¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Estas son las denuncias que empañan el preámbulo de la visita del Papa Francisco a México

21631384970_71eb54a68e_k

Imagen del Papa Francisco durante su reciente visita a Nueva York. Tomada de la cuenta en Flickr de Marcela bajo licencia Creative Commons.

Sentimientos y reacciones encontradas ha generado entre los mexicanos la próxima visita del papa Francisco, programada para la segunda semana de febrero de 2016. Mientras muchos le esperan con ansias, otros tantos se encuentran inconformes por su agenda y por los grandes preparativos que se llevan a cabo para su arribo.

Hace sólo un año, en febrero de 2015, hubo tensión entre el gobierno mexicano y la  Santa Sede con motivo de polémicas declaraciones hechas por el pontífice en una comunicación que fue divulgada, en la que llamaba a evitar la “mexicanización” de su natal Argentina, en clara referencia al conflicto armado que vive México con motivo de la guerra contra la delincuencia organizada.

Algunos medios argentinos dieron difusión a la justificación que el Vaticano hizo respecto este incidente:

“La expresión ‘evitar la mexicanización’ fue usada por el Papa en un correo electrónico estrictamente privado e informal, en respuesta a un amigo argentino [el legislador porteño Gustavo Vera] que está muy involucrado en la lucha contra las drogas y quien había usado esta frase”, sostuvo el Vaticano.

El correo electrónico, publicado por la ONG La Alameda, mostró al Papa haciendo una aparente referencia al peligro de que el narcotráfico al estilo mexicano se instale en el país.

No obstante, los roces diplomáticos parecen haber quedado atrás ya que el gobierno mexicano destina cuantiosos recursos públicos para optimizar espacios en preparación a la llegada del pontífice tanto en Ecatepec −zona marginal a las afueras de la Ciudad de México− como en Ciudad Juárez, en la frontera con Estados Unidos.

Protesta por la visita de Jorge Mario Bergoglio a México. Foto de TRC.

Protesta por la visita de Jorge Mario Bergoglio a México. Foto de TRC.

De acuerdo con información oficial, el 89% de la población en México es católica, aunque dicha cifra ha sido debatida por expertos como el antropólogo Elio Masferrer Kan, quien ha acusado “manipulaciones políticas” para hacer creer que existen más católicos en el país de los que hay en realidad.

Otros grupos que han manifestado su descontento con la visita del jerarca religioso son los familiares de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa que fueron objeto de desaparición forzada desde septiembre de 2014, así como muchos de quienes simpatizan con su causa. En diciembre de 2015, los familiares de los desaparecidos por el Estado llevaron peticiones a las autoridades católicas del país para que el papa Francisco les concediera una parte de su tiempo en la visita a tierras mexicanas, pero hasta donde se ha informado, no se reunirá con ellos, al menos no de manera oficial.

Los familiares de los normalistas intentaron llamar la atención del pontífice en el país vecino del norte, sin tener éxito, según lo reporta el portal SDP noticias:

Al cumplirse un mes más sin saber del paradero de sus hijos, los padres demandaron respaldo de la iglesia católica, al mismo tiempo se dijeron decepcionados por la indiferencia del Papa Francisco ante el dolor de los padres.

“Yo fui a Estados Unidos a ver al Papa Francisco y no nos quiso recibir, le gritamos, estuvimos alzándole la voz y no nos hizo caso, ahí el Papa me decepcionó porque él sabe que estamos viviendo un problema terrible y él ni siquiera se para a decir aquí están las madres, vamos a exigir justicia, yo esperaba otra cosa y no nos respondió” señaló la madre de uno de los jóvenes ante el sacerdote jesuita.

Otro inconforme con la próxima visita fue el entrenador deportivo Ricardo Antonio La Volpe, quien se quejó de que el último encuentro de su equipo de fútbol no haya sido cambiado por la inminente llegada del papa. En lugar de ser aplazado o adelantado, el evento deportivo se pautó en otra sede.

Desde Chiapas –en el suroeste mexicano− donde debería celebrarse el partido al que se refirió La Volpe, Víctor López escribió la pieza “¡Bienvenido a México entre miseria y riqueza!”, en la que señaló:

Nuevamente Chiapas volverá a ser sitio de visita de “un representante de Dios en la tierra” […] A pocos días de la llegada de su Santidad Francisco a las ciudades de Tuxtla Gutiérrez y San Cristóbal de las Casas, y a 26 años de la visita de Juan Pablo II, no hay nada de qué presumir en esta parte de México, donde el dolor humano es una forma de vida para la inmensa mayoría en el día a día, tolerada e incluso promovida por la ruindad de las autoridades en turno a nivel federal, estatal y municipal.

Otro motivo de descontento y que se ha difundido en redes sociales como Twitter, tiene que ver con el sacrificio de perros callejeros, con el objeto de brindar una mejor apariencia durante la visita del pontífice, específicamente en la zona de Ecatepec:

En el mismo sentido se pronunció el usuario Darko Abbadie:

Con la etiqueta #NoVengas otros habitantes de Ecatepec se han expresado respecto a las consecuencias de los eventos públicos en los que participará Francisco:

Por su parte, el periodista y escritor Andrés Oppenheimer ha sugerido que el papa debe referirse al tema de la migración entre México y Estados Unidos, así como los constantes embates del aspirante a la candidatura presidencial por los republicanos, Donald Trump:

Con las expresiones retomadas a lo largo de esta pieza, se puede obtener un panorama más amplio respecto al sentir de los habitantes de México en relación a un tema que en los medios de comunicación tradicionales ha sido proyectado como de unánime alegría para la población.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.