¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El réquiem de Kazajistán por su moneda derriba la visión optimista del presidente

Screenshot from the website oibai.kz.

Imagen de la web oibai.kz que muestra el precio de un barril de petróleo y el tenge, divisa nacional de Kazajistán, frente a divisas extranjeras principales, el dólar y el euro.

Queda claro que las cosas se están poniendo feas en Kazajistán cuando el presidente habla de evitar limones caros en los bazares del país rico en petróleo (hace tan solo unos meses, comentaba a los ciudadanos que podrían irse acostumbrando a no comer foie gras).

Es difícil decidir qué estado postsoviético ha sido el mayor afectado por la caída mundial de los precios del petróleo y de otros bienes pero, junto a Rusia y Azerbaiyán, Kazajistán es un fuerte candidato.

La economía líder de Asia Central, considerada durante años como un pez gordo regional con un líder autócrata y visionario de 75 años, Nursultan Nazarbayev, ha perdido su fuerza desde el pasado año.

El tenge, divisa nacional, ha perdido la mitad de su valor frente al dólar desde que entró en un valor flotante con la divisa estadounidense el pasado agosto y los ciudadanos ahora protestan por la subida de precios de los alimentos y el descenso del nivel de vida.

Ante este contexto el septuagenario presidente Nursultan Nazarbayev aconsejó a los kazajos “respirar profundamente, como los practicantes de yoga, y olvidarse del dólar” y les comentó que una semana antes había ido a “varios mercados” en la capital Astaná para comparar precios.

Contrariamente al revuelo causado por los bienes más caros, el presidente afirmó en un congreso preelectoral de su partido gobernante Nur Otan, que muchos productos en realidad eran más baratos que el pasado año por las mismas fechas.

Una excepción a destacar eran los limones importados pero el presidente añadió que los ciudadanos “podían vivir sin ellos”.

Al igual que su observación sobre el foie gras el año pasado (del que muchos kazajos no han oído hablar, por no decir probar), sus declaraciones sobre la comprobación en los mercados fueron recibidas con gran escepticismo.

En una encuesta en línea de más de 300 lectores del servicio kazajo de la Radio Free Europe/Radio Liberty (RFE/RL), la mitad de los encuestados creían que Nazarbayev no había ido a ningún bazar y que simplemente leía un guión proporcionado por sus consejeros.

Más de un 30% de los encuestados respondieron que a Nazarbayev le habían dado mal a propósito los datos de los precios de los productos.

A pesar de que Almatý, la ciudad más grande del país, ha sido testigo de pequeñas manifestaciones sobre la deuda hipotecaria y por el malestar general financiero este año, la autoritaria Kazajistán no suele tener concentraciones masivas tumultuosas.

No obstante, ha surgido un tipo de protesta aun más curioso contra la creciente subida de precios en forma de una página web destacada en un artículo reciente de Reuters:

The site, entitled oibai.kz, shows nothing but updated rates for the ex-Soviet oil producer's tenge currency and the world oil price – both of which have been plummeting – against a gloomy black-and-white photo of government buildings.

The only commentary is a soundtrack of sad piano music, while sharing a link to the site on social media adds an exclamation mark and an icon of a man in a traditional Kazakh hat, his hands framing his open mouth in shock.

La página, denominada oibai.kz, muestra nada más y nada menos que tasas actualizadas del tenge, la divisa del productor de petróleo postsoviético, y del precio mundial del petróleo (los cuales han ido cayendo) frente a una foto lúgubre en blanco y negro de edificios gubernamentales.

El único comentario es una banda sonora triste de piano junto con un enlace de la página en los medios sociales. Se añade una exclamación y un icono de un hombre con un sombrero tradicional kazajo y sus manos a los lados de la boca abierta en shock.

Oibai.kz es, por lo menos, una fuente en línea que hace caso omiso de los ruegos de Nazarbayev de “olvidarse del dólar”.

Asimismo, son continuos, si bien jocosamente subversivos, los posts de Rinat Balgabaev, quien recibe centenares de likes de seguidores todos los días por sus publicaciones breves y ácidas sobre los problemas económicos del país.

Una de las últimas publicaciones dice así:

Учитывая что нефть совсем обесценилась и реанимация отрасли не предвидится, пора начать экспорт органических удобрений. Это перспективное направление, ведь чего-чего, а дерьма у нас предостаточно.

Considerando que el petróleo ha perdido su valor y que es poco probable que el sector resurja pronto, parece ser la hora de empezar a exportar abono orgánico. Esta es, en particular, una iniciativa muy prometedora, dado que ahora estamos de mierda hasta el cuello.

Hoy en día, cada vez hay más kazajos convencidos de que ese tipo de mierda no es de la que huele precisamente a rosas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.