¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Con Anabel Flores son ya más de 18 los periodistas asesinados en Veracruz desde 2000

ca2k0pgw8ain6za

La periodista Anabel Flores. Foto compartida en redes sociales.

Malas noticias para la libertad de expresión y el ejercicio periodístico desde Veracruz en el este de México, tras la desaparición de la periodista Anabel Flores Salazar, quien según diversas fuentes fue “levantada” por un grupo armado el 8 de febrero de 2016. Un día después, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP) confirmó el homicidio de la comunicadora luego de que su cuerpo fuera hallado en la vecina Puebla.

De acuerdo con el blog Periodismo en las Américas, “de los siete asesinatos de periodistas ocurridos en 2015 en el país, tres ocurrieron en este estado. En julio de 2015, la organización Artículo 19 señaló que desde el 2000, 18 reporteros han sido asesinados en Veracruz, 12 de los cuales han ocurrido durante la administración del actual gobernador Javier Duarte“.

El portal Aristegui Noticias fue uno de los primeros en dar a conocer los hechos:

El cuerpo de Anabel Flores Salazar, periodista desaparecida en Veracruz la madrugada del lunes 8, fue encontrado en la carretera Cuacnopalan-Oaxaca, estado de Puebla, a unos 15 kilómetros del estado donde ejercía su profesión.

Un empleado de la Fiscalía General del estado de Puebla (FGE) confirmó a la revista Proceso la identidad del cadáver: “Ya es un hecho. Lamentablemente se trata de la reportera desaparecida la madrugada del lunes, ya se trasladó una comitiva a Puebla”.

Según el portal Sopitas, en Veracruz se clasificó la investigación de la siguiente manera:

La Fiscalía de Veracruz clasificó el levantón como “desaparición”. Al mismo tiempo el fiscal del estado, Luis Ángel Bravo Contreras, dio la orden de activar inmediatamente los protocolos especializados del Mecanismo Federal de Protección a Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas.

En México se utiliza el termino “levantón” para referirse al hecho de que una persona ha sido privada ilegalmente de la libertad por delincuentes o por miembros de alguno de los grupos armados que forman parte del conflicto interno que afecta al país.

El diario La Jornada recogió relatos de testigos de los que se desprende que las personas que privaron de la libertad a Anabel Flores, quien cubría la fuente policial, “parecían soldados” y presuntamente se transportaban en camiones militares.

En Twitter, el usuario Benito Taibo hizo el siguiente comentario:

Claudia Pérez Sosa expresó así su opinión sobre el homicidio de la periodista:

Veracruz ha sido un lugar sumamente arriesgado para el ejercicio del periodismo en los últimos años. Baste mencionar como ejemplo el caso de Gregorio Jiménez de la Cruz, quien hace dos años fue apuñalado y después enterrado en una de las fosas clandestinas que abundan en el país. El riesgo para periodistas –penosamente– no se limita a Veracruz, pues en 2015 Reporteros Sin Fronteras nombró a México el país con la mayor tasa de asesinatos de periodistas en el hemisferio occidental.

En la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2015, la misma organización se refirió así al aciago panorama mexicano:

Asesinatos, secuestros, agresiones y amenazas se multiplicaron en un clima de impunidad casi total, lo que generó miedo y autocensura. La colusión de ciertas autoridades políticas y administrativas con el crimen organizado obstaculiza el buen gobierno y la justicia a todos los niveles en el país. El Mecanismo para la protección de periodistas y defensores de los derechos humanos no posee la eficacia ni la rapidez que se requieren para responder a las necesidades de los periodistas que se encuentran en peligro.

El año pasado, Rubén Espinosa, reportero gráfico que huyó de Veracruz tras haber denunciado ser víctima de amenazas por parte del Gobernador Javier Duarte, también fue torturado y ejecutado en hechos violentos aún no esclarecidos en la Ciudad de México.

Javier Duarte, emanado de las filas del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) posee un ríspido historial con la prensa local por estos y otros hechos, además de que ha mostrado su interés por coartar la libertad de expresión en línea a través de la llamada “Ley Duarte”, que buscaba criminalizar la difusión de rumores en redes sociales, misma que posteriormente fue declarada inconstitucional por el Poder Judicial.

La afamada escritora Guadalupe Loaeza increpó al mandatario regional:

Duarte, por su parte, ha omitido pronunciarse frente a este nuevo episodio de violencia contra el gremio periodístico.

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.