¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El nuevo vídeo de Coldplay con Beyonce enfrenta una reacción violenta por supuestamente estereotipar la cultura india

Beyonce in the video Hymn for the Weekend. Source: Youtube

Beyonce en el video Hymn for the Weekend. Captura de pantalla de Youtube.

Un nuevo video publicado por la banda de rock británica Coldplay, con la cantante estadounidense Beyonce, ha creado controversia por su presunta apropiación y estereotipado de la cultura india.

En el vídeo se ve al líder de Coldplay, Chris Martin, haciendo el papel de un extranjero juerguista bailando y cantando con jóvenes indios durante lo que parece el Holi, la festividad indú de los colores, mientras Beyonce aparece con elaborados vestidos de rani o reina india.

Entre los personajes que aparecen como extras en el video se encuentran un clérigo (sadhus) y un niño Bahurupi representando al dios Shiva.

Nishita Jha escribe en The Wire que Martin se comporta «como el típico blanco mochilero que solo ve banderas de azafrán y santos barbudos»:

Coldplay’s brand new video for the song ‘Hymn for the Weekend’ features what one imagines are Martin’s favourite bits of India: Mumbai taxis with colourful interiors, dilapidated buildings, holi, and the occasional child dressed as a monkey or a blue god. Beyonce also features on Coldplay’s album and appears in Martin’s vision as an angel, or its Indian equivalent: a Bollywood queen.

El último vídeo de Coldplay de la canción «Hymn for the Weekend» representa lo que parece que son las cosas favoritas de Martin en la India: los taxis de Bombay con coloridos interiores, edificios medio derruidos, holi y el típico niño vestido de mono o un dios azul. Beyonce también aparece en el disco de Coldplay y representa la visión de angel que tiene Martin, o su equivalente indio: una reina de Bollywood.

Quizás para entender mejor el creciente debate en torno al video es necesario revisitar el concepto de orientalismo de Edward Said:

Orientalism can be discussed and analyzed as the corporate institution for dealing with the Orient – dealing with it by making statements about it, authorizing views of it, describing it, by teaching it, settling it, ruling over it: in short, Orientalism as a Western style for dominating, restructuring and having authority over the Orient.

El orientalismo se puede discutir y analizar como la institución corporativa de tratar con Oriente —ya sea creando afirmaciones sobre él, autorizando visiones, describiéndolo, enseñándolo, estableciéndolo, dirigiéndolo: en resumen, el orientalismo como estilo Occidental de dominación, reestructuración y autoridad sobre Oriente.

Como discute Richard King, la conceptualización de Said trata con la «complicidad entre los académicos occidentales de la naturaleza del “Oriente” y la agenda política hegemónica del imperialismo Occidental».

En el Siglo XXI esta «agenda política hegemónica» se podría entender como la búsqueda lógica de su continuación en el imperialismo cultural mediante la apropiación y el estereotipado propagado por la música y otras formas artísticas.

Entre la perpetuación de los estereotipos como los taxistas Sikh con turbante, está la representación de Beyoncé de la realeza india, que algunos han encontrado más problemática.

Además del gesto de la artista estadounidense, los críticos con el vídeo han señalado el hecho de que la famosa actriz india Sonam Kapoor —una autentica estrella de Bollywood— está relegada a un cameo de ocho segundos en el video, tocando el violín a la que fuera cantante de las Destiny's Child.

Los días posteriores al estreno del vídeo, Twitter albergó una tormenta de comentarios furiosos de indios molestos por la representación de su país:

El vídeo de Beyonce es un problema porque es reductivo y usa a la India como un escenario para las ganancias capitalistas. Una tierra y cultura a la que no tiene derecho.

No, gracias por el puñado de estereotipos @coldplay. Ninguna duda de que India se conocerá como el país de los encantadores de serpientes y sadhus.

Coldplay debería quitar el vídeo y subirlo con un pase de diapositivas de tuits de odio para que el mundo pueda ver lo que es la india.

No nos quejemos de Colplay estereotipando a la India. Venguemonos con la misma brutalidad haciendo que Himesh grabe más películas en Occidente.

¿Quieres representar a la India? ¡Entiende su riqueza y diversidad cultural primero! ¡Usar estereotipos anticuados no lo es!

Tan molesta con @coldplay usando mi cultura como decorado para su vídeo musical. India no es solo niños en la calle y mujeres exóticas.

El nuevo vídeo de Coldplay es básicamente lo que es la India para los blancos.

Empero, otros han quitado importancia a las implicaciones del video:

Toda esta charla de «apropiación cultural». En todo caso, el video muestra las bellezas de la India. No hace falta tanto drama.

@chanaaaj Me gusta. Captura el espíritu y esencia de la India y sus gentes (no la élite). Por supuesto que hay licencias artísticas.

@chanaaaj No hay nada malo con la apropiación cultural, nadie es custodio de la cultura, de hecho la apropiación cultural es por el bien.

¿Beyonce culpable de «apropiación cultural» en el vídeo de Coldplay? Si vestirse de india la hace culpable ¿qué pasa con los indios vestidos de occidentales?

En una columna de opinión del Indian Express, Aditi Anand escribió que encuentra problemática en el vídeo.

Discute que «como actriz de Bollywood “Rani” [Beyonce] encaja perfectamente. Si, no es su cultura ¿y qué? No quiere decir que no pueda hacer un papel en su canción».

También dice que aunque pueda haber una representación tópica de aspectos culturales indios como el Holi, todo lo que se muestra es, sin embargo, cultura india.

Martin’s video shows India in all its glory. The peacocks, the periscope, the puppets, the behrupiyas, the yellow and black cabs with colorful interiors, everything shouts India.

El vídeo de Martin muestra la India en todo su esplendor. Los pavos reales, el periscopio, los títeres, los behrupiyas, los taxis amarillos y negros con coloridos interiores, todo recuerda a la India.

En un país con cerca de mil millones de personas y un millar de religiones y culturas distintas, no sorprendente que el vídeo dirigido por Ben Mor haya generado diversidad de opiniones.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.