¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Periodista asegura que la cadena australiana ABC le impidió informar sobre el proyecto de la Red Nacional de banda ancha

National Broadband Network fibre optic cable being laid in Australia

Operarios colocando el cable de fibra óptica de la Red Nacional de Banda Ancha en Australia. Foto cedida por Bidgee a través de Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0 AU ).

Las alegaciones de un periodista de la cadena pública australiana, en las que aseguraba que la cadena le impidió informar sobre la polémica Red Nacional de Banda Ancha ha concentrado nuevamente la atención del país sobre la puesta en marcha del, en ocasiones, controvertido proyecto digital. Los debates en torno a la iniciativa han estado relacionados con problemas de acceso, los excesivos costes, las velocidades de internet, y el tipo de suministro.

Antes de su salida a principios de enero de 2016, Nick Ross había trabajado durante cinco años como editor de juegos y tecnología para la cadena financiada por el gobierno ABC. En una sesión de Ask-Me-Anything (Pregúntame lo que quieras) de Reddit, que tuvo lugar poco después de su salida, Ross cuenta que los supervisores del canal le dijeron que dejara de informar sobre el proyecto de la Red Nacional de Banda Ancha en 2013:

I knew when I was told to stop publishing on the NBN (three years ago) that this day would be inevitable. It's been a constant source of amazement that management have acted like people wouldn't notice me going from full-on NBN coverage to absolute zero and not ask why. They've been asking me constantly throughout this time – such is the interest in ABC and NBN – to the point where it's literaly made me ill and I'm still recovering. I hope this will start drawing a line under things and let me move on, but let's face it, the stink caused here will linger.

Cuando me dijeron que dejara de hablar sobre el proyecto (hace tres años) sabía que este día llegaría. No podía creer que la dirección pensase que la gente no iba notar que se pasara de dar una amplia difusión sobre el proyecto a no hablar nada de él en absoluto, sin preguntarse por qué. Me han estado preguntando constantemente sobre ello durante este tiempo. Tal es el interés que ha suscitado el tema de la cadena y el proyecto que han conseguido ponerme literalmente enfermo, de lo cual aún me estoy recuperando. Espero que esto sirva para poner punto final para que pueda seguir con mi vida, aunque hemos de reconocer que este escándalo durará mucho tiempo.

La sesión ha generado más de 1 200 comentarios.

La cadena ABC ha negado las acusaciones de Ross, según la web de marketing y de medios Mumbrella, que también planteó la cuestión de su objetividad:

Ross’s coverage of the NBN has at times been controversial with the ABC’s own Media Watch program highlighting in 2013 concerns about a lack of perspective in some of the reporter’s coverage relating to the NBN and whether fibre-to-the-premise was a better approach than fibre-to-the-node.

La cobertura de Ross sobre el proyecto ha sido, en ocasiones, controvertida. De hecho, el propio programa de ABC, Media Watch en 2013 manifestó su preocupación acerca de la falta de perspectiva de los reporteros que informaban sobre el proyecto de la Red Nacional de Banda Ancha y sobre si la fibra hasta el hogar sería una mejor opción que la fibra hasta el nodo.

El espacio televisivo de ABC, Media Watch, titulado The difference between advocacy and analysis, [“La diferencia entre la defensa y el análisis”] se emitió en marzo de 2013.

Quentin Dempster, periodista de investigación y antiguo miembro del personal electo de la comisión de ABC, pidió que se hiciera una investigación formal sobre el tema:

ABC tiene indicios suficientes como para investigar la ‘autocensura’ editorial de su analista en el proyecto de la Red Nacional de Banda Ancha. Es necesario que se realice una investigación procedimental externa justa.

Dempster recibió algunos apoyos:

Dos importantes periodistas @QuentinDempster y @whitfitzsimmons están exigiendo a ABC que reconozca la versión de Nick Ross. ¿Durante cuánto tiempo ABC va a ignorar estas cuestiones?

Ha llegado la hora de que alguien muestre un poco de valentía. Abbot era una amenaza, pero ahora ya no está.

Politiqueo en el proyecto de Red de Banda Ancha 

En 2009 el gobierno laborista de Kevin Rudd empezó un programa para crear una red de banda ancha por todo el país usando una combinación de fibra óptica y un sistema de red fija inalámbrico que recibe la señal de un satélite. En ese tiempo, el entonces portavoz del opositor Partido Liberal Malcolm Turnbull criticó el proyecto, diciendo que era demasiado costoso y técnicamente mal concebido.

Cuando el partido conservador de coalición llegó al poder en 2013, se modificó el proyecto para que fuera compatible con un espectro más amplio de tecnologías. Desde entonces, ha representado un papel clave que todos los partidos utilizan para demostrar su compromiso político. Turnbull sucedió a Abbott  como primer ministro y líder del Partido Liberal en septiembre de 2015.

¿«Falsa imparcialidad»?

Otra parte de la documentación de Ross es una conversación de audio grabada con su supervisor de ABC, Bruce Belsham, que se produjo en 2013, unos meses antes de las elecciones federales. Para complicar aún más las cosas, Ross grabó de forma secreta (y por tanto ilegal) la conversación.

