¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Conozca al héroe más alabado de Brasil: El federal japonés

CZz0injWcAAzhmd

Newton Ishii, el federal japonés. Fuente de la foto Twitter.

Quizás hayan oído sobre el último escándalo de corrupción en Brasil: directivos de la empresa petrolera controlada por el Estado, Petrobras, supuestamente aceptaron sobornos multimillonarios para hacer tratos con importantes contratistas privados a precios excesivos. Se calcula que Petrobras puede haber perdido 19 mil millones de reales brasileños (casi 5 mil millones de dólares estadounidenses) en ingresos públicos a causa de la trama, que fue descubierta por la operación de la policía federal denominada “Lavado de coches”, lanzada en 2014.

Decenas de personas, incluidos importantes hombres de negocios y políticos relacionados con el Partido de los Trabajadores, han sido arrestados hasta ahora, y cada arresto se convierte en un espectáculo mediático, con un tropel de reporteros y cámaras grabando cada momento. La gente pronto empezó a darse cuenta de que estaba pasando algo raro. En cada foto de un arresto, ahí estaba él: el mismo agente bajo de aspecto asiático, de pelo entrecano y siempre, siempre con gafas de sol Ray-Ban.

Pronto se convirtió en una celebridad: el “federal japonés”, el héroe anticorrupción más reciente de Brasil, le denominan algunos. A medida que el Carnaval se acercaba, se le veía por todas partes: desde máscaras y disfraces hasta la letra de las marchinhas (un género musical típico del Carnaval brasileño que satiriza las marchas militares formales, y que cada año parodian acontecimientos actuales). En la ciudad de Olinda, donde tiene lugar una de las fiestas de carnaval más grandes, los organizadores prometieron construir un muñeco gigante a imagen del agente (el carnaval de Olinda tradicionalmente exhibe muñecos gigantes de celebridades y políticos).

“Oh, Dios mío. Estoy acabado. El federal japonés está llamando a mi puerta”, entona una nueva canción popular.

Una fábrica está produciendo máscaras de carnaval del agente de policía federal, Newton Ishii, el “japonés” de la operación “Lavado de coches”.

¿Cuál es tu máscara favorita para el Carnaval de este año?¿Eduardo Cunha [Presidente del Parlamento] o Newton Ishii de la Policía Federal?

¿Pero quién es él? El agente Newton Ishii, descendente de inmigrantes japoneses, es el jefe de operaciones de la Policía Federal de Brasil en la división de Curitiba, donde la operación “Lavado de coches” tiene su base. Ha trabajado con el uniforme desde 1976 y fue arrestado en 2003 por estar involucrado supuestamente en una red de contrabando en la frontera entre Paraguay y Brasil. Ishii fue declarado inocente y puesto en libertad. Más de una década después, en 2014, volvió a unirse a la Policía Federal.

Sin embargo, esta información no ha detenido el culto a la personalidad de Ishii en la red, donde ahora está siendo halagado como un guerrero anticorrupción y una inspiración para los memes en internet.

Agradezco la amabilidad del agente federal Ishii por sacarse una foto conmigo y mi familia.

¡Feliz año nuevo a Newton Ishii! ¡Grandes arrestos! La Policía Federal está bien representada.

@De_Flores_”El federal japonés”. Su nombre es Newton Ishii y es un agente ejemplar.

[La web Humor Político publicó un dibujo en que el se veía al anterior presidente Luiz Inácio Lula da Silva escondiendo su cabeza como una avestruz mientras Newton Ishii le busca.]

Muchos brasileños están insatisfechos con el Partido de los Trabajadores, que ha estado en el poder durante 12 años. Los críticos esperan que la actual presidenta Dilma Roussef y Luiz Inácio Lula da Silva, el anterior presidente y fundador del Partido de los Trabajadores, estén implicados en la operación “Lavado de coches”. Hasta ahora, ninguno ha sido convocado por la policía para ser interrogado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.