our peers and not necessarily some Tanty heading a NGO, that this will not go over well.

LL: Creo que es una cuestión de respeto. Yo he tenido jefas mujeres y nunca escuché a nadie referirse a [la ejecutiva de medios] Sunity Maharaj, [la escritora] Kathy-Ann Waterman o a [la ejecutiva de medios] Shida Bholai como “nena”. De hecho, creo que nadie se hubiese referido a [la ex Primer Ministra de Trinidad y Tobago] Kamla Persad-Bissessar como “nena” en un ámbito profesional en los últimos 5 años. Así que no estoy convencido de que esto sea sólo nuestra cultura. Creo que es algo que hacemos cuando sabemos que nos vamos a salir con la nuestra. Y muestra una falta de respeto hacia la persona a la que nos referimos. Claro que cuando se usa de manera inapropiada, por supuesto. Es un término tierno y delicado cuando se usa apropiadamente con alguien con quien tenemos una relación. No estoy seguro de quién debería ir al frente de la batalla. Puede que, tranquilamente, el mayor impacto pueda darse en muros de Facebook o en conversaciones casuales de ese estilo en donde a hombres y mujeres se les haga entender por qué esto está mal. Creo que necesitamos entender, pero dentro de un contexto social con nuestros pares y no necesariamente de una persona proveniente de una ONG, que esto no irá bien.

GV: Ha habido reclamos para que este tema se trate en la educación pública, pero ¿Qué generaría realmente un cambio duradero?

LL: An enduring change would only result from consistent enforcement of a new social norm and tutoring children in what is unacceptable social behaviour and why.

LL: Un cambio duradero sólo se dará como resultado de la aplicación constante de nuevas normas sociales y de la enseñanza a niños de qué se considera un comportamiento social inaceptable y por qué.

RB: Education isn't a static thing. People think education is a lecture or a lesson. It is ongoing and requires practice exercises. So, I am always going to be advocating for public education. In its realest sense: ongoing discussion and linkages with pragmatic and practical approaches of the skills learned to life. When people become aware of how sexist our language and customs are, the next step has to be how do we address changing these things…and that is ongoing. That is practice.

RB: La educación no es estática. La gente piensa que la educación es una clase o lección. Pero es algo en desarrollo continuo y que requiere ejercicios de práctica. Así que siempre voy a defender la educación pública. En el sentido más real: debates regulares y conexiones con enfoques pragmáticos y prácticos de las habilidades aprendidas para la vida. Cuando la gente se dé cuenta de lo sexista que son nuestras costumbres y nuestro lenguaje, el siguiente paso lógico es pensar cómo abordar el cambio… y eso es el desarrollo continuo. Eso es práctica.

GV: Lasana, tu expresaste en un post de Facebook que toda la cultura periodística deportiva lucha con el sexismo, de modo que Gayle es un resultado de eso así como de la cultura machista de las Antillas. Pero, ¿No deberían los ciudadanos ofenderse también con los dobles estándares? ¿Por qué el coqueteo de María Sharapova hacia un periodista no fue un problema pero el de Chris si lo fue? ¿Son más permisivos en las Antillas que en otras partes?

LL: I definitely don’t think we are more liberated. As in everything else, we simply get away with more in the Caribbean and act accordingly. Sharapova made arguably an inappropriate compliment to a male journalist. If Gayle had stopped at ‘your eyes are beautiful’ then we would not have had a problem. Everything he said after that opening was what got him a $10,000 fine. But, yes, I think society is far from blameless. Television stations hire the prettiest faces they can find because they think it helps them to woo viewers and lure athletes into interviews. I think nine out of ten marketing or PR managers look stunning too. It arguably shows that looks and sexiness have become prerequisites in certain fields. Gayle responded to that.

