¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tutela contra periodista reabre debate sobre la libertad de expresión en Colombia

Ministerio TIC Colombia

Todo ciudadano tiene derecho a cuestionar a sus funcionarios, pero algunos se preguntan si existe un límite para ello sin que signifique la coerción de la libertad de expresión. Imagen tomada de la cuenta en Flickr del Ministerio TIC Colombia bajo licencia Creative Commons.

Una acción de tutela interpuesta por una funcionaria gubernamental contra un periodista por los comentarios hechos contra su gestión en la red Twitter reabrió el tema de la libertad de expresión en internet en Colombia.

Cristina Plazas, directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), inició el mes pasado el procedimiento judicial con el que buscaba el amparo de su buen nombre, además de una rectificación y el -cierre de la cuenta en Twitter- de Gonzalo Guillén.

El periodista ha utilizado la red social para realizar reclamos sobre la gestión de Plazas y denunciar presuntas irregularidades en lugares como la Guajira donde, según él, no se está atendiendo a los niños de la población Wayúu, que sufren por la falta de agua en sus localidades.

La directora del ICBF se defendió así de los cuestionamientos:

Sin embargo, la funcionaria desistió de la tutela, tras las reacciones en el país, pero también ante la condena de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) que fue enfática al respecto:

“(l) La libertad de expresión se aplica a Internet del mismo modo que a todos los medios de comunicación. Las restricciones a la libertad de expresión en Internet solo resultan aceptables cuando cumplen con los estándares internacionales…”. Al respecto la Relatoría para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha dicho: “(…) todas las medidas que puedan de una u otra forma afectar el acceso y uso de Internet deben interpretarse a la luz de la primacía de la libertad de expresión”.

Asimismo, la FLIP en su mensaje, se dirigió a los jueces sobre el respeto con los estándares nacionales e internacionales, para recordarles que:

Se deben aplicar los mismos parámetros de tiempo, modo y requisitos. De esta forma se debe tener en cuenta que la rectificación mediante tutela exige, como requisito de procedibilidad, que haya existido una solicitud previa. También hay que tener en cuenta que sobre las expresiones de opinión no procede una rectificación, por lo que en este caso se debe hacer una distinción muy precisa de cuáles declaraciones corresponden a opiniones y cuáles son información susceptible de rectificarse.

Por otra parte, preocupa que se solicite la eliminación de la cuenta de Twitter de Gonzalo Guillén. Esto porque pide que se le ordene a la red social el bloqueo más allá de lo que pueda suceder con la rectificación, pues aún si el periodista rectifica podría ver limitada su expresión con el cierre de su cuenta. Se encuentra entonces que el bloqueo y la eliminación terminarían siendo una actuación desmedida contra la libertad de expresión. Hay que recordar que la Corte Interamericana ha señalado que toda limitación a la libertad de expresión debe ser necesaria y proporcional, es decir que debe ser la única y más efectiva, algo que en este caso no se cumple.

A la vez, se expresó sobre la responsabilidad del intermediario de internet:

Esta es una acción indebida de acuerdo a los estándares nacionales e internacionales. En su sentencia 277 de 2015, la Corte Constitucional señaló: “imponer responsabilidades a los intermediarios de Internet por los contenidos transmitidos limitaría de forma importante la difusión de ideas por este medio de comunicación, pues les daría el poder para regular el flujo de información en la red. En cuanto a quienes generan la información, la Relatoría para la Libertad de Prensa ha indicado que las responsabilidades ulteriores solamente pueden ser impuestas a los autores de lo expresado en internet, es decir, a quienes son directamente responsables de la expresión ofensiva”.

Tras conocer la suspensión de la tutela, el periodista celebró también en Twitter e hizo alusión al programa de televisión mexicano “El Chavo del 8”:

Los detractores y seguidores de ambos bandos también se manifestaron en Twitter. El periodista Rafael Chica Guzmán apoyó la posición de Plazas:

La periodista Jineth Bedoya Lima se expresó a favor de la libertad de expresión con limitaciones.

Estebán Giraldo expresó su apoyo a la directora por haberse atrevido a denunciar lo que considera acoso:

La periodista Lucía Esparza Baena defiende las redes para ser usadas con respeto:

Juan Carlos Pastrana aclaró los alcances de la denuncia al tratarse de un periodista:

Jairo Andrés Rivera escribió a favor de la libre expresión y también por la otra razón de fondo, la de los niños que han muerto en la Guajira:

Al respecto, Guillén sigue con sus trinos:

A pesar de haber retirado la tutela, la directora aseguró que las acciones legales continuarían:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.