¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Una casa en las colinas elevó la temperatura en la campaña electoral de Jamaica

Screenshot of a drone image of Beverly Hills, the residential area in which Andrew Holness lives. Taken from Kingston Jamaica - Beverly Hills Aerial Video and uploaded to YouTube by Zomian Drone-maica Thompson.

Captura de pantalla de la imagen de un dron de Beverly Hills, zona residencial donde vive Andrew Holness. Tomada de Kingston Jamaica – video aéreo de Beverly Hills y publicado en YouTube por Zomian Drone-maica Thompson.

Las elecciones generales en Jamaica se llevaron a cabo el 25 de febrero, y una semana antes la conversación y la oratoria en línea en torno a las elecciones se dispararon, avivadas por una declaración del gobernante Partido Nacional Popular (PNP) de que no participaría en debates políticos televisados programados con el opositor Partido Laborista de Jamaica (JLP, por su nombre en inglés). Esto era a menos que el líder del JLP, Andrew Holness respondiera una serie de preguntas referidas a la fuente de los fondos para la construcción de su casa en un lujoso barrio de Kingston.

El PNP también buscó una disculpa de Holness por describir un violento incidente en una manifestación del JLP como un “acto de terror”. Aunque el líder de la oposición respondió en una declaración de dos páginas publicada primero en Twitter, sus respuestas no fueron suficientes para satisfacer al PNP, y la situación continuó en un punto muerto político.

Los tuits que siguieron de la sociedad civil y el sector privado fueron desde las expresiones de sorpresa y el desconcierto a expresar desaprobación por la negativa del partido de gobierno a participar. Varios grupos de influencia, incluida la Asociación de Prensa de Jamaica, la National Integrity Action y la Organización del Sector Privado de Jamaica expresaron su preocupación. Muchos sugirieron que si los debates no se llevaban a cabo, el electorado jamaiquino estaría menos informado y la democracia del país se empobrecería con eso. Según sondeos de los medios, tres debates antes de las elecciones anteriores en 2011 tuvieron audiencia razonablemente buena e influyeron en el voto de cerca del 20% de los encuestados.

El doctor Damien King, profesor de Economía en el Campus Mona de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI), afirmó:

To the PNP, who won't debate unless Andrew declares finances: A public debate is not a favour to the opposition; it's a service to the ppl.

— Damien King (@DamienWKing) February 13, 2016

Al PNP, que no debatirá a menos que Andrew declara sus finanzas: un debate público no es un favor a la oposición, es un servicio para el pueblo.

El influyente presentador de un programa de televisión, Cliff Hughes, agregó:

#HoldTheDebates is an imperative. Our young n fledgling democracy must be nurtured n enriched. The PNP is wrong not to debate.

— Cliff Hughes (@cliffnationwide) February 13, 2016

Mantener los debates es imperativo. Nuestra joven y novata democracia se debe apoyar y enriquecer. El PNP está equivocado en no debatir.

‘Como jugar un juego de niños’

Cuando la conversación en Twitter se encendió, el programa de liderazgo estudiantil de la UWI llevó a cabo un chat en Twitter con la etiqueta #HoldTheDebate [mantener el debate].

CbDU6emVIAAxpNF.jpg-large-2

Los blogueros locales tambien expresaron su opinión. El blog satírico The Ungrateful Soup, observó la situación cómicamente y se refirió al rol que anteriores comentarios de la primera ministra sobre la guía que lo religioso tiene en su toma de decisiones:

Explaining that she, like the rest of us, would love to get the national debates underway, Prime Minister Portia Simpson-Miller has revealed that God, ‘who continues to procrastinate’, has yet to touch her with the answers she will be required to provide so that those debates can actually happen.

‘He hasn’t even given me the questions yet,’ said the frustrated Prime Minister, apologizing to the country on behalf of her Lord, Saviour, Economics Advisor and Political Strategist for His tardiness once again. ‘A national debate is a critical facet of our democratic system. You hear that God? A critical facet!’

Explicando que, como el resto de nosotros, a ella le encantaría ver los debates nacionales en curso, la primera ministra Portia Simpson-Miller ha revealado que Dios, ‘que sigue dejando las cosas para último minuto’, todavía debe tocarla con las respuestas que ella deberá brindar para que esos debates se lleven a cabo.

‘Todavía no me ha dado las preguntas’, dijo la frustrada primera ministra, disculpándose con el país en nombre de su Dios, Salvador, Asesor Económico y Estratega Político por Su tardanza otra vez. ‘Un debate nacional es una faceta crítica de nuestro sistema democrático. ¿Escuchas eso, Dios? ¡Una faceta crítica!’

El joven bloguero Jay Brown, un “jamaiquino común y corriente que simplemente busca maneras de volver a hacernos la Joya del Caribe”, cuestionó el valor de los debates políticos para cualquier partido, que haría mejor en participar en actividades de base antes que buscar persuadir a la gente en medios sociales:

Why therefore would the PNP who are only marginally ahead want to engage in a debate on national television that is hardly likely to generate any additional potential voters regardless of the outcome.

A better strategy for the PNP is therefore to go after the grass root folks, the ray ray politics folks, those who care not about fiscal deficit, debt/gdp ratio, or surplus. These people want to see their leader running and jumping and prancing on stage with music blaring, cussing out the opposition while lighting up a big head while gulping down a Guinness.