LL: Definitivamente no creo que seamos más liberales. Como con el resto de las cosas, simplemente nos salimos más con la nuestra en el Caribe y actuamos según eso. Sharapova le hizo un comentario, que podría decirse que fue inapropiado, a un periodista. Si Gayle se hubiera detenido en “tus ojos son lindos” entonces no hubiera habido problema. Todo lo que dijo después de eso es lo que le causó una multa de $10.000. Pero, si, nuestra sociedad está lejos de ser inocente. Las emisoras de televisión contratan a las caras más bonitas porque creen que los ayuda a tener más televidentes y atrae a los atletas a las entrevistas. Creo que nueve de cada diez encargados de marketing o relaciones públicas se ven deslumbrantes también. Eso posiblemente demuestra que las apariencias y la sensualidad se han convertido en prerrequisitos de ciertas áreas. Gayle reaccionó a eso.

RB: I'm not focused on sexism only in sport. Sport is a kind of crucible, that no doubt would intensify the way sexism is performed. I think all sexism, all kinds, needs to be addressed, not just sexual harassment, which is what the Gayle and Sharapova issues are about. Sexual harassment is one type of sexism. There are many other issues that need tackling.

RB: Yo no me enfoco solamente en el sexismo en los deportes. El deporte es como un crisol, que sin duda intensifica la manera en la que el sexismo se lleva a cabo. Creo que todos los tipos de sexismo, todos, tienen que ser abordados, no solamente el acoso sexual, como son los casos de Gayle y Sharapova. El acoso sexual es sólo una clase de sexismo. Hay muchas otras cuestiones que deben ser tenidas en cuenta.

GV: Ha habido mucho debate sobre si este tema hubiera generado la misma polémica de no haber sido Gayle un hombre negro proveniente de un país en desarrollo y McLaughlin no fuera una mujer blanca del primer mundo. La raza, ¿Influyó?

RB: Race comes into everything. And that became even clearer after Gayle's grudging apology. The journalist accepted. The white male media and sporting fraternity continued to froth and call for larger portions of his head. In fact, it began to look like Gayle was being harassed and bullied.

RB: La raza influye en todo. Y eso fue todavía más evidente luego de la disculpa de mala gana de Gayle. La periodista la acepto. El periodismo blanco y el círculo deportivo siguieron peleándose por su cabeza. De hecho, hasta empezó a parecer acoso.

LL: I read a story about Frank Sinatra referring, jokingly, to female Australian reporters as hookers back in 1974. This was the response to that, according to the UK Guardian: ‘The reaction was swift and comically stunning. The Australian press demanded he apologise; Sinatra refused. By noon the next day, the unions were involved, and airport refuellers flatly refused to fill his Gulfstream, while terminal staff announced none of their number would serve him. For the next few days, Sinatra ended up marooned and under siege on the 23rd floor of a Sydney hotel. It took the arbitration and conciliation services of Bob Hawke –- then the ragingly popular leader of the Australian Council of Trade Unions –- to get Sinatra to sign a grudging apology, which finally permitted him to escape the country. That said, I would not rule out an element of racism. There often is. But I don’t think the first response was racist. In fact, the reporter’s own colleagues initially responded with stifled laughter and the hashtag #smooth, while Gayle has also got support from white colleagues in the media, sporting world and among cricket fans. I don’t think this situation has descended into race yet, although I’m sure many racists have been sharing their opinions too.

LL: Leí una historia sobre Frank Sinatra en la que él se refiere, en broma, a reporteras australianas como “prostitutas”, allá por el año 1974. Esta fue la respuesta a eso, según The Guardian del Reino Unido: “La respuesta fue veloz y cómicamente impresionante. La prensa australiana demandó que se disculpe; Sinatra se negó. Para el mediodía del día siguiente, los sindicatos se habían involucrado, y los abastecedores de combustible del aeropuerto se negaron rotundamente a llenar su Gulfstream, mientras que los trabajadores de las terminales anunciaron que ninguno de ellos iba a atenderlo. En los días siguientes, Sinatra quedó abandonado y en estado de sitio en el piso 23 de un hotel de Sydney. Tuvo que intervenir como árbitro y conciliador Bob Hawke –el por entonces muy popular líder del Consejo Australiano de Sindicatos– para que Sinatra firme de mala gana una disculpa, que finalmente le permitió escapar del país. Teniendo en cuenta eso, yo no descartaría la posibilidad de racismo. Generalmente la hay. Pero no creo que las primeras reacciones fueran racistas. De hecho, los propios colegas de la periodista suprimieron sus risas y usaron la etiqueta #smooth (“suave”), mientras que Gayle tuvo apoyo de colegas blancos en los medios, el mundo del deporte y los fans del críquet. No creo que esta situación haya llegado al racismo, aunque estoy seguro de que muchos racistas también han estado dando su opinión.

