¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Con poca repercusión mediática nacional, el movimiento de ocupación estudiantil en Brasil tuvo una fuerte respuesta policial

Secundaristas em luta em Goiás. Foto: Reprodução/Youtube

Estudiantes de secundaria protestan en el estado de Goiás. Captura de pantalla: Youtube

A inicios de mes hubo una cantidad de informes sobre amenazas y violencia policial en escuelas en el estado brasilero de Goiás (próximo a la capital federal en Brasilia), donde estudiantes de secundaria han ocupado edificios desde finales del año pasado.

El 14 de enero, un juzgado local de Goiás ordenó el reintegro de la posesión de tres escuelas en la capital estadual de Goiânia y en la ciudad de Anápolis. Los estudiantes afirmaron que fueron retirados de las escuelas en forma violenta por la policía con la ayuda de algunos padres y personal administrativo. La mayoría de los ocupantes tiene entre 13 y 16 años.

Los estudiantes protestaban contra un plan del gobierno para transferir hasta un 30% de la administración de las escuelas a organizaciones privadas (llamadas SO u Organizaciones Sociales) y la policía militar. (Las fuerzas armadas o la policía dirigen algunas escuelas secundarias en Brasil, política que es fuertemente criticada por muchos educadores). El Comité de los derechos del Niño de Naciones Unidas emitió en setiembre un informe sobre Brasil, en el que se muestra preocupación por la presencia de sectores privados y militares en el sistema de educación básica del país.

Los jóvenes de Goiás comenzaron a ocupar sus escuelas a finales del año pasado, inspirados por el movimiento estudiantil de São Paulo (que logró invalidar una medida gubernamental que habría cerrado aproximadamente 90 escuelas). Sin embargo, a diferencia de la movilización en  São Paulo, la manifestación en Goiás recibió poca cobertura de la prensa nacional, y la atención se vio restringida a las redes sociales y los medios locales.

El 25 de enero, los estudiantes del liceo Ismael Silva de Jesús en la ciudad de Goiânia declararon que los oficiales de policía treparon el muro de la institución y atacaron a los ocupantes. Según la página de Facebook Secundaristas em Luta – GO:

Caricatura da secretária de educação de Goiás Raquel Teixeira que mandou cortar a água e a energia das escolas ocupadas e, ao ser questionada, disse "quem nunca cometeu um erro?". Imagem via Zé Ninguém.

Caricatura de Raquel Teixeira, Secretaria de Educación de Goiás, que cortó el agua y la luz a las escuelas ocupadas y, cuando le preguntaron al respecto, contestó: “¿Quién no ha cometido un error jamás?” Imagen: Zé Ninguém. Autor original desconocido.

Nesse momento os alunos, ainda machucados, estão resistindo na porta da escola enquanto sofrem violência de pessoas da comunidade. Dois ocupantes foram ATROPELADOS na porta. E um dos estudantes que foi atropelado foi pro hospital com fratura exposta.

En este momento los estudiantes, aún heridos, resisten en la puerta de la escuela mientras sufren violencia por parte de miembros de la comunidad. Dos ocupantes fueron atropellados en la puerta. Uno de ellos debió ir al hospital con una fractura expuesta.

Mariana Barbosa, simpatizante de este movimiento quién además trabaja en la Universidad Federal de Goiás, dijo que llegó a la escuela minutos después del incidente. Confirmó en Facebook que los estudiantes fueron atacados y echados por oficiales de policía y algunos miembros de la comunidad local. Tras el ataque, las autoridades tomaron un altoparlante y anunciaron que la escuela se encontraba abierta para las inscripciones del año académico 2016.

Barbosa manifestó que también fue amenazada por la policía cuando ayudaba a los alumnos golpeados a  trasladarse al despacho del Ministerio Público local para que realizaran la demanda formal:

Ao passarmos por uma rua um pouco mais afastada da escola e bem vazia, nossos carros foram fechados por mais três carros, sem nenhum tipo de identificação policial, nem nos veículos e muito menos uniformes ou distintivos nos policiais. Fecharam a gente, sairam de seus carros com arma na mão mandando a gente descer e colocar a mão na cabeça. Assim fizemos. Nos trataram com muita truculência. Gritaram com as crianças, não nos deixaram pegar nossos celulares para avisar o advogado, revistaram os carros, revistaram nossas bolsas, jogaram as cosias dxs meninxs no asfalto.

Cuando pasamos una calle bastante vacía un poco más lejos de la escuela, tres autos se aproximaron a los nuestros. No tenían identificación policial, ni siquiera en los vehículos y mucho menos en sus uniformes o escudos. Se nos acercaron, bajaron de los autos con armas en las manos, y nos dijeron que nos detuviéramos y pusiéramos las manos sobre las cabezas. Así lo hicimos. Nos trataron con tremenda brutalidad. Le gritaron a los niños, no nos dejaron usar los celulares para llamar a un abogado, revisaron nuestros autos, revisaron nuestras bolsas y tiraron las cosas de los niños a la calle.

