¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

En Argentina buscan que la comida no consumida en fiestas llegue a quien la necesite y no a la basura

Voluntarios del proyecto Plato Lleno. Imagen usada con autorización.

Voluntarios del proyecto Plato Lleno. Imagen usada con autorización.

El Proyecto Plato Lleno es una iniciativa solidaria y voluntaria en Argentina que tiene el objetivo de rescatar la comida no consumida en diferentes actividades, banquetes y fiestas que de otra manera se botaría a la basura. Ya han recolectado 24.000 kilos de comida, con lo que han llenado 48.000 platos y otros tantos estómagos hambrientos.

Todo empezó con una charla entre dos amigos. Alexis Vidal, diseñador de eventos, y Paula Martino, que trabaja en una agencia de eventos sustentables, se dieron cuenta de que era mucha la comida no consumida que se descarta y decidieron hacer algo al respecto. El resultado fue Plato Lleno, proyecto creado en 2013.

Como cuentan en su página de Facebook:

El proyecto surge como consecuencia de una alianza […] para organizar eventos con enfoque sustentable, ante la pregunta “¿Qué podríamos hacer con la comida que no se llega a consumir en los eventos -que es muchísima- y que termina siempre en la basura?”

Poco a poco fueron dando forma a este Proyecto de carácter 100% solidario para que la comida elaborada que no llega a consumirse en cada evento pueda ser destinada a Hogares, Comedores, Instituciones, etc, la clave para lograrlo era…VOLUNTAD!

Imagen usada con autorización

Comida empacada antes de ser repartida. Imagen usada con autorización.

Según contaron al diario La Nación, los voluntarios de Plato Lleno “entran en plena fiesta, embalan lo que se cocinó y no fue consumido, y lo llevan directo a instituciones sociales para que lo repartan cuanto antes o lo freezen para entregar más tarde”.

Además de Buenos Aires, el proyecto también está presente en Mendoza, La Plata y Posadas. El grupo de Mendoza empezó a funcionar en octubre cuando cuatro mendocinos se enteraron de la iniciativa que empezó en la capital argentina. Así que decidieron extenderla a su provincia. Solamente en su primera noche de labores, rescataron 30 kilos de comida, lo que supuso ayudar a 60 personas en apenas horas.

Ellos cuentan:

El grupo […] se presenta en un evento y realizan un operativo en el que el cuidado de la comida es el factor principal. Los voluntarios llevan la vestimenta apropiada para la tarea (cofias, barbijos, etcétera) y los platos son envasados al vacío para que luego se los deposite en una conservadora. Luego, la comida se entrega a un comedor previamente contactado por Plato Lleno.

El tratamiento que le dan al proceso de embalaje de la comida antes de ser repartida es muy riguroso, como se puede apreciar en este Decálogo del Embalaje:

Decálogo

Imagen usada con autorización

Este video cuenta de manera gráfica el procedimiento a seguir con la comida rescatada. Nótese cómo gran parte de la actividad presentada en este video se realiza durante la noche, para que así las personas beneficiadas la aprovechen temprano en la mañana siguiente:

El proyecto también se vale de Twitter para difundir su labor y sus actividades:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.