¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Arabia Saudita condena a usuario de Twitter acusado de apostasía a 10 años de prisión y 2,000 latigazos

Blogging is bad for your back .. in Saudi Arabia. Image used as part of an Amnesty International campaign to draw attention to the plight of Saudi blogger Raif Badawi, sentenced to 10 years in prison and 1,000 lashes in Saudi Arabia in 2014 for setting up a "liberal" website

En Arabia Saudita bloguear es malo para tu espalda. Imagen de la campaña de Amnistía Internacional para llamar la atención a la difícil situación del bloguero saudita Raif Badawi, condenado a 10 años de prisión y 1,000 latigazos en Arabia Saudita en 2014 por crear un sitio web “liberal”

Arabia Saudita ha condenado a un usuario de Twitter a 10 años de prisión y a 2,000 latigazos por haber publicado 600 tuits “que propagaron el ateísmo” en el sitio de microblogging.

Según el periódico saudita Al Watan el usuario de Twitter, cuyo nombre no ha sido revelado, fue condenado por un tribunal de Medina que lo encontró culpable de negar la existencia de Dios y las Sagradas Escrituras, acusar de mentirosos a los profetas y ridiculizar el Sagrado Corán. También fue condenado a pagar una multa de 20,000 riales ($5,300 dólares norteamericanos). El hombre fue arrestado luego de que la Unidad de Información para prevención del delito del Comité para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio o la policía religiosa de Arabia Saudita comenzó a monitorear su cuenta de Twitter.

El diario agrega que el hombre, de 28 años, se confesó ateo ante el tribunal y rechazó todas las oportunidades para arrepentirse, invocando su derecho a la libre expresión. Agregó que en el pasado fue musulmán, y que había renunciado a todas las religiones luego de comunicarse con sitios web que difunden el ateísmo en internet.

El tribunal, añadió el periódico, demostró las acusaciones contra el hombre basándose en su confesión y en los testimonios de cuatro individuos que declararon que encontraron la cuenta de Twitter en el teléfono móvil del acusado, y se constató que el servicio telefónico estaba a su nombre.

La sentencia encontró una respuesta un tanto contenida en línea, muchos simplemente compartieron enlaces de noticias sin comentar demasiado.

Abdulrahman, de Egipto, hizo una advertencia a los usuarios de Twitter sauditas:

Esto es Arabia Saudita. Un saudita de 28 años ha sido condenado a 10 años de prisión, 2,000 latigazos y a una multa de 20,000 riales por difundir el ateísmo en Twitter.

Los usuarios de medios sociales en Arabia Saudita deben ser cuidadosos. Están siendo observados, perseguidos y amenazados. Un simple tuit podría ser una amenaza para sus vidas. ¡Qué sociedad ignorante y atrasada!

Según una ley saudita de 2001, “todo aquello que contravenga principios fundamentales o legislación, o vulnere la santidad del Islam y su benévola sharia, o atente contra las buenas costumbres” está penado por ley. En 2014, el reino conservador, dictó severas leyes que, según Human Rights Watch, penalizan “prácticamente cualquier pensamiento disidente o expresión como terrorismo.” El artículo 1 de la ley describe como terrorismo:

“Calling for atheist thought in any form, or calling into question the fundamentals of the Islamic religion on which this country is based.”

“Convocar al desarrollo de pensamiento ateo de cualquier forma, o a cuestionar los fundamentos religiosos del Islam en los que se basa este país.”

En mayo de 2014, un tribunal penal de Jeddah condenó al bloguero Raif Badawi a 10 años de prisión y 1,000 latigazos “por insultar al Islam”. Badawi fue juzgado por desarrollar “Liberales de Arabia Saudita”, un foro en línea lanzado en 2008 dedicado a debatir el rol de la religión en el país.

El bloguero, de 32 años en aquel entonces, fue también condenado a pagar una multa de un millón de riales (aproximadamente $266,600 dólares norteamericanos). A pesar de la campaña internacional pidiendo por su liberación, Badawi aún continúa en prisión. En enero de 2015, recibió 50 azotes de los 1,000 que constituyen parte de su condena. Su segunda ronda de latigazos ha sido pospuesta por motivos de salud.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.