GV: Lo que le molestó a mucha gente fue el tono de Gayle. Condescendiente. Seguro de si mismo. Irrespetuoso. ¿Qué dice ese tono sobre el sexismo y cómo podemos resolverlo?

RB: Condescending, entitled, disrespectful: we could easily be talking about the attitudes of the wealthy elite to the Caribbean…and to black bodies. And I start off that way to explain that Gayle's response is learned behavior. He picked that up from somewhere. His culture at home or in the community. We need to question who has shaped our culture and how. We need to question and grapple with what is our culture and why. Only then can we move forward. Gayle's arrogant and exploitative attitude isn't new or particular to his gender or ethnicity or discipline. Which makes this even more dire a situation. It means that it is prevalent. And to root it out will be a long and difficult process.

RB: Condescendiente. Seguro de si mismo. Irrespetuoso: tranquilamente podríamos estar hablando de las actitudes de la elite adinerada hacia el Caribe… y a las masas negras. Y comienzo con eso para explicar que la reacción de Gayle es una conducta adquirida. La aprendió de algún lado. Su cultura en la casa o en la comunidad. Tenemos que cuestionarnos quién determinó nuestra cultura y cómo. Tenemos que cuestionarnos y luchar con qué es nuestra cultura y por qué. Sólo así podremos avanzar. La actitud arrogante y explotadora de Gayle no es nueva ni exclusiva a su género, etnia o disciplina. Lo cual hace a esta situación todavía más nefasta. Indica que es prevalente. Y erradicarla será un proceso largo y difícil.

LL: Men with prehistoric views on a woman’s role on this planet are a big challenge for women’s fight for equality. But, to be frank, groupies are an equally big challenge. Some people cannot tell the difference between groupies and women and I think that contributes to incidents like that. Maybe Gayle meets more groupies than women and is more used to dealing with the former than the latter. In most other walks of life, including as a journalist, groupies are not part of the landscape though. So in that case, men have to respect the occupation of the woman in front of them or understand that the woman in the party didn’t get dressed with you specifically in mind. You really need a cultural shift for that to sink in though. And, in that sense, it is absolutely right to use high profile scenarios like this one to make a point and hopefully sway a few people.

LL: Los hombres con una visión prehistórica del rol de las mujeres en este planeta son un gran desafío para la lucha por la igualdad. Pero, para ser francos, las grupies son también un gran desafío. Algunas personas no  pueden ver la diferencia entre grupies y mujeres y creo que eso lleva a incidentes como este. Quizás Gayle conoce más grupies que mujeres y está más acostumbrado a tratar con las primeras más que con las segundas. En otras áreas profesionales, incluso como periodista, las grupies no son parte del paisaje. Entonces, en ese caso, los hombres tienen que respetar la ocupación de la mujer delante de ella o entender que la mujer en la fiesta no se vistió para ti. Pero realmente se necesita un cambio cultural para eso. Y, en ese sentido, está perfecto usar escenarios notorios como este para decir algo importante e influir en la gente.

GV: En tu opinión, ¿Cuál fue la parte más rara de toda la situación?

LL: I was bemused by statements that it was just Chris being Chris. Chris needs to pretend to be someone other than Chris then, so he can live in a civilised society. There are many people in cells right now who were keeping it real with their dark sides. We all have to compromise to share space with everyone else on the planet. Celebrities included. Even those who are really good at hitting a cricket ball.

LL: Me quedé perplejo con algunas declaraciones de que sólo era “Chris siendo él mismo”. Chris tiene que fingir ser alguien que no es entonces, para que pueda vivir en una sociedad civilizada. Hay mucha gente en celdas en este momento que le fueron fieles a sus lados más oscuros. Todos tenemos que comprometernos a compartir el espacio con el resto de la gente del planeta. Eso incluye a las personas famosas. Incluso aquellas que son muy buenas pegándole a la pelota de criquet.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.