¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hong Kong eliminará gradualmente el comercio local de marfil

Un día antes del discurso sobre política gubernamental en Hong Kong, varias organizaciones conservacionistas presentaron 66 159 firmas al jefe ejecutivo, con las que piden la prohibición del comercio local de marfil. Foto: WildAid HK / Twitter

Un día antes del discurso sobre política gubernamental en Hong Kong, varias organizaciones conservacionistas presentaron 66 159 firmas al jefe ejecutivo, con las que piden la prohibición del comercio local de marfil. Foto: WildAid HK / Twitter.

Las autoridades de Hong Kong han anunciado su intención de imponer la prohibición de importar y exportar trofeos de caza de elefantes, lo que eliminará gradualmente el comercio local del marfil.

En 1990, después de que se aprobara una prohibición internacional de comerciar con marfil, Honk Kong vetó la importación y exportación de este material, aunque siguió permitiendo el comercio doméstico de productos con licencia. En 2014, todavía quedaban 447 tiendas y talleres artesanos autorizados a comprar y vender marfil.

Además del comercio local legal, existe un enorme mercado negro de marfil ilegal. Solo en 2013, el departamento de aduanas incautó 8 041 kg de marfil de contrabando destinados a Hong Kong. Según los registros del Consejo Legislativo, alrededor del 60% del marfil ilegalmente introducido en Hong Kong acaba en China continental. Otra parte va a parar al mercado local, donde existe una alta demanda de bienes de lujo por parte de los turistas asiáticos.

Después que China anunciara su compromiso de prohibir casi por completo el comercio de marfil, el jefe ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun Ying, reveló sus planes para iniciar los procedimientos legales que eliminarán la importación y exportación de trofeos de la caza de elefantes. También indicó que el estado explorará activamente las medidas adecuadas para acabar gradualmente con el comercio doméstico de marfil.

Dado que Hong Kong se perfila como el mayor mercado de marfil del mundo y sirve como plataforma para el mercado ilegal hacia China continental, muchos grupos de defensa de la naturaleza consideran este proyecto del gobierno un auténtico logro. WildAid es una de las organizaciones que más se han involucrado para conseguir que se prohíba el comercio de marfil en Hong Kong, y así celebraba la noticia:

¡Fantásticas noticias las que llegan hoy de Hong Kong! Queda mucho que hacer, pero es un signo esperanzador de lo que vendrá

De hecho, el gobierno ha hecho mucho en defensa de los elefantes. Primero, la resistencia de los comerciantes con licencia para vender marfil es colosal, y se teme que cuando por fin se introduzcan medidas concretas ya sea demasiado tarde para los elefantes.

Kaz, amante de los animales, comentó:

Sus negocios se extinguirán EN CUALQUIER CASO en pocos años, porque no habrá marfil cuando ya no haya elefantes.

Un estudio publicado en 2014, indica que los cazadores furtivos de elefantes han acabado con 100 000 elefantes africanos en solo tres años (entre 2011 y 2014).

En segundo lugar, las actuales leyes de Hong Kong están llenas de resquicios legales que ayudan a mantener el estatus de la ciudad como mayor mercado mundial del marfil. De hecho, muchas de las tiendas autorizadas están envueltas en actividades de contrabando, según un reporte encubierto publicado por WildAid hace tres meses:

Filmación encubierta desenmascara las fisuras legales del tráfico de marfil en Hong Kong. Vídeo de WildAid en Vimeo.

El traficante del vídeo dice que los funcionarios no tienen ni idea de cómo regular el comercio de marfil y que no siguen las pistas que les llevarían a la ubicación de depósitos de este material.

En 2014, el valor del marfil bruto en China alcanzó un precio de 2100 $/kg en venta al por mayor, y fue bajando hasta noviembre de 2015, cuando quedó en 1100. Estos números convierten al mercado negro del marfil en un sector clandestino que mueve miles de millones.

En 1990, las reservas de marfil almacenadas en Hong Kong eran de 474 toneladas. En 2000, esta cifra bajó a las 261 toneladas. No obstante, desde entonces se ha ralentizado el descenso de las reservas locales, y en 2008 aún quedaban 232 toneladas de marfil registrado en la ciudad.

Según la prensa, las autoridades de Hong Kong nunca han llevado a cabo auditorías anuales sobre la cantidad de marfil consignado que almacenan las tiendas autorizadas, ni ha comprobado sus registros de ventas. Así es como el marfil de contrabando consigue llegar a los escaparates de forma relativamente sencilla.

Hasta ahora, el gobierno de Hong Kong no ha propuesto un calendario concreto para implementar la prohibición del comercio local, por lo que los grupos conservacionistas intentan atraer la atención sobre esta política, esperando que así se haga más difícil dar marcha atrás en el futuro:

¡Por nosotros, de acuerdo! Más gente sabrá que Hong Kong va a prohibir el comercio de marfil. ¡Cuanta más gente lo sepa, menos posibilidades de que se echen atrás!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.