La nueva web de medios New Matilda publicó la transcripción de la conversación y dio apoyo a Ross en una serie de publicaciones llamadas «Falsa imparcialidad». En la transcripción, da la impresión de que Belsham le pide a Ross que escriba una historia que critique el proyecto de la Red Nacional de Banda Ancha del Partido Laborista para evitar que ABC sea atacada por la Coalición, otro partido político:

So you know, I dunno, I think, I’m just trying to, what I’m saying to you is, I can’t let you publish something about the copper and then about all the terrific benefits of [INDECIPHERABLE] that’s not going to happen with the Coalition, because basically, the world, the Turnbull camp and my superiors are going to come down on me like a tonne of bricks. We’ve got to give you some kind of insurance policy, you know. An insurance policy is an article where you are hard-headed about something to do with the NBN’s failings, or, you know, potential failings. One of the quite basic failures is it’s not going to happen. That’s a fundamental failing. The fact they’ve got to September 2013 and it’s not rolled out and it’s not in enough homes and it’s not in enough places to materially affect the vote is a failing.

Bueno, ya sabes… no sé…creo que… lo que intento…lo que quiero decirte es que no puedo dejarte que publiques algo sobre el cobre y sobre los tremendos beneficios de [INAUDIBLE] eso no va a pasar con la Coalición porque, básicamente, el mundo, la campaña de Turnbull y mis superiores se me van a echar encima como una jauría de perros. Tenemos que ofrecerte una especie de seguro, ya sabes. Un seguro que diga que estás convencido de los fallos de la Red Nacional de Banda Ancha, o los posibles fallos. Uno de los principales fracasos es que todavía no se ha producido. Eso es un gran fracaso. El hecho de que hayamos llegado a 2013, y que todavía no lo hayan desplegado, que no haya llegado a muchas casas, ni a otros lugares para afectar sustancialmente al voto es un fracaso.

Steven Maras, del blog académicoThe Conversation exploraba el lado ético de la conversación de la transcripción:

The transcript gives us a rare glimpse of the subtle ways political considerations can influence and shape the work of editors and journalists on the ground. The ABC has said that the request to do a piece on Labor and the NBN “was the editorially responsible thing to do” following “an almost 11,000 word article severely criticising the then-opposition’s policy on the NBN”.

But Belsham goes further. What does he mean when he says “it’s going to be really kind of difficult for you” to publish more articles critiquing the Coalition’s plan? How does this work in terms of the ABC’s culture of independence?

La transcripción nos da una extraña visión de cómo las consideraciones políticas pueden influir y determinar el trabajo de los editores y periodistas sobre el terreno. La cadena ABC ha afirmado que la solicitud de escribir un artículo sobre los laboristas y la Red Nacional de Banda ancha «era lo más sensato en términos editoriales» después de «un artículo de casi 11 000 palabras criticando duramente las políticas de la entonces oposición en torno al proyecto».

Pero Belsham va aún más lejos. ¿Qué quiere decir cuando afirma «te va a resultar un poco difícil» publicar más artículos criticando el plan de la Coalición? ¿Qué implica esto en la cultura de independencia de la cadena ABC?

Ben Eltham, corresponsal de asuntos de Estado criticó mucho la cobertura que hizo ABC:

…after a close reading of much of the ABC’s coverage, what emerges is a pattern of relatively positive coverage of the Malcolm Turnbull’s policy agenda. In covering the NBN, the ABC has tended to make a relatively critical assessment of the NBN under Labor, and, in contrast, a relatively benign assessment of the progress of the NBN under the Coalition.

[…] tras una lectura más detallada de gran parte de la cobertura de ABC, lo que se desprende es un patrón relativamente favorecedor de las ideas políticas de Malcolm Turnbull. Al informar sobre el proyecto, la cadena ha tendido a hacer una valoración negativa de la Red Nacional de Banda Ancha en el mandato de los laboristas en contraposición con una valoración relativamente más positiva del progreso del proyecto con el gobierno de la Coalición.

Jim Parker, alias Sr. Denmore, periodista especializado en finanzas, destacó el dilema de Ross en su blog Failed Estate:

If the role of a highly specialist expert like Nick Ross is to do no more than parrot the established lines of the rival parties and treat a technology story as just another political one, why not leave it to the press gallery? How is it “political advocacy” to conclude as a subject matter expert that one policy position is superior to another?

Si el papel de un experto altamente especializado como Nick Ross es el de no hacer otra cosa que repetir como un loro el programa de los otros partidos y tratar una historia sobre tecnología como cualquier otra noticia política, ¿por qué no se lo deja a la tribuna de prensa? ¿Cómo es posible que con la «defensa política» se llegue a concluir, como ha hecho un experto, que una posición política es superior a otra?

Todavía deben presentarse pruebas concluyentes sobre las afirmaciones de «silenciamiento». Por ello, New Matilda ha sido objeto de algunas críticas:

He leído que el artículo de New Matilda y Nick Ross han distorsionado enormemente la imagen de la cadena ABC, al asegurar que no le dejaban informar.

Mientras tanto el editor de New Matilda Chris Graham promete demostrar «de manera irrefutable» que a Ross lo silenciaron, según la última publicación de False Balance [“Falsa imparcialidad”]: The Ifs, Buts And Maybes Of The ABC Belsham-Ross Story [“Las especulaciones, los ‘peros’ y los ‘quizás’ de la historia entre Belsham y Ross de la cadena ABC”].

Aunque muchos australianos han perdido la fe en la capacidad de los principales partidos políticos para crear una red nacional de calidad, la popularidad de la etiqueta de Twitter #IwantmyNBN [“#QuieromiRedNacionaldebandaAncha”] muestra que todavía resulta un tema candente.

Cabe esperar que la combinación tóxica entre la tecnología, la política y el proyecto de la Red Nacional de Banda Ancha esté lejos de acabarse.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.