The people who choose to exercise their votes on election day are those who are inclined to attend mass meetings and not those who listen to debates from the comfort of their living rooms.

I can guarantee you that 90% of those who live on social media are not even on the voters list and even if they are there, they will NOT vote, so why waste time talking to those folks.

The JLP has better use the next few days to get on the road and try to appeal to those who are the ‘real’ voters because on the day of the election, its not what happens on Twitter or periscope or facebook that counts, its how many X’s are beside the bell and are in the ballot boxes.

Por tanto, por qué el PNP que está apenas ligeramente por encima quiere participar en un debate en televisión nacional que es improbable que genere posibles votantes adicionales, sin importar el resultado.

Por lo tanto, una estrategia mejor para el PNP es ir a la gente de base, la gente politica de a pie, los que no se preocupan por el déficit fiscal, tasa de deuda y PIB o del sobrante. Estas personas quieren ver a su líder corriendo y brincando en el escenario con música retumbando, insultando a la oposición mientras enciende una cabeza gigante y bebe una [cerveza] Guinness.

Las personas que eligen ejecer su voto en el día de las elecciones son los que se inclinan a asistir a reunones masivas y no los que escuchan debates desde la comodidad de sus salas de estar.

Puedo asegurarles que el 90% de los que viven en medios sociales ni siquiera están en los registros de votantes, y si lo están, NO votarán, así que por qué perder tiempo hablando con esa gente.

Que el JLP use mejor los días que quedan en el camino y que traten de atraer a los que son los votantes ‘reales’ porque en el día de las elecciones no es lo que pasa en Twitter o Periscope o Facebook lo que cuenta, es cuántas X están al lado de la campana y en las urnas de votación.

Dennis G. Jones, economista retirado y bloguero frecuente, vio la necesidad de un debate, y concluyó que los debates tienen valor, sobre todo para el votante indeciso, como él:

You see, people like me want to politicians contend in public against each other, and the leaders, especially. I felt it was like a child’s game being played when I read the statement where, no matter what you said, there was a reason to not do something…It’s so like the child who wants to play outside and not do homework.

Verán, la gente como yo quiere que los políticos compitan en público entre ellos, y los líderes, sobre todo. Me sentía como si fuera un juego de niños cuando leo una declaración donde, no importa lo que dijiste, hay una razón para no hacer nada… Es como el niño que quiere jugar afuera y no hacer su tarea.

Por su parte, el grupo local de derechos LGBT J-FLAG lanzó una petición en línea instando a los políticos a que atiendan los derechos humanos:

Lee nuestro llamado a la acción completo en https://t.co/u2pgcY6B0R…
¡Somos el cambio que buscamos!

El debate sobre los debates

En medio de demandas y acusaciones contradictorias volando entre los dos partidos políticos, las organizaciones de la sociedad civil estaban ansiosas por temas claves a ser abordados por los políticos que disputan un cargo. El asunto del debate nacional ha llevado a una mayor discusión sobre transparencia y responsabilidad en el gobierno.

Una encuenta informal en Twitter realizada por el asesor anticorrupción Greg Christie hizo la siguiente pregunta: ¿quién, en el Parlamento de Jamaica, debería tomar la delantera de revelar públicamente sus bienes, ingresos y responsabilidades? El 93 % de los 220 usuarios de Twitter que votaron dijeron que la entonces primera ministra debería ser la primera. Según la Ley (de Ética) de los Parlamentarios, los legisladores están obligados a declarar sus bienes y responsabilidades a una comisión de ética, pero los informes de la comisión no han sido presentados en el Parlamento desde 2009.

Como la Comisión de Debates de Jamaica, que administró los debates televisados en tres elecciones anteriores, no puede llevar a cabo un debate “con silla vacía” con la participación de un solo partido, esta foto tuiteada por el líder opositor Andrew Holness (de verde) demostró no tener sentido, aunque es divertida:

Debate con silla vacía. ¿Dpónde está (la primera ministra) Portia (Simpson-Miller)?

Cuando la discusión se intensificó, el destacado empresario Yaneek Page observó en Twitter:

Ese barro que cae, referido a quién tiene qué, dónde y cómo. Olvídense de “mentes sucias”. Los verdaderos problemas son corrupción, gobierno, deuda, enriquecimiento ilícito.

Algunos comentaristas parecían resignados a la situación actual. La presentadora de radio Emily Shields tuiteó:

Actual situación de Jamaica – Adiós, problemas. Hola, demandas.

Damion Crawford, otro joven político del PNP, tuiteó con humor –pero con un toque de frustración– sobre el punto muerto:

El problema de Jamaica es que hacemos que los perros coman paja y los caballos coman huesos.

Las novedades llegaban cada horas, con los medios sociales avivando el “debate sobre los debates”. La etiqueta #HoldTheDebates siguió vigente, aun cuando a la Comisión de Debates de Jamaica se le acababan las opciones y le quedaba poco tiempo.

Al final, Holness, líder del JLP, se negó a pedir disculpas a Peter Phillips, administrador de la campaña del PNP, que se negó a retractarse de sus demandas, aunque cabía la posibilidad de realizar dos debates –pero no entre los dos líderes. Por su parte, los abogados de ambos lados estaban muy ocupados.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.