¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las jóvenes de Kosovo están escribiendo un código para combatir el acoso

Rita Parashumti walks around Pristina similar to the “10 Hours of Walking in NYC as a Woman” video for Prishtina’s Take Back the Night. Credit: Kosova WomensNetwork/YouTube

Rita Parashumti camina por Pristina como en el video “Diez horas de caminar por la Ciudad de Nueva York como una mujer”, para Take Back the Night de Prishtina. Crédito: Kosova WomensNetwork/YouTube.

Este artículo de Nate Tabak para The World apareció originalmente en PRI.org el 24 de febrero de 2016, y se reproduce en Global Voices como parte de un acuerdo para compartir contenido.

La estudiante de Medicina Rita Parashumti tiene muchas historias de horror sobre caminar en las calles de Kosovo como una mujer. Una que ella destaca ocurrió cuando estaba con su madre en Pristina, la capital de Kosovo.

Listen to this story on PRI.org »

“Un hombre mayor me dijo algo realmente descarnado —como, “me gustaría comer tu algo”, recuerda Parashumti, de 23 años. “Me sentí realmente avergonzada delante de mi madre”.

Las mujeres y niñas de Kosovo casi nunca denuncian estos incidentes, que son sumamente comunes. Pero un nuevo aplicativo móvil llamado Ec Shlirë —Camina libremente, en albanés— espera cambiar eso.

Ec Shlirë, lanzada el jueves 18 de febrero, se inspira en Hollaback, movimiento estadounidense para denunciar acoso callejero. El aplicativo kosovar permite a las usuarias denunciar discretamente casos de acoso sexual de todo tipo. Los informes se visualizarán en un mapa interactivo y se enviarán las autoridades.

Aunque no se identificará a los acosadores individuales, la información reunida por el aplicativo permitirá a los kosovares ver toda la extensión del acoso sexual y pondrá presión a las autoridades para que respondan.

“En Kosovo, muchas mujeres que pasan por acoso no van a denunciarlo directamente a la policía, porque la policía puede no tomar muy en serio un incidente de acoso en la calle”, dice la programadora Albana Dulaj. “Si tenemos más denuncias, creo que lo tomarán más en serio”.

The forthcoming app Ec Shlire, or Walk Freely, will allow users to discreetly report instances of sexual harassment in Kosovo. Credit: Nate Tabak

El aplicativo disponible Ec Shlire, o Camina Libremente, permitirá denunciar discretamente casos de acoso sexual en Kosovo. Foto: Nate Tabak.

Dulaj es una de las integrantes del grupo de 30 jóvenes, Girls Coding Kosova (Chicas codificando Kosovo), que diseñaron el aplicativo.

La novedad de Ec Shlirë también está ayudando a abordar otro problema en Kosovo: la falta de mujeres en la industria de la tecnología. Es un problema en todo el mundo, pero en Kosovo se agrava por la ausencia de mujeres en la fuerza laboral general. Solamente una de cada diez mujeres tiene empleo y una en otras diez busca empleo, según un estudio de Democracia para el Desarrollo.

Blerta Thaci, programadora que dirige Girls Coding Kosova, está tratando de cambiar esto dándoles a las jóvenes más experiencia práctica en codificación.

“Pensaban que es algo que no podían hacer porque es solamente para hombres o algo así, pero es lo contrario”, dice Thaci.

Y para las mujeres que hacen Ec Shlirë, el proyecto ha sido muy personal.

“[El acoso está] ocurriendo. Ocurre todos los días”, dice Kaltrina Murseli, programadora de 23 años. “Le está ocurriendo a tu hermana, tu madre, tu hija, a todas”.

Según un nuevo informe publicado por Kosovo Women’s Network (Red de Mujeres de Kosovo), solamente el 4.1 por ciento de los kosovares han denunciado el acoso sexual o se han enterado de que otra persona lo ha denunciado. Los que denuncian el acoso enfrentan leyes confusas y aplicación irregular por parte de policías y fiscales.

Aunque el aplicativo incluye un botón de emergencia para llamar a las policía, los creadores del aplicativo no lo conciben como la función principal. Consideran que el mayor impacto viene del cambio de actitudes.

Por último, la programadora Vjosa Preniqi dice que el aplicativo hará que los hombres lo piensen dos veces antes de acosar a alguien. “Y además las mujeres pueden aprender de esto. Porque no deben apoyar a los hombres y decir: ‘Oh, el acoso, no es nada, es algo casual”.

Parashumti, la estudiante de medicina, acogió la llegada de Ec Shlirë. Es la continuación de una conversación que ella ayudó a empezar sobre el acoso callejero en Kosovo.

Ella protagonizó un video durante la campaña de Kosovo Take Back the Night (Recuperar la noche) en 2014. Parashumti pasó ocho horas caminando por Pristina mientras la filmaban en secreto. Esto fue inspirado por el video viral “Diez horas de caminar por la Ciudad de Nueva York como una mujer“.

“Fue la primera vez que me alegré cuando alguien decía algo”, dice  Parashumti. “Pensé, vaya. Tenemos esto grabado”.

En el video de Kosovo, los hombres le silban y le gritan comentarios lascivos. El peor episodio, dice, es cuando dos jóvenes la siguen durante ocho minutos. Parashumti pasó por más de 50 ejemplos de acoso en el curso de las ocho horas.

Tuvo mucha atención y sacó el problema del acoso a la luz como nunca antes en Kosovo. Parashumti dice que Kosovo todavía tiene mucho que recorrer, pero está avanzando en la dirección correcta cuando se trata de acoso callejero.

“Pensaba que iba a tomar años y años que esto cambiara. Pero creo que puede mejorar en mucho menos tiempo ahora que sé que mucha gente quiere cambiarlo”, dice Parashumti.

Hana Marku contribuyó con el reportaje.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.