¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los medios independientes de Burundi no dejarán de funcionar sin dar la pelea

The Press House in Bujumbura. Photo by Flickr user DW Akademie - Africa. CC BY-NC 2.0

Press House en Bujumbura, desde donde se bloqueó el acceso a radios independientes. Foto en Flickr del usuario DW Akademie – Africa. CC BY-NC 2.0.

Los periodistas en Burundi, donde una creciente crisis ha puesto en peligro la libertad de expresión, han perseverado, sobre todo en línea, evitando que la situación pase silenciosamente.

No obstante, la inseguridad exige creatividad y prudencia. Los canales en línea han adquirido una nueva importancia, usando transmisiones de radio y medios sociales para informar a los ciudadanos, Estos medios de comunicación ponen en duda historias publicadas por medios oficiales o afines al partido de gobierno CNDD-FDD, que con frecuencia ignoran testimonios contrarios a la historia aprobada por el gobierno.

Emisoras independientes han sido bloqueadas y atacadas en el año desde que el presidente Pierre Nkurunziza postuló y ganó un tercer periodo, lo que provocó protestas y posterior insurgencia armada. Por su parte, al gobierno –con su ala juvenil ‘Imbonerakure’, policía y servicios de inteligencia– se le acusa de amplios abusos de derechos humanos, incluida tortura, arrestos arbitrarios y matanzas. Cientos han muerto desde que empezó la inestabilidad, y más de 200,000 se han convertido en refugiados, según Naciones Unidas.

Las principales radios independientes dedicadas a noticias –Bonesha, Radio Publique Africaine (RPA), Isanganiro, y RadioTélévision Renaissance– no han podido transmitir pues sus oficinas fueron atacadas durante un golpe fallido en mayo de 2015, y posteriormente se les impididió hacer investigación.

Rema, afín al gobierno, también fue atacada, reduciendo el alguna vez activo entorno de medios de Burundi a la emisora controlada por el gobierno, Radio-Télévision Nationale du Burundi (RTNB).

Las radios recurren a la web

Las radios independientes siguen sin poder transmitir, pero Bonesha, Isanganiro y RPA han seguido actualizando sus sitios web. La última publicación de Bonesha en YouTube y la última transmisión de noticias fueron el 12 de mayo del 2015, justo antes del golpe.

Aunque la emisora independiente Radio Télévision Renaissance ha seguido actualizando su página en YouTube, su sitio web fue suspendido, luego quedó accesible con su más reciente video sobre el mensaje de golpe de los rebeldes y volvió a quedar inaccesible.

Otros periodistas empezaron a transmitir en la radio ruandesa, apuntando a burundeses en la vecina Ruanda y el norte y oeste de Burundi. La emisión de Bonesha en idioma kirundi en la estación ruandesa de radio Isango Star en junio de 2015 llegó a seis provincias. RPA también emitió su programa “Humura Burundi” desde el sur de Kivu en la República Democrática del Congo, y llegó al oeste de Burundi y audiencias en línea, aunque sufrió una incursión arbitraria en octubre por parte de autoridades del presidente burundés Nkurunziza, simpatizante de las autoridades de la República Democrática del Congo.

Un grupo de exiliados creó Inzamba, emisión de noticias en línea en francés y kirundi, que según se informa, enfrenta ataques cibernéticos y un sitio web falso con el fin de difundir disinformación. Un servicio de llamadas a través de un número telefónico de Estados Unidos que figura en línea, ha permitido a los burundeses en el extranjero escuchar Bonesha.

Iwacu y SOS Médias Burundi

Iwacu, importante periódico en línea, es el último medio independiente burundés que funciona “oficialmente”, sobre todo en internet y en medios impresos antes que en radio. Aunque el sitio ha enfrentado presión de las autoridades.

En agosto, el consejero presidencial en comunicaciones, Willy Nyamitwe, indicó que los medios de los que se sospecha “apoyan a los rebeldes” seguirían cerrados. Poco después, acusó a Iwacu de mentir, e incitó amenazas hostiles de partidarios en línea del gobierno.

¿Deben “quemar las oficinas de Iwacu”? Respuesta del grupo de prensa Iwacu a Willy Nyamitwe.

¿Por qué acosan a los únicos medios independientes que nos quedan? ¿Mentiras? Pero ¿¿¿dónde???

A pesar de la hostilidad de los funcionarios y de las amenazas en línea, la audiencia de Iwacu aumentó y ha buscado nuevo financiamiento. La filial WazaOnline de Radio Netherlands Worldwide y el blog de Yaga también iniciaron el blog ‘WazaVote’, en asociación con Iwacu, para ciudadanos burundeses.

En mayo, algunos periodistas que quedaban y que no habían saildo al exilio crearon SOS Médias Burundi usando Facebook, Twitter y SoundCloud, y rápidamente ganaron miles de seguidores. Conscientes del limitado acceso a internet, también se dirigen a una ansiosa audiencia en el extranjero y a audiencias internacionales, y su sitio web apela a la solidaridad internacional. Privados de estudios y seguridad, han seguido informando “subterráneamente” con smartphones y medios sociales.

INFORMACIÓN – Se escucharon disparos en los barrios de Jabe y Nyakabiga (habitantes)

En ese mismo mes, se informó que WhatsApp y Viber estaban bloqueados por las principales empresas de telecomunicaciones.
Más de 100 periodistas dejaron el país en diciembre, arriesgándose en peligrosas rutas de escape.

Escapando de la violencia cíclica

Los remuneraciones más bajas y los precarios exilios de los periodistas han amenazado la capacidad de las radios de volver a abrir algún día, y también el futuro de los medios burundeses. El discurso del gobierno a menudo mezcla rebeldes y pistoleros no identificados con periodistas y activistas de derechos como una única ‘oposición’ para justificar la restricción hasta de las críticas pacíficas, desde llamar a Interpol por los políticos a ‘castigar’ a los manifestantes.

El enfoque militarista del gobierno busca controlar o reprimir a los medios críticos y a la oposición, los considera amenazas existenciales en vez de socios democráticos. La represión incita la rebelión, aunque una ‘legitimiza’ a la otra, y causa violencia cíclica divisiva y reduce el espacio político.

Este reportaje ‘subterráneo’ ayuda a desafiar la impunidad por abusos de derechos e informar a los ciudadanos dentro y fuera de Burundi. En medio de incursiones policiales y granadas de los insurgentes, los medios confiables pueden apoyar derechos civiles y mayor diálogo, necesario para evitar tener a los burundeses indefinidamente atrapados entre la militarización autoritaria y la insurgencia.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.