¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las protestas ‘Ereván Eléctrico’ de Armenia y los medios masivos

Protesters at Electric Yerevan. Screenshot from YouTube video uploaded by Raymik.

Manifestantes en Ereván Eléctrico. Captura de pantalla de un video de YouTube publicado por Raymik.

Ereván Eléctrico, extendida protesta contra el alza del costo de vida en Armenia y la corrupción percibida en el sector eléctrico del país, fue un acontecimiento enorme en un país pequeño.

Fue tendencia en Twitter y alimentó miles de publicaciones en Facebook durante las dos semanas de protestas en la capital armenia a mediados del año pasado, que forzó al gobierno a retroceder de sus planes de aumentar el costo de las cuentas de energía que pagan los ciudadanos.

A fines de 2015, Reuters, la mayor agencia internacional multimedia de noticias del mundo, incluyó la foto del fotógrafo armenio Vahram Baghdasaryan de Ereván Eléctrico en sus Fotos del Año 2015.

Reuters incluye la foto de Vahram Baghdasaryan de Ereván Eléctrico en sus Mejores Fotos de 2015.

No obstante, no todos los medios vieron Ereván Eléctrico de la misma manera.

Los medios occidentales enfatizaron el lado pacífico de Ereván Eléctrico, pues los manifestantes se dedicaron a jugar ajedrez, bailar danzas nacionales y limpiar su propia basura.

Sin embargo, los canales rusos y los medios en línea interpretaron Ereván Eléctrico como una repetición de Maidán ucraniano que expulsó a un presidente ampliamente afín a los rusos y allanó el camino para un gobierno anti Moscú en Kiev.

No tiene nada de malo tener el estilo de Maidán.

Los medios rusos fueron propensos a sostener que Ereván Eléctrico fue orquestado desde fuera de Armenia e impulsado por propaganda de Estados Unidos.

Los paralelos eran claros para los escritores rusos.

El gobierno de Armenia hizo lo opuesto a Ucrania y acordó integrar la Unión Económica Eurasiática respaldada por el Kremlin en 2013, con lo que se alejó de un acuerdo de asociación con la Unión Europea.

Para un Occidente ambicioso, Ucrania no era suficiente, sostuvieron.

Los participantes del Ereván Eléctrico, a su vez, se inclinaron a ver negativamente la cobertura de los acontecimientos en los medios rusos.

En un momento durante las manifestaciones, hubo un muchacho que sostenía tres globos que representaban los colores de la bandera armenia: rojo, amarillo (o anaranjado albaricoque) y azul.

Cuando el globo rojo se reventó, quedaron el azul y el amarillo y los medios rusos se concentraron en la combinación amarillo/azul, sugiriendo supuestamente simpatía con Ucrania. Esta fue una clara muestra de subjetividad de los medios y de “ver lo que quieres ver”.

Ciertamente, Ereván Eléctrico no tenía fuertes vínculos con ningún partido ni líder político.

Fue un movimiento encabezado mayormente por jóvenes y de carácter cívico. Había lemas como “Basta de corrupción”, “No al alza de precios”, “Alto voltaje”, pero nunca “Revolución”.

“Los medios masivos ayudan a difundir los asuntos que se plantean. Cuando fue necesario esparcir la voz, los medios lo cubrieron sin dudarlo”, recuerda Vaghinak Shushanyan, uno de los principales activistas de Ereván Eléctrico. “No siempre con el contexto que necesitábamos, pero estaban publicando [constantemente]”, dijo a Global Voices.

Los medios sociales también jugaron un rol muy crucial en organizar a la gente y llevarla a la avenida Baghramyan y al epicentro de las protestas.

Como la mayoría de los manifestantes tenían entre 20 y 30 años, en su mayoría estaban informados sobre el acontecimiento y se reunieron en Baghramyan gracias a la ayuda de Facebook y Twitter.

Pero los medios sociales también parecieron jugar un rol paralelo y contradictorio como una herramienta de vigilancia y provocación para el gobierno.

De los medios tradicionales que cubrieron Ereván Eléctrico, el medio Civilnet, auspiciado por un grupo de la sociedad civil local, y el servicio armenio de RFE/RL, con financiación del Congreso de Estados Unidos fueron, de lejos, los más influyentes.

RFE/RL fue especialmente importante, pues transmitió el movimiento en vivo a muchos espectadores que llegaron hasta cerca de los 300,000, o el equivalente a una décima parte de los 3.2 millones de la población de Armenia.

En consecuencia, aunque probablemente Estados Unidos no planeó Ereván Eléctrico como muchos medios masivos rusos parecieron creer, los periodistas locales que trabajan para medios de comunicación con financiación estadounidense hicieron mucho para difundirlo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.