En un video que circula en las redes sociales, un estudiante de secundaria describe la respuesta policial en el colegio Ismael Silva de Jesus:

El 25 de enero, la policía también tuvo como objetivo el colegio Rui Barbosa, que había sido ocupado dos días antes. En la página de Facebook Ocupación Rui Barbosa, los estudiantes dicen haber sido expulsados del colegio en forma violenta.
El 26 de enero, los alumnos del  Lyceu de Goiânia denunciaron un trastorno deliberado en uno de las cañerías de gas de la escuela (las autoridades buscaban sabotear la ocupación).

Hoje sentimos um cheiro muito forte e quando fomos procurar o problema encontramos o cano de gás do Lyceu serrado, vazando, NA IMINÊNCIA DE UMA EXPLOSÃO. O acesso é fácil pra quem está na rua, pularam e sabotaram o encanamento.

Ainda que estivéssemos cientes da violência direta ~que já começamos a sofrer~, ainda que soubéssemos que seríamos vítimas da opressão e da ditadura marconista, não esperávamos que algo tão sério pudesse acontecer contra o movimento.

Essa situação é muito séria, colocou em risco a vida e integridade física dos ocupantes.

Hoy sentimos un muy fuerte olor y cuando buscamos el problema encontramos que la cañería de gas del Lyceu estaba abierto, perdiendo, y listo para explotar. El acceso [a la cañería de gas] es fácil desde la calle. Saltaron [la pared] y la sabotearon.

Si bien estábamos al tanto de la violencia directa que ya habíamos comenzado a sufrir, e incluso sabíamos que seríamos víctimas de la opresión y la dictadura marconista [por el gobernador de Goiás Marconi Perillo], no esperábamos que hicieran algo tan serio en contra del movimiento.

La situación es muy seria, poner en riesgo las vidas e integridad física de los ocupantes.

En la noche del 26 de enero, los estudiantes protestaron en la sede de la Secretaría de la Educación de Goiás (SEDUCE) y algunos aún están acampando allí. Según la página de Facebook de Zé Ninguém, que ha estado publicando fotos y videos de las ocupaciones:

Após um dia de truculência, violência policial, reintegração de posse sem órdem judicial e chegar ao extremo de TENTATIVA DE ASSASSINATO. Estudantes, professores e apoiadores colocaram um basta no autoritarismo do governo, que privatizou o ensino público sem abrir nenhum canal de dialogo ou mesmo uma audiência pública.

O prédio da SEDUCE acabou de ser OCUPADO por dezenas de pessoas!

Luego de un día de brutalidad, violencia policial, reintegro de la posesión sin orden judicial y el caso extremo de una TENTATIVA DE ASESINATO, alumnos, docentes y simpatizantes, ponen freno al autoritarismo del gobierno, que privatizó la educación pública sin abrir diálogo o audiencia pública alguna.

¡El edificio de SEDUCE acaba de ser OCUPADO por docenas de personas!

Cano de gás do colégio serrado e oferecendo perigo de explosão e à vida dos estudantes ocupados. Imagem via perfil "Ocupação Lyceu de Goiânia", uso livre.

Cañería de gas serrada en el colegio Lyceu de Goiania. Foto: Ocupación Lyceu Goiania / Facebook.

También en Facebook, el profesor Rafael Saddi dijo que él y otros docentes que apoyan el movimiento están siendo perseguidos por la policía local:

Só queria dizer que o delegado que está chefiando a operação, que pretende me incriminar junto com outros professores e estudantes por organização criminosa, corrupção de menores, dano ao patrimônio público e furto (me incriminar por quebrar e furtar escolas, é mole?) é o mesmo delegado que chefiou a operação 2,80.

Esta Operação 2,80 foi a que prendeu os 03 estudantes da luta pelo transporte coletivo.

Solo quería decir que el delegado de la policía que dirige la operación quiere incriminarme junto a otros profesores y estudiantes, [acusándonos] de [formar] una organización criminal, corrupción de menores, daño al patrimonio público y hurto. (Me acusan de irrumpir en las escuelas y robarlas, ¿pueden creerlo?) Este es el mismo delegado que lideró la operación 2.80, en la que tres estudiantes fueron arrestados en la lucha por el transporte público.

La página de Facebook de Secundaristas em Luta – GO denunció al Servicio de Protección a la Infancia de Goiás en base a rumores sobre que habría estado llamando a padres de alumnos para amenazarlos.

Los profesores de la UFG (Universidad Federal de Goiás) publicaron un comunicado en repudio a toda la violencia contra estudiantes. En las redes sociales, varios activistas han expresado su adhesión a este comunicado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.